Elecciones 2016

Quién es Carlos Beruff: "el Trump de Florida" que reta a Marco Rubio

El único rival republicano del senador en su pugna por la reelección se parece mucho al empresario neoyorquino, pero su fortuna, estilo directo y excesos verbales no le están dando resultados por ahora.
7 Jul 2016 – 1:37 PM EDT

Marco Rubio decidió a última hora buscar la reelección al Senado y, uno tras otro, los republicanos que llevaban meses en campaña para hacerse con el puesto tiraron la toalla. Todos menos uno.

El empresario cubano-americano Carlos Beruff es el único de esos cinco aspirantes al que no le intimidó la entrada en la carrera del popular y archiconocido Marco Rubio.

En principio podría pensarse que Beruff se beneficia por su perfil, tan similar al de Donald Trump, quien aplastó a Rubio en la primaria de Florida del 15 de marzo, provocando su salida de la contienda presidencial.

Como el virtual nominado republicano, el empresario de Florida procede de afuera del establishment, tiene poca consideración por la corrección política y está recurriendo a su propia fortuna para financiar su campaña. Beruff ha invertido hasta $5 millones para inundar de anuncios los medios de comunicación del estado y dice estar dispuesto a destinar a ese fin hasta $20 millones.

Pero las perspectivas de victoria de Beruff en la primaria del 30 de agosto son muy sombrías. Una encuesta de la semana pasada de la Associated Industries of Florida le daba a Rubio un 71% de intención de voto frente a un 7% para Beruff. Es poco probable por eso que Beruff haya sido la razón por la que los portavoces de Rubio anunciaron este miércoles que el senador se ausentará de la cita del partido en Cleveland, en la que se espera que Trump sea nominado como el candidato republicano a la presidencia.


Pero el empresario derrocha confianza. Cree que la clave para una remontada espectacular en menos de dos meses consiste en que los floridanos sepan de él. "Rubio lleva muchos años en política. Yo tengo que invertir lo necesario para que en Florida conozcan mi nombre", le dijo a Univision en una entrevista telefónica este lunes tras un evento de campaña organizado por el Tea Party.

Ejemplo de Trump

Beruff rechaza las comparaciones con Trump, pero él parece estar siguiendo su guión.

En cuatro meses de campaña ha dicho que Obama es un "animal" , ha propuesto prohibir la entrada a toda persona procedente del Medio Oriente (salvo si vienen de Israel), y ha presumido de su riqueza y de manejar un Mercedes con valor de $130 millones.

"La comparación con Trump es fácil porque los dos somos empresarios, pero tenemos diferencias", dice Beruff, "en lo que sí estamos de acuerdo es que los profesionales políticos nunca solucionarán los problemas de este país".

Al igual que Trump, el cubano-americano hizo su fortuna en el sector inmobiliario. Pero a diferencia del neoyorquino, él empezó desde cero. Hijo de inmigrantes cubanos, nació en Miami hace 58 años, uno antes del triunfo de la revolución castrista. A los 22 años abrió su propia compañía de construcción, Medallion Home, y comenzó a construir casas en el área de Sarasota, en la costa oeste del estado.

En campaña promete mejorar la economía gracias a sus credenciales empresariales y a su experiencia reduciendo la burocracia de los organismos públicos en los que ha trabajado, como el State College of Florida o el Southwest Florida Water Management District. En materia de inmigración ataca a Rubio por apoyar en el pasado lo que él llama una "amnistía total". En su web usa un mensaje copiado palabra por palabra del del virtual nominado republicano: "un país sin fronteras no es un país para nada".

Beruff cuenta a su favor con el respaldo significativo del gobernador de Florida, Rick Scott, como él, otro poderoso empresario. Los apoyos relevantes acaban ahí. Con excepción de Scott, el establishment republicano en Florida está detrás de Rubio.


Otro factor en su contra es que los votantes republicanos de Florida siguen teniendo una buena imagen de Rubio, a pesar de que en marzo le dieron la espalda.

El senador es visto favorablemente por un 71% de probables votantes republicanos frente a un 21% que tiene percepción negativa de él, según el sondeo de AIF. A Beruff lo ve con buenos ojos un 11% de encuestados y mal un 9%.

Beruff vs. la playa

La ventaja de Rubio en la carrera no significa que el apetito de los votantes por políticos no profesionales haya cesado. Más bien podría deberse a que el tipo de votante que se interesa en la carrera por el Senado no es el mismo que el que lo hace por la elección presidencial, indica Susan MacManus, profesora de la University of South Florida.

"Trump ganó Florida porque expandió su base incluyendo a gente que no suele ir a las urnas", le dice MacManus a Univision Noticias.

El empresario neoyorquino se impuso en 66 de los 67 condados de Florida, dejando para Rubio el premio de consolación de su condado natal, Miami-Dade. A Trump le apoyó en Florida una amplia coalición de votantes entre los que se encuentran también los mejor educados, un grupo que le ha rechazado en otros estados.

Para salir del anonimato, Beruff tiene un serio inconveniente en el calendario. En época de vacaciones la política suele pasar a un segundo plano y por mucho dinero que invierta será difícil competir con la playa y otras distracciones.

"Su mayor problema es cómo atraer la atención de la gente en medio del verano", dice MacManus, "la participación en las primarias de Florida suele ser muy baja y rondar un 21%".

A Beruff eso no le desanima. Tampoco cree que esté haciendo una inversión equivocada: "Mi dinero quiero usarlo para lo importante que es el futuro de este país".

Lea también:

Más contenido de tu interés