null: nullpx
Elecciones 2016

Las protestas contra Donald Trump no se detienen; decenas de ciudades se manifestaron contra el presidente electo

Ni la aparente bajada en su incendiaria retórica ha desmotivado a decenas de miles de personas, agrupadas principalmente por el lema: "Trump NO es mi presidente".
13 Nov 2016 – 8:51 PM EST

Fue este sábado el cuarto día de protestas (y detenciones) en decenas de ciudades estadounidenses en contra de Donald Trump, sin importar que el presidente electo haya mostrado lo que parece ser una bajada en el tono de la incendiaria retórica que lo llevó hasta la Casa Blanca.

Por ejemplo, el magnate republicano, que se encuentra reunido con su equipo de transición en Manhattan, anunció el viernes que no intentaría desmantelar el programa de salud implementado por el actual presidente, Barack Obama, conocido como Obamacare. Ese cambio se produjo tras la reunión del viernes con el mandatario saliente en la Casa Blanca.

Además, sobre las amenazas en torno a Hillary Clinton y el uso de un correo electrónico privado, pasó de gritar “¡Enciérrenla!”, como hizo cuando era candidato, a declarar a un periódico que el tema no era “algo en lo que haya pensado demasiado, porque quiero resolver los temas de salud, empleo, control de fronteras y reforma fiscal”

Nueva York

“Esto probará ser un gran momento en la vida de TODOS los estadounidenses. Nos uniremos y ganaremos, ganaremos, ganaremos!”, tuiteó el sábado, mientras unas 15,000 personas se preparaban para marchar hacia la Trump Tower bajo la consigna “Trump NO es mi presidente”.

El rascacielos se ha mantenido rodeado de fuertes medidas de seguridad, pues allí han llegado manifestantes desde distintos puntos de la ciudad.

Desde inmigrantes, mujeres y niños hasta miembros de la comunidad LGTB, empresarios o activistas, muchos de ellos portando infinidad de pancartas con mensajes como " No es un nuestro presidente", "Trump Dumb" o "Demostremos al mundo como actúa el voto popular".

"La mayoría de la gente no ha votado por él. Hillary (Clinton) obtuvo muchos más votos el día de las elecciones. Hay que cambiar el sistema, Trump no puede ser nuestro presidente. No es legítimo", aseguraba a gritos un manifestante.


Se manifestó Michael Moore

Hasta la Trump Tower también se acercó el cineasta Michael Moore, quien logró entrar al edificio y subir por las escaleras mecánicas hasta la cuarta planta, donde los servicios secretos le impidieron continuar el paso.

"No queremos que la policía nos expulse. Hay una protesta, pero está siendo en la calle. Pensé que a lo mejor podía entrar (...) y subir por las famosas escaleras mecánicas", dijo Moore en un vídeo retransmitido en directo a través de Facebook Live.

" Señor Trump. Estoy aquí, quiero hablar con usted", escribió el polémico director en una breve nota que pudo entregar al portero del edificio, mientras seguía grabando toda la escena con su teléfono móvil.

Moore aseguró también que el Colegio Electoral debería ser eliminado porque, según dijo, es "irónico" que 240 años después de su creación "para apaciguar a los dueños de esclavos", ahora un "racista" vaya a ser presidente "sin la mayoría del voto popular".


Chicago

Sin odio. Sin miedo. Aquí son bienvenidos los inmigrantes”, era el lema de varios miles de personas que protestaron pacíficamente en el centro de Chicago. Para las manifestaciones en la ciudad de Chicago, Illinois, casi 10,000 personas reportaron su asistencia en la página de Facebook del evento.

Más de 47 mil personas firmaron una petición del South Poverty Law Center (SPLC), que hace un monitoreo de los grupos de odio, urgiendo a Trump a distanciarse de las posturas de “odio”, desde los nacionalistas blancos hasta los extremistas anti-musulmanes y homófobos.


Los Ángeles

Organizadores de la protesta en Los Ángeles, California, calcularon la participación este sábado de unas 100,000 personas. La movilización fue convocada por la organización Unión del Barrio, que defiende los derechos de los mexicanos en Estados Unidos.

Las protestas " pueden durar para siempre, especialmente aquí en California. Ya lo hemos probado en el pasado, hay personas aquí que han sido activistas su vida entera, que en los 60, 70, nunca pararon", cita la Agencia France Press a Gabriela Perozo.

"Indignación electoral!" ha sido una de las más fuertes consignas en California, un estado tradicionalmente demócrata, hogar de unos 15 millones de hispanos.


Un herido en Oregon

En el incidente más grave de estas jornadas de protestas, una persona fue baleada en la madrugada del sábado por un hombre que tuvo una confrontación con un manifestante, informó la policía de Portland.

El herido fue llevado a un hospital para recibir tratamiento por lesiones que no amenazan su vida. El agresor está siendo buscado, pues aparentemente huyó en su vehículo después del ataque ocurrido en las primeras horas del sábado en un puente sobre el río Willamette.

Entre la noche del sábado y el domingo de madrugada la policía detuvo a decenas de personas durante los enfrentamientos que se vienen produciendo al final de las manifestaciones pacíficas.

Los manifestantes arrojaron objetos contra la policía que había establecido un toque de queda para menores de entre 14 y 17 años desde las 10:15 de la noche.


Durante las protestas del viernes, la policía informó en su cuenta de Twitter que usó gas lacrimógeno contra manifestantes que lanzaron bombas incendiarias contra los agentes. Cientos de personas marcharon a través de la ciudad, interrumpiendo el tráfico y pintando grafitis.

Las autoridades reportaron actos de vandalismo y asaltos durante la protesta, que los organizadores habían calificado horas antes como pacífica.

En la rueda de prensa, el alcalde de Portland, Charlie Hales, y el jefe de la policía, Mike Marshman, pidió a los habitantes de la ciudad que se queden en casa y no acudan a más protestas contra Trump debido a la violencia de la noche del viernes, que transformó la manifestación en una "batalla", según aseguraron.


Otras ciudades

Esta sábado, además, varias protestas vespertinas interrumpieron el tránsito en Miami y Atlanta. También hubo pequeñas manifestaciones en Detroit, Minneapolis; Kansas City, Missouri; Olympia, Washington, y Iowa City.

En Washington, por ejemplo, más de 200 personas que portaban carteles se reunieron en los escalones del Capitolio. El grupo lanzó las consignas "No es mi presidente" y "No a Trump, no al KKK, no al fascismo en Estados Unidos".

En Tennessee, estudiantes de la Universidad Vanderbilt corearon canciones sobre derechos civiles y marcharon hacia el campus por una calle de Nashville, bloqueando temporalmente el tráfico. También hubo una protesta en Minneapolis.

Hasta Alemania

Unas 120 personas protestaron también en Berlín, la capital de Alemania, en contra de Trump, llevando pancartas con lemas como “no más muros” o “Berlín contra Trump”.

Mientras que cientos más se congregaron a las puertas de la embajada estadounidense en Alemania, situada junto a la emblemática Puerta de Brandenburgo, donde llamaron a liberar al mundo de las propuestas de Trump, al que muchos acusan de haber sostenido durante su campaña un discurso de odio, así como de misoginia y racismo.

“La victoria de Trump es una fuerte alerta”, escribió en un comentario para el semanario alemán Der Spiegel.

Lea también:


Más contenido de tu interés