null: nullpx
Elecciones 2016

¿Por qué da un mitin Trump en un pueblo de 855 habitantes en Carolina del Norte?

El candidato republicano visita frecuentemente zonas retiradas de la gran ciudad olvidadas por sus predecesores y en las que es bastante popular.
20 Sep 2016 – 7:41 PM EDT

KENANSVILLE, Carolina del Norte. Escuelas y comercios cerraron este martes al mediodía en el Condado de Duplin, en Carolina del Norte. La razón: Donald Trump.

Como los viejos circos ambulantes el candidato presidencial republicano ha revolucionado con sus visitas la vida del Estados Unidos rural, yendo a pueblos tan remotos como Kenansville, de 855 habitantes, donde nadie recordaba haber visto por estos lares a un aspirante a ser presidente.

A las 5:00 de la tarde, Trump fue recibido por unos 5,000 jubilosos simpatizantes venidos de Kenansville y alrededores. Los asistentes aseguraban que nadie quería perderse lo que los medios de la región habían calificado como el mayor evento nunca antes celebrado en el pueblo. Quizás lo único comparable que aún se recuerda fue la visita de la primera dama Eleanore Roosevelt hace décadas, decía una señora mayor que recalcaba: “Esto es histórico”.


El republicano venía de hacer gira este martes por este disputado estado, donde está haciendo una campaña intensa para mantenerlo en la columna republicana. Habló al mediodía en High Point, una ciudad manufacturera de tamaño mediano, y luego sorprendió a los clientes de un restaurante de la ciudad de Greensboro, donde pidió para llevar carne de barbacoa, ensalada de col y hushpuppies (bolitas de maíz fritas).

En Kenansville, el magnate neoyorquino que ha hecho su carrera en un mundo paralelo al de estas tierras de cultivos de tabaco y arándanos, endulzó los oídos de los presentes.

“Son la columna vertebral de este país. La gente que hace este país marche adelante. El corazón y el alma de la nación. No lo olviden”, aseguró.

Para los simpatizantes de Trump en este condado, que el célebre candidato les haga una visita es una prueba de que es un trabajador “inagotable” que les defenderá si llega a ser presidente.

“Esto muestra que realmente se preocupa por nosotros”, decía Morgan Davis, una fisioterapeura de la vecina ciudad de Warsaw que se hacía fotos con sus tres hijas para guardar un recuerdo del acontecimiento.


Campo vs. ciudad

No es nada nuevo que un candidato republicano sea popular en las zonas rurales, pero más que sus predecesores, el magnate neoyorquino depende de esta parte del país. Trump ha perdido los votos de muchos republicanos moderados en ciudades y suburbios y si aún sigue con opciones de llegar a la presidencia es gracias a las zonas que en inglés se conocen como Small Town America.

Esa necesidad se ve claramente en Carolina del Norte, un estado que ha crecido muy rápido en los últimos cuatro años gracias -en buena parte- a la llegada de jóvenes atraídos por el boom tecnológico en ciudades como Raleigh o Charlotte.

Esa transformación demográfica es una seria amenaza para Trump, cuyas opciones de victoria se verían enormemente dificultadas si no consigue ganar en Carolina del Norte. Este estado ha votado por los republicanos en todas las presidenciales desde 1976, excepto en 2008 cuando el voto fue para Barack Obama.

Las encuestas estatales reflejan una apretada pugna con la demócrata Hillary Clinton, quien también está teniendo sus problemas para movilizar a los jóvenes afroamericanos de este estado que elevaron a Obama a la victoria aquí en 2008.

Trump hace frecuentemente campaña en las zonas rurales de otros estados en disputa, como Florida, Ohio o Pennsylvania, donde se repite el mismo patrón de voto 'campo vs. ciudad'. Este lunes congregó a unos 10,000 simpatizantes en el suroeste de Florida, una región donde no habían hecho campaña sus predecesores John McCain y Mitt Romney.

En Kenansville, Phil Mai decía que lo que le atraía de Trump son sus promesas de construir un muro y poner a trabajar a la gente que recibe ayudas de bienestar.

Mai, como muchos otros asistentes, se tomó el día libre este martes. Cerró su bar en una ciudad cercana y le dijo a los clientes que le preguntaron por el motivo que sencillamente tenía algo más importante: “No podía perderme esto”.

Lea también:


Más contenido de tu interés