null: nullpx
Elecciones 2018

Por qué si hay tantos hispanos en Texas, no hay una representación proporcional en el Congreso

Es el estado con la segunda concentración más grande de hispanos en Estados Unidos, pero sus números no se traducen en fuerza electoral y representación legislativa.
29 Oct 2018 – 2:26 PM EDT

Aunque los hispanos en Texas representan un importante sector de su población, no lo son en representación en el Congreso. Problemas como la poca participación en las urnas, identificación con partidos políticos y falta de confianza en los candidatos latinos son parte del problema.

En términos de números, los hispanos cuentan con una ventaja significativa. 11.1 millones de residentes en Texas, equivalentes a 39.2% del total de población en el estado. Pero una mirada a la delegación en la Cámara de Representantes muestra que sólo 5 entre 36 congresistas que representan a Texas son hispanos, es decir un 13.8%.

A nivel de congreso estatal, en el senado solo seis de 31 senadores son latinos (19.3%) y en la Cámara Baja la cifra llega a 31 de 150 (20%).

Las elecciones de mitad de periodo prometen un leve avance, ya que probablemente habrá dos legisladoras latinas nuevas: Verónica Escobar y Sylvia García.


Pero para que el cambio sea sustantivo, se necesita más que candidatos específicos.

Muchos latinos, pocos votos

Carlos Duarte, director de Texas para Mi Familia Vota, una organización sin fines de lucro enfocada en impulsar el voto hispano, explicó que el problema de representación en Texas es “un círculo vicioso”.

“Por un lado tienes a la gente que no sale a votar y una de las razones es porque no ven candidatos parecidos a ellos. Pero por otra parte, tienes personas que serían buenos candidatos pero que piensan... 'para qué voy a correr si los latinos no van a votar por mi'. Entonces nada cambia”, comentó a Univisión Noticias.

En la elección presidencial de 2016 votaron 1,938,000 hispanos en Texas. Este año hay 4.8 millones elegibles para votar.


Otro problema es la inversión que hacen demócratas y republicanos en llegar efectivamente a los electores latinos. Una encuesta publicada por Latino Decisions y la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos (NALEO) mostró que la mayoría de los hispanos en el estado no han sido contactados por ninguno de los partidos, a menos de un mes de la elección de noviembre.

El sondeo incluyó 384 hispanos registrados para votar en Texas, quienes fueron contactados entre el 28 de agosto y el 15 de octubre de este año.

“Como la historia nos ha mostrado en repetidas oportunidades, no es suficiente contar con el entusiasmo o enojo para llevar a los hispanos a las urnas. Nuestros partidos políticos y candidatos necesitan invertir en esfuerzos de alcance significativos para llegar a los votantes latinos y darles una razón clara de por qué deben presentarse a las urnas el día de la elección”, dijo Arturo Vargas, director ejecutivo del fondo educacional de NALEO.

Un 58% de los encuestados dijo que no había sido contactado por un candidato o partido político. Entre quienes tienen más de 50 años la cifra llegó a 71%, mientras para quienes nacieron en el exterior el índice alcanzó a 63%.

Entre los principales resultados del estudio se destacó que más del 70% de los votantes hispanos en el estado dijeron que estaban seguros que iban a participar. Un 62% dijo que era más importante hacerlo ahora que en 2016.


Latinos, demócratas y republicanos

Según Brandon Rottinghaus, profesor y analista político de la Universidad de Houston, aunque la participación de los votantes hispanos es la raíz del problema general, también recalcó que los partidos no hacen un esfuerzo decisivo para reclutar a candidatos latinos y apoyarlos.

“Los demócratas no han respaldado lo suficiente a este grupo, sobre todo a nivel de escaños con amplia representación. Los republicanos no han hecho un esfuerzo sustantivo reclutando candidatos latinos. No son percibidos por la comunidad como representativos de ella”, explicó a Univisión Noticias.


Otro problema según Duarte es que hay muy pocos donantes que estén dispuestos a invertir en candidatos hispanos; un problema ligado justamente al apoyo que les dan los partidos en sus redes internas.

Por otro lado, Duarte dijo que también hay factores culturales que inciden en el contacto y participación que tienen los latinos en Estados Unidos. “La comunidad no es tan activa llamando a sus representantes o exigiendo sus derechos como otras comunidades en el país”.

“También hay un problema de identificación con los partidos. El tema del aborto es un área que pesa mucho entre los hispanos, que tienden a ser conservadores. Pero en esta elección he escuchado mucha gente que dice que dejará de ser republicana, por los ataques que ha recibido del actual gobierno”, agregó.

Organizaciones como la Bancada Legislativa Mexico Americana (MALC) han insistido en que además de las barreras históricas existentes, las diversas leyes para la identificación de votantes que se han aprobado en el congreso estatal y la redistribución de los distritos electorales, limitan y desincentivan aún más el voto de los hispanos en Texas y a nivel nacional.

Después de dos años con el gobierno de Donald Trump la promesa del voto hispano se hace más importante que nunca, así como la incertidumbre sobre su impacto real en Texas el próximo noviembre.

12 candidatas que tienen asegurada la victoria en las elecciones de noviembre (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Elecciones 2018Política
Publicidad