null: nullpx
Elecciones 2016

Las multimillonarias exenciones tributarias que ayudaron a Trump a construir su imperio inmobiliario

Conexiones políticas, persistencia y demandas… El candidato republicano se aprovechó de todo recurso a su alcance para obtener generosas exenciones para sus proyectos inmobiliarios en Nueva York, según una investigación del New York Times.
18 Sep 2016 – 4:44 PM EDT

A Donald Trump le gusta presentarse como un hombre hecho a sí mismo que logró construir un imperio inmobiliario gracias a sus dotes para los negocios. La realidad es que en su camino hacia la cima, el rico heredero contó con más ayudas de las que plantea.

Según una investigación del New York Times, Trump recibió al menos $885 millones de dólares en exenciones tributarias, subsidios y subvenciones para sus proyectos inmobiliarios en Nueva York.

El republicano se benefició de las conexiones políticas de su padre para obtener muchas de esas ayudas, que fueron financiadas por el gobierno y por los contribuyentes. Luego hizo uso de sus propias conexiones.

Estas exenciones lo ayudaron a bajar los costos de sus proyectos –que incluyen residencias de lujo, hoteles y oficinas- para luego vender apartamentos a precios más altos, según el periódico.

Demandas

Lo que Trump hizo no fue ilegal. De hecho, el New York Times dice que es una práctica común entre desarrolladores inmobiliarios. Pero el republicano se destacó por su agresividad a la hora de reclamar esas ayudas, e incluso recurrió a demandas para obtenerlas.

Tal fue el caso con su emblemático edificio Trump Tower en la Quinta Avenida de Nueva York. Trump demandó “con éxito” al gobierno del alcalde de ese entonces, Edward I. Kock, después de que le negaran una exención tributaria.

Dos décadas más tarde, el candidato republicano ganó otra demanda para obtener una exención en la Trump World Tower. “El monto de exenciones tributarias para estos dos proyectos ascendió a $157 millones”, según el New York Times.

“Donald Trump fue probablemente peor que cualquier otro desarrollador en su intento incesante de obtener cada centavo en subsidios financiados por los contribuyentes”, dijo al periódico Alicia Glen, vicealcaldesa de vivienda y el desarrollo económico para el alcalde Bill de Blasio.

Otro ejemplo citado por el New York Times es ilustrativo de cómo el empresario fue a la caza de cualquier subsidio, por más modesto que fuera el monto.

Después de los ataques terroristas del 11 de septiembre, se puso en marcha un programa federal para ayudar a las pequeñas empresas de la zona a recuperarse.

Trump aplicó –y obtuvo- una ayuda de $150,000 para uno de sus edificios cerca de la zona cero de Nueva York, “pese a que había admitido en el día de los ataques que su edificio no había sido dañado”.

Si bien el New York Times centró su investigación en los proyectos del magnate en la Gran Manzana, Trump dijo al periódico en una entrevista telefónica que también ha logrado “obtener incentivos tributarios en otras partes del mundo”.

El aspirante republicano insistió, además, en que “en muchos casos, (esas ayudas) hicieron la diferencia entre construir y no poder construir” un edificio.

¿El multimillonario será igual de tenaz a la hora de pagar la menor cantidad posible de impuestos personales? Es una pregunta imposible de responder, según el New York Times, porque el candidato republicano se niega publicar sus declaraciones de impuestos.


Más contenido de tu interés