Elecciones 2016

Trump pone fin a su 'lista negra' de los medios

Después de meses de negarle credenciales y entrevistas a varios medios nacionales y de renombre mundial, el nominado republicano le puso fin a esta práctica controversial y sin precedentes este miércoles.
7 Sep 2016 – 12:50 PM EDT

Después de meses de negarle credenciales y entrevistas a medios nacionales y de renombre mundial, Donald Trump le puso fin a esta práctica controversial y sin precedentes este miércoles, según le confirmaron voceros de la campaña a CNN Money, quien reportó primero el suceso.

Por casi un año la campaña del nominado republicano le ha negado credenciales de prensa a medios como The Washington Post, Univision, Buzzfeed, Huffington Post y Politico, y advirtió que haría lo mismo en agosto con The New York Times aunque nunca concretó esta última amenaza.

Trump le dijo a CNN respecto al cambio: "¡Me figuré que no me podían tratar peor!"

El cambio ocurre después de varias contrataciones nuevas como Kellyanne Conway, ahora directora de campaña, y Stephen Bannon, exdirector de Breitbard News y CEO de la campaña. Hace más de un mes, el compañero de fórmula de Trump, Mike Pence, dijo en una entrevista radial que "estaban en discusiones sobre el asunto".

La semana pasada la campaña de Trump lanzó un "print press pool", un grupo rotativo de reporteros asignados que sigue a un candidato para proveer un reporte detallado de sus actividades diarias minuto a minuto, el cual se comparte con todos los medios. Este "press pool" incluía varios medios en la lista negra, pero la campaña aun no ha confirmado si estos medios serán acreditados para eventos cuando no estén en ese grupo de prensa.

La campaña de Trump no ha respondido a preguntas de Univision respecto a la 'lista negra' al momento de publicación. No es claro aún si instaurará un grupo de reporteros que acompañen al candidato en su avión, como lo hizo la candidata demócrata Hillary Clinton la semana pasada, quien también tiene una relación complicada con la prensa, aunque sin duda una mucho menos conflictiva, agresiva o extremista.

Analistas de medios y activistas que abogan por la libertad de prensa habían condenado las acciones de Trump desde que este comenzó a amenazar con vetar a la prensa de sus eventos y a lanzar ataques agresivos, incluso hacia periodistas en particular, señalandolos con nombre y apellido durante sus mitines.

Otras veces llevaba sus diatribas a Twitter donde se quejaba de un "trato injusto", al cual culpaba por su mala imagen:

"La prensa está realmente en una cacería de brujas contra mío. Reportajes falsos, y muchos - ¡pero triunfaremos!", escribió el candidato en mayo de este año.

En otras ocasiones sin embargo alardeó de cómo había logrado superar a todos sus rivales republicanos sin gastar un peso en publicidad, ya que la prensa le daba toda la exposición necesaria y más al cubrir sus controversiales y muchas veces contradictorias declaraciones a lo largo de la campaña.


Lea también:

Más contenido de tu interés