null: nullpx
Voto Hispano

Zapata, un condado hispano de Texas tradicionalmente demócrata pero que esta vez votó por Trump

Por casi 100 años, el voto de los electores de este condado ha sido para los candidatos presidenciales demócratas. Una declaración de Biden tiñó de rojo esta zona cuya economía depende de la industria del gas y el petróleo.
9 Nov 2020 – 04:51 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Por casi 100 años, el condado Zapata, al sur de Texas, se había pintado de azul en todas las elecciones. Su juez, Joe Rathmell, asegura que el Partido Republicano ni siquiera se preocupa por tener presencia en ese espacio, porque saben que es un bastión demócrata. Pero en 2020 el voto cambió: sus electores se inclinaron por Donald Trump, básicamente movidos por el miedo a perder sus empleos.

Zapata es un condado rural en el que viven unos 15,000 habitantes, 95% de ellos son hispanos. Poco más de la mitad están registrados como electores. Es una zona conservadora, que vive sobre todo de la actividad petrolera y del gas. Esas industrias sostienen a la mayoría de los hogares.

Por eso cuando el entonces candidato demócrata, Joe Biden, le respondió a Trump en el segundo debate que "la industria petrolera tiene que ser reemplazada por energías renovables con el tiempo", perdió el voto de los residentes de Zapata. "¿Recordarán eso en Texas?", preguntó el republicano.

Y sí, los texanos de Zapata se fueron a las urnas con esa idea en la cabeza. De los casi 4,000 electores que decidieron en este condado —donde hay 7,587 votantes registrados— más de la mitad le dio su voto a Trump.

"La gente cambió de opinión" cuando escuchó a Biden, cuenta a Univision Noticias el juez Rathmell, al explicar que más de 50% de los habitantes se beneficia —directa o indirectamente— de la actividad petrolera y del gas. "En un condado pequeño como Zapata, conseguir empleos bien pagados es difícil y esa industria paga buenos salarios. La gente votó porque no quería perder sus trabajos".

En la calle o a su oficina, narra el juez —mitad mexicano, mitad estadounidense—, llegaban demócratas nervioso para debatir sobre el tema. "A la gente le preocupaba que no hay empleos, que los únicos eran los petroleros y que si los perdemos se acabaría con el condado. Decían que no podíamos dejar que pasara eso. Esa era la principal preocupación". Así que la decisión se tomó individualmente, sin que siquiera el Partido Republicano tuviera que intervenir o hacer mitines para recordar aquella declaración.

El comisionado del precinto 3 de Zapata, Eddie Martínez, coincide con el relato del juez Rathmell. "Biden se equivocó. Muchos quedaron nerviosos por la economía", dice. Y así, explica, temas fundamentales de la campaña y que habían puesto a Trump contra las cuerdas en el resto de Estados Unidos quedaron en un segundo plano para los habitantes de este condado.

Cargando Video...
Los peligros secretos del Fracking

El muro y el coronavirus

Desde 2016, mucho se ha hablado de que la presencia hispana en Texas podría en algunos años cambiar las tendencias de un estado tradicionalmente republicano hacia los demócratas. En 2020, Trump volvió a ganar en este espacio con 52.2% del voto popular frente al 46.4% de Biden. Este año, ambos partidos sumaron más voluntades: Trump ganó con 1,183,801 votos más que en 2016 y Biden obtuvo 1,350,130 más que Hillary Clinton en las elecciones pasadas.

Pero en los condados que se encuentran en la frontera de Texas con México, Biden ganó por un margen más pequeño que el que alcanzó Clinton en 2016. Lo mismo pasó en la zona del Valle del Río Grande.

El representante demócrata por Texas Filemon Vela dijo al Texas Tribune que la campaña demócrata puso poco esfuerzo en estas zonas. "Las visitas son buenas, pero sin una estrategia de medios y de base no puedes convencer a los votantes. Cuando das a los votantes por sentado, como han hecho los demócratas durante 40 años en el sur de Texas, estas son las consecuencias".

Para el comisionado Eddie Martínez, faltó que Biden y su partido explicaran con más detalle sus planes para hacer esa transición energética en la que insistieron y que no se logra de la noche a la mañana. Con eso, temas como el verbo violento del presidente, el coronavirus —en aumento en este condado— o el muro que quiere construir en esta zona, hubieran guiado el voto hacia los demócratas.

El juez Rathmell coincide. Este espacio de inmigrantes, asegura, tiene clara su oposición a Trump: "El verbo del presidente nos ofende mucho. Es uno de los temas del condado en la pelea contra el gobierno, porque ha hablado en contra de los hispanos", dice. A eso se suman dos disputas que llevan en cortes para evitar la construcción, casi imposible, de un muro en un condado cubierto de agua casi en la mitad de su frontera con México. Por allí pasa una represa, la Falcon.

Cuando los demócratas de Zapata vieron amenazados sus empleos decidieron por lo que consideraban seguro: votaron por Trump. Sin embargo, en todo lo demás mantuvieron su tradición demócrata.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés