null: nullpx
Elecciones 2016

Para Trump la "herencia mexicana" del juez Curiel "es un conflicto de intereses"

El virtual candidato republicano descalificó al juez Gonzalo Curiel, que lleva el caso de la Universidad Trump, al señalar su origen hispano le impide ser justo con la sentencia. Previamente había asegurado que era "mexicano".
3 Jun 2016 – 6:12 AM EDT

Después de dedicar varios días a atacar al titular del juzgado federal que conoce una demanda en contra de su desaparecida escuela de negocios del mismo nombre, Donald Trump recalcó el jueves que el juez era incapaz de ser justo debido a su "herencia mexicana".

El virtual candidato republicano, insistió en una entrevista con el The Wall Street Journal que el juez de distrito Gonzalo Curiel ha sido "negativo".

Curiel, un juez en el Distrito Sur de California, preside un caso en el que se señala que la Universidad Trump incurrió en fraude al ofrecer a ancianos y estudiantes sin preparaciones previa costosos cursos que supuestamente les reportarían ganancias rápidas.

La campaña Trump sostiene que las acusaciones carecen de mérito alguno, mientras el candidato se ha encargado personalmente de lanzar ataques en contra de Curiel, señalando que sus actuaciones son "parcializadas" al tener origen mexicano.

El jueves, Trump dijo al WSJ que la "herencia mexicana" del juez y su pertenencia a asociaciones de abogados latinos representa un "conflicto absoluto" de intereses en el caso.

"Estoy construyendo un muro. Es un conflicto de intereses inherente", apostilló Trump.



Curiel, hijo de inmigrantes mexicanos, nació en Chicago en la porción de la ciudad ubicada en el estado de Indiana. Se desempeñó como fiscal federal 1989-2006, y ejerció como juez de San Diego. Fue nominado como juez federal, junto con otras tres personas por el presidente Obama en 2011.

El candidato republicano ha prometido la expulsión de millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos y una de sus principales banderas políticas es construir un muro a lo largo de la frontera con México, pagado por el vecino país o por resemas de dinero que retendría para financiar la obra.

A pesar de sus señalamientos, la independencia de los jueces es una piedra angular del sistema legal estadounidense. Los administradores de justicia son guiados por un estricto código de conducta.

Los tribunales también han dictaminado que las decisiones de los jueces no deben ser sesgada en función de su raza u origen étnico.

Curiel también fue consultado por el WSJ sobre la polémica surgida con este caso, pero se excusó de emitir alguna declaración.

En 1988 el Segundo Circuito judicial de EEUU subrayó que es intolerable que un litigante, sin ningún fundamento de hecho, sugiera que un juez no puede ser imparcial a causa de su raza o sus antecedentes políticos".

Más allá de las acusaciones, los abogados de Trump en ningún momento ha solicitado la recusación de Curiel, que es lo que los expertos legales indican es lo procedente cuando una de las partes desconfía de la imparcialidad de un juez.

Trump ha anunciado que planea reabrir la universidad después que concluya el caso.

Lea también:


Más contenido de tu interés