null: nullpx
Elecciones 2016

Los comentarios racistas que le costaron su puesto a una jefa de la campaña de Trump en Ohio

Kathy Miller aseguró que en los años 60 no había racismo, que el problema llegó con el presidente Obama y que los negros habían recibido beneficios que nadie más ha disfrutado.
22 Sep 2016 – 4:10 PM EDT

Horas después de afirmar que “antes de Obama no había racismo" en EEUU y otros comentarios percibidos como inapropiados, renunció una de las directoras de la campaña de Donald Trump en Ohio.

Kathy Miller, quien presidía la campaña del republicano en el condado de Mahoning, había declarado el jueves al diario británico The Guardian que creía que “no había racismo hasta que Obama fue elegido”.

“Nunca tuvimos problemas como estos…” dijo Miller en referencia a la violencia que se registra en algunas ciudades estadounidenses.

“Ahora, con la gente armada y tiroteos en vecindarios y no siendo ciudadanos responsables. Ese es un gran cambio. Y creo que esa es la filosofía que Obama ha perpetuado en EEUU”.

“Si eres negro y no has tenido éxito en los últimos 50 años, es tu propia responsabilidad. Has tenido todas las oportunidades, se te dieron (…) Has tenido las mismas escuelas que el resto de la gente. Has tenido beneficios para ir a la universidad que los niños blancos no tuvieron. Tuviste todas las ventajas y no las aprovechaste. No es nuestra culpa, ciertamente”.

Poco después, la campaña de Trump en Ohio envió un comunicado en el que dice que “Hemos aceptado la renuncia de Kathy Miller como jefa del condado a la luz de esos comentarios inapropiados” y aclara que Miller no puede considerarse como una portavoz de la campaña.

Contra Black Lives Matter

En sus declaraciones, Miller aseguró que el movimiento de Black Lives Matter, creado por activistas molestos con el tratamiento que reciben las comunidades negras por parte de algunas policías, es un “estúpido desperdicio de tiempo”

Además estimó que la baja participación de la comunidad negra en las elecciones se debe a “la manera cómo fueron criados”

Mahoning es considerado el centro de los problemas económicos de una región que ha sufrido la desindustrialización de las últimas décadas y donde muchos de sus votantes, tradicionalmente demócratas, se han visto seducidos por el discurso del magnate republicano.

En las últimas semanas, Trump ha tratado de cortejar a los votantes negros, quienes según indican las encuestas mantienen con menos del 25% de apoyo.

Sin embargo, sus declaraciones han sido polémicas, como cuando aseguró que los barrios de los afro estadounidenses eran peligrosos y no se podía salir a las calles o al decirles ¿qué tienen que perder si votan por él?, algo considerado ofensivo por algunos.

Más contenido de tu interés