null: nullpx
Elecciones 2018

Ted Cruz resiste la ofensiva demócrata y su triunfo es clave para que los republicanos mantengan el control del Senado

El republicano logró ganar la reelección en una de las carreras más reñidas frente al demócrata Beto O'Rourke.
7 Nov 2018 – 12:33 AM EST

En una elección que mantuvo a Texas y Estados Unidos expectante la noche del martes, el senador republicano Ted Cruz logró mantener su escaño en la Cámara Alta tras una de las campañas más reñidas pero también más atractivas de la última década en ese estado del sur del país en contra del demócrata Beto O'Rourke.

Aunque Texas es un bastión republicano la campaña de Cruz debió acudir a todos los recursos disponibles para poder ganar.

"Texas se unió en torno a una agenda común para darle seguridad a la frontera, bajar los impuestos y crear trabajos (...) Vimos una campaña sin precedentes de más de 100 millones de dólares, pero no fue suficiente para derrotarnos", dijo el senador reelecto en su discurso de victoria.

En 2012 Cruz ganó el estado con 16 puntos de ventaja, llegando a un 56.4%. Pero esta vez las expectativas eran un margen de victoria muy estrecho y fue lo que sucedió. Cruz se impuso por apenas tres puntos de diferencia.

"Estaba en línea con lo que esperábamos, se convirtió en una contienda sorpresivamente competitiva. Esto transforma al estado en un lugar atractivo para los candidatos, donde se debe invertir dinero", explicó a Univisión Noticias Joshua Blank, director de encuestas para Texas Politics Project, un grupo enfocado en investigación sobre opinión pública en política.


Cruz versus O'Rourke

El demócrata progresista Beto O'Rourke partió en un principio con pocos recursos en contra del reconocido republicano, quien representa al estado desde 2013. Parecía una batalla fácil y ganada para los conservadores.

Ambos son las dos caras de la moneda para un área que se ha especulado por décadas se convertirá en un estado péndulo cuando el voto hispano despierte e iguale el terreno entre demócratas y republicanos.


Cruz, nacido en Canadá e hijo de cubanos, no se identifica con los hispanos, como tampoco con su agenda. El senador es una de las voces más fuertes en contra de la inmigración indocumentada en el Congreso.

O’Rourke en el otro extremo, un demócrata nacido y criado en El Paso, Texas, ha gastado varios meses aprendiendo español y se identifica con las propuestas más liberales del Partido Demócrata.

Las encuestas los mostraban cabeza a cabeza en la recta final de la campaña. Eso motivó a que el Partido Republicano invirtiera recursos y personal en Texas, desviándose de otras contiendas competitivas.

El truco que llevó a O’Rourke de ser un legislador del distrito 16 de Texas desconocido para la mayoría y con un perfil relativamente bajo en el Congreso a uno de los candidatos más populares en esta elección fue su campaña.

Su juventud y su presencia en los medios digitales y sociales maximizó su impacto entre los votantes, lo que antes de la elección se tradujo en grandes cantidades de dinero.

O’Rourke logró reunir $61.8 millones durante su campaña. Casi el doble que Cruz con $35.1 millones. Esto a pesar de que no aceptó dinero de Comités de Acción Política.


"Quiero felicitar a Beto O'Rourke. Trabajó sin descanso en esta campaña. Millones a lo largo de este estado fueron inspirados por su campaña. A todos ellos les digo.... yo soy su senador y mi responsabilidad es representar a todos los texanos", dijo Cruz en su discurso al hablar del candidato demócrata.

Al finalizar octubre Cruz incluso recibió un empujón del mismo Donald Trump, quien viajó especialmente a Texas para llevar la campaña a recta final y fortalecer el apoyo de la base republicana.

La imagen de Cruz a nivel local se desgastó luego de su fallida campaña presidencial en 2016 y de su enfrentamiento con el magnate en la primaria republicana.

Pero ahora Trump pasó de llamarlo “Mentiroso Ted” a “Hermoso Ted”.

Elección del año 2020

El impulso de Trump lo ayudó, pero no fue suficiente para obtener una ventaja contundente que permitiera a los republicanos seguir clamando a Texas como un terreno seguro pensando en la elección de 2020.

"El nivel de participación en el voto anticipado que hubo en esta elección se asemeja a una elección presidencial, así que 2020 puede sorprendernos. Los números mantienen la ventaja de demócratas en centros urbanos, pero también muestran lo republicano que es el resto del estado", comentó Blank.

Cuando Cruz presentó a Trump en su evento de campaña le agradeció el apoyo al presidente y estaba esperando hacer campaña por él en 2020. La carrera presidencial sin duda comienza ahora y es el momento en que Cruz tendrá que pagar una de las deudas más grandes de su carrera.


En fotos: Así votaron algunos candidatos claves para sus partidos en las elecciones de mitad de periodo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Elecciones 2018Política
Publicidad