null: nullpx
Elecciones 2018

Un exgobernador demócrata y una republicana pro Trump pelearán en septiembre por un asiento en el Senado por Tennessee

Las primarias de este jueves en ese estado también definieron los candidatos a gobernador: el exalcalde de Nashville, Karl Dean, por el lado demócrata y el empresario Bill Lee, que venció a Diane Black, la preferida del vicepresidente Mike Pence.
3 Ago 2018 – 6:07 AM EDT

Un demócrata moderado con un récord de victorias en Tennessee se enfrentará a una conservadora en noviembre, en una contienda por un escaño en el Senado que perfile desde ya como muy competitiva en un estado de inclinación republicana.

El exgobernador demócrata Phil Bredesen y la republicana Marsha Blackburn ganaron sus respectivas primarias, según proyectan CNN y la AP. Sus victorias eran ampliamente esperadas.

La elección de este puesto senatorial en Tennessee en las elecciones de medio término podrían determinar las posibilidades de los demócratas de derrocar a la mayoría republicana del Senado (51-49).

Las encuestas han indicado una contienda reñida para reemplazar al senador republicano en retiro Bob Corker. El atractivo multipartidista de Bredesen y la caída de la popularidad del presidente Donald Trump en el estado han hecho que la carrera sea competitiva.

Si Blackburn gana en el otoño, sería la primera mujer de Tennessee en servir en el Senado de Estados Unidos.

La candidata republicana ha apoyado la agenda de Trump, incluyendo su campaña por el muro fronterizo y la postulación del juez conservador Brett Kavanaugh a la Corte Suprema, aunque ha mostrado su preocupación por los aranceles a China por el impacto que podría causar al empleo y la economía del estado .

Bredesen, que sigue siendo popular en un estado que se decantó por Trump en 2016, promete trabajar más allá de las líneas partidarias, diciendo que apoyará las políticas que sean buenas para el estado, y oponiéndose cuando no lo sean.

El candidato demócrata ha criticado fuertemente la política comercial proteccionista impulsada por el presidente, que amenaza con afectar $1,400 millones de exportaciones de productos manufacturados en el estado y 850,000 puestos de trabajo.


Perdió la candidata de Pence

También las primarias de este jueves arrojaron quiénes serán los candidatos de cada partido para ser el próximo gobernador del Estado.

De acuerdo con la proyección de CNN, el hombre de negocios Bill Lee se impuso a sus otros dos competidores dentro del partido republicano: la representante Diane Black, apoyada por el vicepresidente Mike Pence y quien empezó la campaña como favorita, y el empresario Randy Boyd.

En su discurso de victoria frente a sus seguidores, Lee se autoproclamó como el único 'outsider' de la política y enfatizó su fe cristiana. "Soy alguien que no es un político, pero tengo la visión de que Tennessee lidere la nación", dijo.

Trump, a pesar de su afán por empujar a sus candidatos en las primarias republicanas en todo el país, se mantuvo al margen de la contienda por la gobernación de Tennessee.

En mayo, el presidente visitó el estado para endosar la candidatura de Blackburn, pero apenas mencionó al candidato republicano a la gobernación. "Está en una gran carrera", dijo Trump. "Buena suerte, Diane".

Según un recuento de The Tennessean, se han gastado $46 millones en las primarias para gobernador republicano, con Boyd invirtió $19 millones de su propio dinero y Black aportó $12 millones de su propia fortuna.

Por el lado demócrata, el exalcalde de Nashville, Karl Dean, ganó las primarias al líder de la minoría en la Cámara de Representantes del estado, Craig Fitzhugh. después de gastar $4.4 millones en la campaña frente a 984,800 dólares de su adversario.

Dean se promocionó como un líder que puede derribar las barreras partidistas y hacer que el gobierno trabaje durante tiempos políticos de fuerte división. El jueves les dijo a sus partidarios que tenía la intención de correr una carrera positiva enfocada en empleos, atención médica asequible y buena educación.

Ningún demócrata ha ganado en ese estado desde que Bredesen fue reelegido gobernador en 2006, cuando ganó los 95 condados. La sequía ha sido aún más larga en el Senado, con el último vencedor demócrata, el exvicepresidente Al Gore, en 1990.

Esta fábrica en China produce miles de banderas 'Trump 2020' antes de que empiece la guerra comercial

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés