null: nullpx
Elecciones 2016

Michelle Obama busca el voto de los 'millennials' para Hillary Clinton en Virginia

En su primer discurso de campaña desde la Convencion Demócrata, la primera dama recalcó ante los jóvenes universitarios cómo en las elecciones de 2012 los votantes de menos de 30 años fueron cruciales en estados como Ohio, Florida y Virginia.
16 Sep 2016 – 6:58 PM EDT

Las escuelas de Derecho y Economía de la Universidad George Mason están financiadas por los multimillonarios hermanos conservadores conocidos como los 'Koch Brothers'. Pero los estudiantes que hacían cola este viernes querían escuchar a alguien muy distinto: Michelle Obama. La primera dama acudía a la universidad pública más grande de Virginia para ayudar a Hillary Clinton a ganarse a los 'millennials' de un estado clave para las elecciones de 2016. El apoyo a la candidata demócrata entre los jóvenes es tibio y el porcentaje de ellos que acude a las urnas suele ser bajo.

El primer estudiante en la fila que recorría este campus universitario de George Mason, en Fairfax, en el norte de Virginia –el área más liberal del estado–, había llegado a las 6:00 de la mañana. Pero a las 3:00 de la tarde, cuando arrancó el discurso, muchas personas no habían conseguido entrar a este aforo, demasiado pequeño para alguien con la popularidad de Michelle Obama.

Trump objeto de burla

Michelle Obama, gran oradora y madre de dos hijas de 15 y 18 años, demostró habilidad para ganarse a los jóvenes de esta universidad con mucha diversidad racial. "No es suficiente venir a un mitin y tomarse un par de selfies”.

En su primera intervención de campaña desde su discurso ante la Convención Demócrata, la primera dama contó que ella vio de cerca lo que implica ser presidente y destacó que Hillary Clinton está a la altura del puesto. Resaltó el carácter estable y comprometido de la candidata demócrata además de su experiencia, lo cual fue recibido con aplausos.

Ser presidente requiere tener "buen juicio". "Cuando tomas decisiones de vida o muerte, guerra o paz, no puedes simplemente perder los estribos", dijo en referencia al temperamento irascible que caracteriza al candidato republicano Donald Trump. En un intento por acallar las dudas por parte del magnate sobre el lugar de nacimiento del presidente Obama dijo: "Hay algunos que han cuestionado y siguen cuestionando hasta hoy si mi esposo nació en este país. Pues creo que Barack ha enfrentado estos asuntos durante su mandato, poniendo el ejemplo al subir alto cuando los demás se rebajaban", repitiendo una frase de su memorable discurso ante la convención.

'Millennials' que no votan

En una contienda cada vez más apretada, la esposa del presidente Obama se dirigió a los que "tal vez piensen que su voto no importa".

Destacó que en 2012 los votantes de menos de 30 años fueron cruciales en estados como Ohio, Florida y Virginia. "Sin estos votos, Barack hubiera perdido esos estados" señaló, refiriéndose a las últimas elecciones presidenciales, en las que Obama ganó contra el republicano Mitt Romney.

La primera dama resaltó que en Virginia su marido ganó por solo 150,000 votos ese año. "La diferencia entre ganar o perder era de tan solo 31 votos por distrito electoral", agregó ante un público entregado.

Un discurso palpable

Su discurso tuvo un impacto inmediato en votantes que lograron conectar con ella.

"Cuando ella habló de esa persona que no se involucra, que se esconde debajo de la manta en vez de involucrarse, sentí que me estaba hablando a mí", dijo a Univisión Noticias Laquasia Legrand, una estudiante de negocios afroamericana que también es consejera en el área de alojamiento estudiantil. "Después del discurso me registré para votar. Ahora estoy motivada a asegurar que los residentes que conozco se registren", agregó esta joven de 21 años que pudo registrarse para votar en el evento.

Otro que se sintió privilegiado de escuchar a la primera dama en persona fue Henry López, un dreamer que llegó a los Estados Unidos a los 4 años y que ahora está por graduarse en Ciencias de la Computación. Este joven indocumentado de Guatemala fue quién presentó a Michelle Obama en el escenario frente a sus compañeros de estudio. Lleva años haciendo campaña por la reforma migratoria desde su universidad.


Michelle Obama también habló de temas de interés para los jóvenes como son el acceso a la educación, la salud, el cambio climático, la reforma migratoria y los derechos reproductivos.

Pero así como sus dos amigas Dami Ariyo y Corin Owsley, Laquasia Legrand no se fía de lo que dicen los políticos. Le gustaría tener más tiempo para investigar lo que dijo. Por eso le conmovió más la retórica de la primera dama para demostrar que Clinton es competente y tiene experiencia, que los asuntos de los que habló.

"Ella me recordó que mis ancestros tuvieron que luchar para el derecho al voto así que no podía no registrarme", agregó Laquasia.

"Es increíble ver una mujer de color con ese poder de influencia sobre un grupo grande de personas", añadió su amiga Corin Owsley, también estudiante de la Universidad George Mason, cuya escuela de Derecho lleva ahora el nombre del reciente fallecido juez de la Corte Suprema conservador Antonin Scalia.

Lea también:

Más contenido de tu interés