Elecciones 2016

Trump a México y Canadá: o renegociamos NAFTA o nos salimos del tratado

En la semana después del Brexit, el empresario ahondó en su mensaje antiglobalización y se presentó en contraposición con Hillary Clinton como un candidato que acabará con tratados comerciales "dañinos".
28 Jun 2016 – 2:44 PM EDT

En un tono formal y citando la filosofía de presidentes republicanos, Donald Trump presentó este martes en Filadelfia su fórmula para lograr la independencia económica de Estados Unidos: romper con los acuerdos de libre comercio grupales y enfrentar a China.

En un discurso claramente trabajado para moderar el tono del magnate y sonar más presidencial, Trump describió a los Clinton como los responsables de la “guerra en contra de los trabajadores estadounidenses”.

Esto por la política adoptada en la administración Clinton donde se negoció y aprobó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (conocido como NAFTA), con México y Canadá.

Según el magnate, NAFTA y otros acuerdos de libre comercio como el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) han sido negociados pobremente.

Trato mejor para los trabajadores

Esa ha sido la principal razón por la que el trabajador estadounidense ha perdido su empleo y prometió traerlo de regreso al país.

"Voy a decirle a nuestros socios de NAFTA que tengo intención de renegociar de inmediato los términos del acuerdo para conseguir un trato mejor para nuestros trabajadores", dijo Trump sobre el acuerdo de libre comercio con México y Canadá.

"Si no aceptan renegociar, entonces recurriré al artículo 2205 del acuerdo de NAFTA para informarles que Estados Unidos tiene intención de salir del acuerdo", añadió.

El millonario dio el discurso en Monessen, Pensilvania, una ciudad enfocada en la manufactura y en un mal momento, por el declive de la industria del acero.

El millonario habló desde la planta Alumisource centrada en la producción y manejo de aluminio.

“Ustedes serán dañados mucho más si Hillary Clinton se convierte en presidente”, dijo. “Con Trump la era de la rendición económica terminará. América será independiente una vez más”.


Un país dividido

Una encuesta realizada por Gallup mostró que un 34% de los estadounidenses ven al libre comercio como una amenaza, mientras un 58% opinan que es una oportunidad.

La firma ha indagado sobre este tema desde el inicio de NAFTA cuando un 48% lo veía como una amenaza y un 44% como una oportunidad.

Sin embargo, este mensaje es particularmente atractivo para los votantes de clase media trabajadora, un grupo donde las palabras de Trump resuenan.

“Por años ellos observaron desde la banca mientras nuestros trabajos desaparecieron y nuestra comunidades se hundieron en un desempleo que llegó a niveles de recesión”, explicó. “Muchas de estas áreas no se recobraron”.

NAFTA y TPP

Trump propuso que Estados Unidos se retirará del TPP, que aún no ha sido ratificado en el país.

El TPP es un tratado de libre comercio multilateral que involucra a países como Japón, Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Brunel, Singapur, Vietnam, Canadá, México, Perú y Chile.

TPP regula diversas áreas como comercio de lácteos, derechos de autor, patentes, medio ambiente, regulaciones laborales, entre otros.

Con NAFTA se estableció un periodo para eliminar barreras aduaneras y se eliminaron restricciones a varios productos e inversión.

El candidato republicano aseguró que renegociará los términos del acuerdo para obtener un mejor resultados para los trabajadores estadounidenses.

“Si no están de acuerdo, entonces les daré una notificación bajo el artículo 2205 de NAFTA y Estados Unidos se retirará”.

China

China también fue parte de la lista de enemigos de Trump en su discurso.

El magnate prometió poner al país en la categoría de “manipulador de moneda”, ya que “devalúa su moneda para tomar ventaja de Estados Unidos”.

También dijo que levantaría casos comerciales en contra de China, por subsidios injustos.

Finalmente aseguró que si China “no para sus actividades ilegales, incluyendo el robo de secretos comerciales a Estados Unidos entonces usará su poder como Presidente para resolver las disputas comerciales”, incluyendo la aplicación de tarifas.

Clinton, por su parte, dijo en octubre pasado que se oponía al TPP y ha dicho públicamente que tiene reparos sobre un potencial manejo de la moneda por parte de China.

Lea también:

Más contenido de tu interés