null: nullpx
Elecciones 2016

Tim Kaine y la respuesta 'optimista' de Clinton al lúgubre mensaje de Donald Trump

En español y en inglés, frente a cientos de personas de diferentes etnias, con la reforma migratoria como uno de los temas principales: el discurso del senador de Virginia fue totalmente lo opuesto al de Trump.
24 Jul 2016 – 9:09 PM EDT

Minutos antes de que Hillary Clinton presentara al senador Tim Kaine como su compañero como candidato la vicepresidencia de EEUU, el ambiente en la Arena de la Universidad Internacional de Florida (FIU) en el oeste de Miami pronosticaba lo que sería el tema principal de la tarde: diversidad.

Música del artista colombiano "Juanes" de fondo, varios carteles en español que rezaban "Yo estoy con ella" (traducción de su lema de campaña I am with her), familias enteras de hispanos, grupos de jóvenes, ancianos, asiáticos, algunos musulmanes, afro-descendientes, y también muchos blancos.

Los cientos de asistentes al FIU arena en Miami gritaban "diversidad", literalmente.

"Bienvenidos a todos, porque todos somos Estados Unidos", dijo Kaine al inicio de su discurso. Los gritos de aprobación fueron inmediatos y ensordecedores.

Y es que la elección del moderado senador de Virginia como candidato a vicepresidente es para muchos la respuesta "optimista" de Clinton al lúgubre discurso que presentó el candidato republicano Donald Trump en su aceptación de la nominación republicana la noche del jueves.



Hace dos día el magnate dijo que el país estaba "en un momento de crisis", "en condiciones del tercer mundo", sucumbiendo al "crimen y al odio".

Kaine respondió a las declaraciones de Trump con un célebre frase del expresidente Harry Truman: "Estados Unidos no está construido sobre el miedo, Estados Unidos está construido sobre el coraje".

Para el director de Estudios Latinoamericanos y del Caribe de FIU, Frank Mora, "el discurso de Trump no difiere mucho" de los que han lanzado en el pasado dictadores latinoamericanos en época de elecciones.

"Un populista gana votos a través del miedo y la división. Así se vio a Trump el jueves. Su estrategia fue mostrar al opositor no como un adversario político sino como el enemigo... los dictadores y demagogos siempre hablan de una realidad catastrófica que solo ellos entienden y pueden resolver", dijo el experto.

Según Mora, las palabras de Kaine esbozan la estrategia que marcará la contienda de Clinton y Trump durante los siguientes tres meses y medio hasta las elecciones generales: mientras "Trump habla de deportar a 11 millones de indocumentados y muestra que unos tienen más derechos que otros, que unos son más patriotas que otros... ella (Clinton) se va a enfocar en la inclusión", agregó.

La reforma migratoria contada en español

"A todos esos (que se naturalizaron como estadounidenses) les digo gracias por elegirnos", dijo Kaine en la FIU, de nuevo en español, un idioma que habla casi a la perfección después de haber servido en una misión religiosa en Honduras por un año.



"Cualquiera que ame tanto este país debería poder quedarse", añadió.

Esas palabras tocaron a Hilda Uribe, una ecuatoriana de 78 años que lleva viviendo más de 20 en Miami, quien a la salida de la arena se enjugaba las lagrimas.

"Nosotros (los inmigrantes) amamos al país, trabajamos muy duro precisamente porque aquí es donde encontramos oportunidades... también es nuestro país", dijo a Univision Noticias.

Uribe no sabía nada de Kaine hasta este sábado, pero declaró que le "encantó" que hablase de una reforma migratoria, y que lo haya hecho en español.

El senador reconoció que no muchos lo conocían, por lo que se tomó el tiempo para contar sus gestiones en el Senado estadounidense y como alcalde de



"Eso me conmovió", expresó Tania Ariaza de 35 años, una nicaragüense que llegó de niña a Estados Unidos huyendo con sus padres de la violencia del país.

"Yo hubiera preferido que fuera un hispano, pero creo que habla bien que haya aprendido español, y todas las cosas que dijo que hizo por la comunidad. Yo creo que al final fue una buena selección, sobre todo cuando se compara con lo extremo que es Trump", dijo a Univision Noticias Fernando, un puertorriqueño afincado en Miami que prefirió no dar su apellido.

Miami, localidad estratégica

No fue una casualidad que durante su alocución Kaine saltara de inglés a español en multiples ocasiones, tampoco que su presentación oficial como vicepresidente de Clinton haya sido en Miami, en donde 66.6% de la población es hispana, y en Florida, el estado péndulo más grande de Estados Unidos.

"Aunque Hillary Clinton no haya escogido a un hispano, estoy seguro que Kaine va a servir como un puente con esa comunidad, no he conocido a un candidato a la vicepresidencia con mayor conocimiento de la situación latinoamericana, además de sus esfuerzos por los inmigrantes", contempló el experto Mora.

Durante su tiempo en el Senado estadounidense, Kaine ha sido firme en su apoyo a una reforma migratoria integral. En 2013 votó a favor favor del proyecto de ley que promovió el llamado Grupo de los 8 en el Senado pero que no fue aprobado por la Cámara de Representantes.

También respaldó la orden ejecutiva de Obama en 2012 que daba una protección temporal de la deportación a más de 660.000 inmigrantes que llegaron al país cuando eran niños. En 2015 hizo una petición ante el Senado para que se discutiera la posibilidad de una reforma migratoria integral.

¿Estás despedido o estás contratado?

"¿Quieres a un presidente que hable groserías o quieres a un constructor de puentes?", preguntó Kaine comparando a Trump con Clinton.

¿Quieres un presidente que te diga que estás despedido o estás contratado?, espetó.


Antes de presentarlo, Clinton había enfatizado "Tim Kaine es todo lo que Donald Trump y Mike Pence no son".

Con la elección de Kaine, la boleta electoral queda establecida: dos candidatos presidenciales drásticamente diferentes, y dos vicepresidentes con una larga trayectoria política, ambos en el Congreso y al mando de gobiernos estatales.

Kaine también fue alcalde de Richmond, Virginia, y Mike Pence, el compañero de Trump en la fórmula presidencial, es el gobernador de Indiana.

Mientras que el senador es apreciado entre los miembros más prominente del Partido Demócrata, su atractivo entre los electores comunes no es muy claro.

Una encuesta de la Universidad de Monmouth realizada en junio encontró que sólo el 9% de los votantes potenciales respaldarían a Clinton si esta escogía a Kaine.

Tradicionalmente la elección del vicepresidente no es crítica entre el electorado a la hora de votar a un presidente, pero con lo atípico que ha sido este año electoral, el compañero de campaña puede convertirse en una herramienta importante.

Lea también:

Más contenido de tu interés