null: nullpx
Elecciones 2016

Trump vuelve a cambiar sorpresivamente a su jefe de campaña en un intento por reflotar su candidatura

Paul Manafort tendrá menos responsabilidades, apenas dos meses después de haber sido nombrado jefe de campaña. El magnate refuerza su equipo con fichas de poca experiencia en trabajo político.
17 Ago 2016 – 8:03 AM EDT

Tras varias semanas recibiendo críticas tanto de sus opositores como dentro de su propio partido, el candidato republicano a la presidencia, Donald Trump, da un giro a su campaña con la incorporación de nuevos responsables.

Los cambios, anunciados la madrugada del miércoles, llegan apenas dos días después de que el presidente de la campaña, Paul Manafort, fuera acusado por The New York Times de recibir durante 6 años casi 13 millones de dólares procedentes de un partido prorruso en Ucrania.

Stephen Bannon, un alto ejecutivo de Breitbart News, que trabajó en el banco Goldman Sachs, será el nuevo director ejecutivo de la campaña, según anunció la campaña de Trump en un correo enviado a la prensa.

Manafort, quien fue nombrado presidente de la campaña dos meses después de que Trump ganara en el estado de Indiana y se convirtiera en virtual candidato, permanecerá en el cargo, aunque con competencias más restringidas.

En su reportaje, The New York Times aseguró que entre las transacciones dudosas en Ucrania había un acuerdo por 18 millones de dólares para vender activos de una televisión por cable a un consorcio montado por Manafort y el oligarca ruso Oleg Deripaska, un aliado del presidente Vladimir Putin.

Gente sin experiencia

El segundo nombramiento dentro del equipo es el de Kellyanne Conway, hasta ahora asesora y analista de encuestas de la candidatura de Trump, que ha sido ascendida a jefa de campaña.

Aunque Conway ha trabajado en varias primarias, nunca ha sido jefa de una campaña presidencial. Según medios estadounidenses, es una persona muy apreciada por Ivanka Trump, una de las hijas del magnate, quien también ha tenido un cargo extra oficial como asesora en la campaña de su padre.

Bannon tampoco tiene ninguna experiencia en campañas políticas pero tiene un perfil combativo en el terreno dialéctico similar al de Corey Lewandowski, ex director de campaña de Trump, quien fue despedido este 20 de junio.

El despido de Lewandowski se dio en medio de rumores de supuestas desavenencias con Manafort y los hijos de Trump. Fuentes cercanas a la campaña desmintieron esas versiones.

Lewandowski tuvo algunos choques con la prensa y a fines de marzo pasado fue detenido por la policía de West Palm Beach, Florida, tras ser acusado de agresión por una reportera.


“Yo quiero ganar”, dijo Trump en una entrevista con The Wall Street Journal el martes, “por eso es que estoy trayendo gente fantástica que sabe cómo ganar y que ama ganar”.

Las analistas indican quie el ajuste busca fortalecer la estructura de la campaña que para muchos republicanos no es la adecuada a lo que requiere una campaña presidencial.

"Esto es una muestra de que la retórica de división, racista y errática de Trump continuará como lo ha hecho durante toda su campaña", dijo al respecto el director de campaña de Clinton, Robby Mook.


Lea más:

Más contenido de tu interés