Elecciones 2016

Para Trump no es fácil recaudar dinero para su campaña en Texas

En el estado que es visto como el más republicano del país, el magnate todavía no logra desmontar las desconfianzas de algunos conservadores.
17 Jun 2016 – 11:52 AM EDT

Houston, TEXAS -- Donald Trump llega a Texas este jueves en busca de apoyo y dinero para su campaña, pero aunque se considera un territorio rojo o republicano, su base no es sólida aún en el estado. El magnate estará en Texas hasta el viernes y visitará Dallas, San Antonio y Houston. El principal objetivo del viaje es recaudar fondos, particularmente con Mica Mosbacher, una figura local conocida por su filantropía y conexiones.

Mosbacher ayudó en la campaña del senador Ted Cruz y declaró que en esta oportunidad “está esperanzada de que recaudarán entre 3 a 4 millones de dólares al menos”. El empresario Roy Bailey también está ayudando a Trump a nivel local, así como Alison McIntosh, quien asesoró a Jeb Bush y Mitt Romney.

Texas es conocido por ser uno de los centros de dinero más grandes para los bolsillos electorales republicanos, con personalidades locales del mundo del petróleo y otros, acostumbradas a donar a las campañas.

Pero hay figuras políticas prominentes en Texas que aún no entregan su apoyo a Trump, y no está claro si lo harán.

Entre ellos el último de sus contrincantes durante la primaria republicana, el senador Ted Cruz, y los congresistas federales de Texas Kay Granger de Fort Worth, Mac Thornberry de Clarendon y Will Hurd de San Antonio.



Bolsillos grandes

Algunos de los millonarios que habían dado su apoyo a Cruz en la primaria están emigrando hacia las filas de Trump, como el empresario automotriz Red McCombs, quien aseguró públicamente que estará “involucrado en la campaña”.

Otro nombre que ha resonado mucho a nivel local es el millonario petrolero T. Boone Pickens quien respaldó a Bush en la primaria. Pickens tenía planeado un evento en su rancho a favor del millonario el mes pasado y lo canceló.

Figuras conocidas en los círculos de donaciones políticas de Texas como Fred Zeidman, quien apoyó a Bush y Cruz, se ha mantenido al margen de la campaña.

Por otra parte, millonarios como Chart Westcott, quien apoyó a Scott Walker en la primaria y luego a Cruz, declaró que Trump no representaba lo que él cree “es la cura para los cánceres que azotan a este país”.


Agenda

Trump llegó a Dallas por la tarde y citó a sus partidarios para un encuentro multitudinario a las 7 p.m. hora centro, en Gilley's Southside Ballroom. También participará en un evento de recaudación de fondos organizado por el inversionista Ray Washburne, vicepresidente de Trump National Victory Committee.

El viernes visitará el sector The Woodlands cercano a Houston, donde tendrá un evento masivo en el centro de convenciones y una fiesta privada para juntar fondos en la casa del abogado Tony Buzbee, conocido por liderar la batalla legal del gobernador Rick Perry.

El viernes también tendrá otro evento privado en San Antonio.

La última vez que Trump visitó Texas fue en febrero pasado, cuando realizó un evento en el centro de convenciones de Forth Worth, donde participaron más de 10,000 personas.

Varias organizaciones de derechos civiles ya han planificado diversas protestas en contra del magnate.


Coincidencia incómoda

Este viernes, también en San Antonio, el partido demócrata de Texas realiza su convención estatal. La visita de Trump le ha dado un nuevo impulso a la reunión.

“Llamamos a todos en esta elección a rechazar la retórica de odio de Donald Trump”, aseguró el vocero del partido Tariq Thowfeek.

El congresista Filemón Vela, el legislador de Texas que le escribió una carta a Trump diciéndole que “se metiera la muralla en la frontera con México por el culo”, es uno de los oradores principales del encuentro.

Julián Castro, ex alcalde de San Antonio, actual secretario de vivienda y uno de los nombres que suena como compañero de fórmula de Hillary Clinton, también hablará en la convención estatal.

El sábado Trump viaja a Las Vegas y Phoenix.


Lea más:


RELACIONADOS:Elecciones 2016Donald Trump

Más contenido de tu interés