null: nullpx
Coronavirus

¿Y qué pasa si hay que suspender las primarias demócratas por la crisis del coronavirus?

El Partido Demócrata sigue adelante con las primarias y no ha dicho nada sobre cambios a su convención programada para julio, pero es posible que la pandemia le haga tomar medidas extremas para cumplir con las regulaciones sanitarias.
22 Mar 2020 – 09:38 AM EDT

Debido a la pandemia del coronavirus en las últimas semanas siete estados han aplazado sus primarias demócratas para cumplir con recomendaciones de las autoridades sanitarias que piden controlar los movimientos de personas en un intento por controlar la expansión del virus.

Connecticut se convirtió el jueves en el último estado en posponer sus elecciones, una decisión que ya tomaron antes Ohio, Georgia, Kentucky, Louisiana, Puerto Rico y Maryland.

Todavía quedan 25 estados por votar, junto con el Distrito de Columbia y las Islas Vírgenes, pero a medida que se extienden los controles de movimiento de personas y se cierran actividades en lugares que están más afectados por la pandemia, se pone en duda que el proceso de votación pueda cumplirse de la manera como está previsto.

Por eso, algunos se preguntan si las elecciones pueden ser aplazadas o canceladas. Y si este último fuera el caso, ¿qué efecto puede tener llegada la Convención Nacional en julio en la nominación formal del candidato presidencial del Partido Demócrata que se enfrentará al presidente Donald Trump en noviembre?

Algunos, incluyendo funcionarios demócratas, piden que se posterguen los comicios debido a las recomendaciones de distanciamiento social dadas por las autoridades federales, de evitar participar en reuniones de más de 10 personas y de guardar al menos seis pies de distancia de otras personas.

Los estados que todavía deben organizar sus comicios tienen hasta el 9 de junio para concretarlos, conforme a las regulaciones del Comité Nacional Demócrata (DNC).

Elecciones por otros medios

El DNC no apoya los aplazamientos de las primarias ni de la convención programada para julio. Por el contrario, está siguiendo adelante con las elecciones, pero recomienda tomar medidas adicionales de sanidad, ampliar las horas de atención en los centros de votación y fomentar el voto por correo.

Pero el COVID-19 podría alterar todos los planes del DNC, dijo a Univision Noticias Raúl Hinojosa, profesor de Estudios Chicanos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

"No me sorprendería si nos encontramos en una situación en la que prácticamente se paran todas las actividades, incluyendo el resto de las primarias hasta al menos el verano", dijo Hinojosa. "Uno puede hablar todo lo que quiera pero lo que está claro es que estamos en la primera fase de comprender que tan severo es este problema"


El DNC no contestó un mensaje que Univision le envió en busca de comentarios. Las campañas de Biden y Sanders tampoco respondieron a mensajes que se les envió.

“El hecho de que algunas de estas primarias tuvieron que ser postergadas no le restan legitimidad a estas nominaciones. No veo nada que me lleve a creer que la democracia está siendo quebrantada. Está siendo puesta a prueba, pero no está siendo quebrantada”, dijo en el podcast Free & Fair el profesor de leyes de la Universidad Estatal de Ohio, Ned Foley, quien también apoya continuar con las primarias.

Si las primarias siguen su curso, e incluso, si muchas de ellas no pueden concretarse, la siguiente interrogante es qué pasará con la Convención Nacional Demócrata, a realizarse en Milwaukee en julio.

¿Cómo votarán los delegados? Las regulaciones del DNC indican que los delegados deben asistir en persona a la convención para votar. ¿Pero cómo se realizará esto ahora a la vez que se aplican las recomendaciones de distanciamiento social? Esta y otras preguntas están en el aire debido a la pandemia.


Barney Frank, copresidente del Comité de Regulaciones de la Convención Demócrata, dijo el viernes a la radio WBUR, de Boston, Massachusetts, es posible que la reunión no se realice "si para entonces existe un significativo riesgo de salud" y restó importancia al evento diciendo que aunque es algo importante, "no ha decidido al nominado desde 1960, cuando John F. Kennedy ganó una contienda disputada".

"La convención en este momento es más una gran reunión social, un importante centro de comunicación política", dijo Frank, quien es un excongresista de Massachusetts..

"Si hubiera una contienda reñida … esto sería un problema serio pero en este momento la convención probablemente será una ratificación de la decisión ya tomada por los votantes", agregó el funcionario demócrata resaltando que el exvicepresidente Joe Biden aventaja a su rival, el senador Bernie Sanders, en el conteo de delegados.

Para la mañana del domingo 22 de marzo Biden contaba con 1,195 delegados, en comparación a los 892 de Sanders en el conteo de Univision Noticias. Para lograr la nominación del Partido Demócrata, un candidato necesita obtener 1,991 delegados, la mitad más uno de los 3,979 delegados en juego.


Hasta ahora, el DNC no ha indicado si hará cambios al desarrollo de la convención pero ha dicho que está monitoreando la situación con ayuda de expertos.

Hinojosa y otras personas indican que en caso de que la convención no se llevara a cabo normalmente como antes, reuniendo a miles de personas, podría organizarse de manera virtual.

"No sería raro que los demócratas cambiaran radicalmente las regulaciones del proceso de la convención debido a las preocupaciones de salud. Ellos pueden tener una convención donde los delegados no tienen que estar en el mismo cuarto. Hipoteticamente pueden organizar una convención virtual donde los delegados votan electrónicamente", agregó Hinojosa.

¿Y las elecciones de noviembre?

Por el lado republicano, meses antes Nueva York, Nevada, Carolina del Sur, Kansas y Arizona tomaron la polémica decisión de cancelar sus primarias para facilitar la nominación de Trump, quien no tuvo contrincante de peso en el proceso interno. La Convención Republicana es en agosto en Carolina del Norte.

Una vez que se nominen a los candidatos de cada partido, de continuar la regulaciones por el coronavirus, las interrogantes pasan a la elección general de noviembre.

El Congreso podría aplazar la elección en caso de una emergencia extraordinaria pero no por mucho tiempo. Sin embargo, esta sería una tarea muy difícil debido a las leyes y regulaciones federales que habría que modificar y que rigen los procesos.

“Regulaciones federales establecen la fecha de la elección federal, leyes federales establecen la fecha en la que los electores presidenciales deben de emitir sus votos electorales, la Constitución requiere que esa fecha sea la misma para todos los electores en todo el país, y el período de la presidencia – pase lo que pase – … termina el 20 de enero”, explicó Michael Morley, profesor de leyes de la Universidad Estatal de Florida, en el podcast Free & Fair.

Si para entonces no se ha escogido a un presidente, la presidencia quedaría vacante y conforme a leyes de sucesión el presidente de la Cámara de Representantes asumirá la presidencia hasta que se restaure el orden, agregó Morley, experto en leyes constitucionales.

Sin embargo, catedráticos de derecho han resaltado que Estados Unidos ha realizado elecciones durante la Guerra Civil en 1864 y la Segunda Guerra Mundial en 1944 y que confían en que las elecciones de noviembre se lleven a cabo pese a la situación sin precedentes que presenta el coronavirus.


Unas primarias bajo el temor al coronavirus: así fue la jornada en Florida, Illinois y Arizona

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.