null: nullpx
Elecciones 2016

Trump roza la obesidad, según su nuevo examen médico

Al candidato republicano le faltan solo cuatro libras para ser considerado obeso. En medio de cuestionamientos a la salud de Clinton, líderes demócratas han advertido que el exceso de peso de un candidato tan mayor debería ser tenido en cuenta.
15 Sep 2016 – 10:53 AM EDT

A Donald Trump le faltan solo cuatro libras para ser considerado obeso. Es lo que se deduce del nuevo examen médico que el candidato republicano publicó este jueves por la mañana.

De acuerdo con los datos del examen al que se sometió el viernes las 236 libras (107 kilos) de peso y 6'3'' pies de altura indican que sufre de un alto sobrepeso.

Su índice de masa corporal es de 29.5, rozando la medición de 30 que según el Departamento de Salud indica que una persona es obesa. Si las hamburguesas y taco bowls a los que es aficionado le hacen llegar a las 240 libras, sería diagnosticado como obeso, lo que incrementaría los riesgos de un fallo cardíaco, infarto cerebral o problemas de los riñones.

El documento firmado por su médico personal Harold Bornstein informa que Trump, de 70 años, tiene "una salud física excelente".

En su carta Bornstein asegura que Trump solo fue hospitalizado una vez, cuando tenía 11 años, a causa de una apendicitis.

Detalles del examen fueron conocidos durante la grabación de una entrevista para el programa del Dr. Mehmet Oz este miércoles. Varios asistentes indicaron que Trump admitió su sobrepeso y que quiere perder de 15 a 20 libras (entre 7 y 9 kilos). También se supo que Trump toma medicamentos para controlar su colesterol.


El show y el resumen del examen médico no han servido para acallar las críticas de quienes ven en Trump un candidato poco transparente que ha divulgado menos información sobre su salud que la acostumbrada a pesar de que si gana el 8 de noviembre se convertiría en el presidente de mayor edad de la historia.

Por su parte, la demócrata Hillary Clinton, que lleva cuatro días reposando por una neumonía, publicó este jueves un nuevo y detallado examen médico en que su doctora personal asegura que está "sana y apta para ser presidenta".

Líderes demócratas han advertido que el exceso de peso de un candidato tan mayor debería ser tenido en cuenta. "Tiene 70 años. No es que esté ligero y delgado. Presume de comer comida rápida a diario. Miren a su salud un poco", dijo este miércoles el senador Harry Reid en el Capitolio a preguntas de los reporteros sobre la salud de Clinton.


Lea también:

Más contenido de tu interés