null: nullpx
Elecciones 2016

Wasserman Schultz dimitirá como líder demócrata bajo sospechas de perjudicar a Sanders

La filtración de emails del partido ha puesto en cuestión su parcialidad durante el proceso de primarias justo antes de que comience la Convención Nacional en que Clinton espera unir a los demócratas.
24 Jul 2016 – 1:04 PM EDT

FILADELFIA, PENNSYLVANIA -- La filtración de correos de la dirección del Partido Demócrata llega en el peor momento para Hillary Clinton. A solo horas de comenzar la gran cita en que Clinton será nominada como candidata presidencial, la presidenta del máximo órgano del partido anunció que presentará su renuncia en medio de acusaciones sobre su intento de dañar a Bernie Sanders en las primarias.

Debbie Wasserman Schultz estaba siendo presionada para abandonar el puesto después de que el viernes WikiLeaks publicara casi 20,000 emails del Comité Nacional Demócrata (DNC por sus siglas en inglés), con algunos mensajes comprometedores.

En un comunicado en la tarde del domingo, Wasserman Schultz dijo que abandonará el puesto tras la Convención Nacional. Agregó que trabajará en la campaña de Clinton en Florida y otros estados del país, por lo que "la mejor manera para cumplir esas metas es dejando la presidencia al concluir esta convención".

"Esta semana abriré y cerraré la convención y hablaré a nuestros delegados sobre lo que está en cuestión en esta elección, no solo para los demócratas, sino también para todos los estadounidenses", agregó.

Clinton anunció que Wasserman Schultz aceptó incorporarse a su campaña como presidenta honoraria del órgano que coordina a los 50 estados. En un comunicado dijo que "no hay nadie mejor para luchar contra los republicanos que Debbie".

Donna Brazile, predecesora de Wasserman Schultz, ejercerá de presidenta interna una vez que ésta abandone el puesto.


Posible caos

La filtración el viernes de más de 20,000 correos electrónicos del DNC ha enardecido a los delegados de Sanders que amenazan con protestar en el piso de la Convención, lo que ofrecería una imagen bochornosa y potencialmente dañina para las opciones electorales de la candidata.

Varios correos muestran un intento activo de dañar al rival de Clinton. En uno, un alto oficial consideraba cuestionar la religiosidad de Sanders, que es judío, para afectar a sus opciones electorales, y en otro Wasserman Schultz llamaba a Sanders un "maldito mentiroso".

Otros correos muestran un desprecio por Sanders por parte de oficiales que están obligados a mostrar neutralidad.

La filtración por la que tomó responsabilidad un hacker llamado Guccifer 2.0. también incluye intercambios de correos entre Univision y los portavoces de prensa del DNC.

Antes de que Wasserman Schultz anunciara su renuncia, oficiales del partido ya hablaban abiertamente de la necesidad de poner la casa en orden. Uno de los vicepresidentes del DNC, R.T. Rybak, había pedido en la tarde del domingo una admisión de responsabilidades. "Si algún oficial jugó un papel al ayudar a otro candidato cuando se supone que somos neutrales, deberían dimitir. Así de simple", dijo Rybak.

Sanders reaccionó en un comunicado pidiendo un nuevo liderazgo para el partido que abra las puertas a los trabajadores y a los jóvenes. "El liderazgo del partido debe también permanecer imparcial en el proceso de nominación presidencial, algo que no ocurrió en la carrera de 2016", añadió.

Sanders y Wasserman Schultz habían cruzado duras declaraciones durante las primarias. Sanders pidió su renuncia repetidas veces y ella le acusó de condonar la violencia después de una reunión tumultuosa de delegados en Nevada en mayo.

La campaña de Clinton también indicó este domingo que Rusia está detrás de la filtración, en una acusación respaldada por expertos en ciberseguridad conocedores del ataque, informa la agencia de noticias AP.

Su jefe de campaña, Robby Mook, acusó al republicano Donald Trump y al gobierno ruso de estar detrás de la revelación. En entrevista con CNN, dijo que no es casualidad que la filtración se produzca justo ahora. "Esto es una prueba más de que el gobinerno ruso está tratando de influir el resultado de esta elección", dijo Mook.

Paul Manafort, el máximo al mando en la campaña de Trump después del magnate, repondió que esas acusaciones son "absurdas".

Reunión clave con Sanders

Queda por ver ahora si la dimisión de la líder del DNC aplacará a los seguidores de Sanders. Varios miles se manifestaron este domingo por el centro de Filadelfia con proclamas contra Clinton y el DNC.


Un grupo que dice representar a 1,250 de los casi 1,900 delegados de Sanders anunció este domingo por la mañana en rueda de prensa que no descartan acciones de protestas en el piso del Wells Fargo Arena, el estadio de Filadelfia donde se celebra la convención.

Tras conocer la renuncia en la tarde, Norman Solomon, coordinador de ese grupo llamado Bernie Delegates Network, le dijo a Univision que Wasserman Schultz es "una pequeña parte del problema".

Estos delegados más radicales se sienten agraviados por la elección del moderado Tim Kaine como aspirante a vicepresidente y creen que la plataforma del partido negociada en las últimas semanas no viró lo suficiente a la izquierda.

Solomon dijo que las protestas consideradas incluyen salidas en grupo durante los discursos de Kaine o Clinton, permanecer sentados o en silencio, o dar la espalda al escenario.

El coordinador de los descontentos agregó que están pensando una recogida de las 300 firmas necesarias para proponer a un aspirante a vicepresidente alternativo, que represente a la base progresista que votó en primarias.

Su grupo convocó a una nueva rueda de prensa este lunes por la mañana para dar más detalles sobre cómo procederán en adelante. A las 2PM, ellos y otros 650 delegados de Sanders se reunirán con el senador en el centro de Filadelfia, solo una hora antes del comienzo oficial de la convención. Está previsto que Sanders apacigüe los ánimos en ese encuentro con el mismo mensaje de unidad frente a Donald Trump que usó este domingo en varias entrevistas televisadas.

En la reunión podremos comprobar cuánta influencia tiene Sanders sobre los suyos. Muchos como Sean Comfort, delegado del estado de Washingto, insisten en que la revolución que promueven va más allá del senador: "Sanders es nuestra inspiración pero no es nuestro rey".

Contribuyó a la redacción de esta nota Patricia Vélez desde Miami

Lea también:

Más contenido de tu interés