Elecciones 2016

La cruzada del senador antiTrump que anima a los hispanos en Arizona

El congresista Jeff Flake se ha convertido en la voz disidente republicana que señala a Trump como el culpable de que su estado pueda quedar en manos demócratas.
7 Sep 2016 – 7:21 PM EDT

Durante la celebración de la victoria en las primarias del senador republicano John McCain la semana pasada en Arizona, su colega, el también senador Jeff Flake, se paró a su lado para darle la bienvenida a un posible sexto mandato de su amigo.

Tanto en el Congreso, como en el Partido Republicano y en su estado natal, Flake y McCain han trabajado juntos. Es conocida su coautoría de una ley que quedó en el tintero en 2015 en el subcomité judicial del Senado: el Criminal Alien Deportation Act, que buscaba que agentes del Departamento de Seguridad Interior (DHS) detuvieran a inmigrantes indocumentados arrestados o condenados por crímenes graves y los deportaran dentro de 90 días.

Pero aunque su lucha política parezca ir por sendas paralelas, hay algo que los separa tal y como sucede en otras contiendas republicanas: el apoyo al controversial nominado de su partido Donald Trump.

Si bien McCain ha mostrado desacuerdo con varios de los postulados de Trump, su silencioso apoyo al magnate le ha valido críticas de todos los flancos, especialmente desde la comunidad hispana.

Flake, en cambio, se ha convertido en uno de los republicanos antiTrump más vocales. Su temor es que la retórica antiinmigrante del magnate pueda hacer que los votos electorales de Arizona se vayan hacia los demócratas en las elecciones presidenciales.

El promedio de encuestas de Real Clear Politics muestra a Trump con una ventaja mínima del 1.7% en Arizona frente a Clinton. La última vez que los demócratas ganaron en este estado fue en 1996, de la mano de Bill Clinton.

“Hillary Clinton cree que ella puede ganar Arizona y es porque Donald Trump es incapaz de proponer soluciones serias a los problemas que enfrenta nuestro estado”, aseguró el senador Flake en un comunicado.

“Lo que Trump sí ha estado dispuesto a hacer es a decir cosas terribles de las mujeres, burlarse de las personas con discapacidad, menospreciar a las minorías, impugnar el carácter de prisioneros de guerra, e ir tras los padres de un soldado americano caído en combate. No estoy de acuerdo con eso, y lo voy a seguir diciendo hasta que cambie el tono de su campaña. Si se niega a hacerlo, los republicanos perderán mucho más que la elección en noviembre”.

Flake, quien no busca su reelección, fue miembro de la bipartidista "Banda de los Ocho" que redactó un proyecto de ley de reforma migratoria aprobada por el Senado en 2013. Su historial en el congreso muestra que el senador sin duda coincide con la idea de que los inmigrantes criminales deben ser deportados. Pero Flake calificó la propuesta migratoria que Trump delineó en Phoenix de “simplemente confusa” y la idea de construir un muro en la frontera con México “poco seria”.

Trump no se ha quedado atrás en calificativos contra el senador, a quien llamó un líder "débil" e "inefectivo" en una serie de tuits.


Una cuestión moral

Que hayan más republicanos retirándole su apoyo a Trump es algo que las organizaciones de hispanos celebran, especialmente luego del duro discurso antiinmigrante que el magnate dio en Phoenix.

"Todos deberíamos levantarnos contra la intoleracia, y la postura del senador Flake es algo que esperábamos hace rato", dijo a Univision Petra Falcón, directora ejecutiva de Promise Arizona, una organización que promueve el liderazgo hispano y la participación cívica.

"Necesitamos esa voz moral dentro del Partido Republicano. La gente piensa que Arizona tienen una mentalidad muy conservadora, pero no hay moral si no hay apoyo a las familias de inmigrantes. Aún esperamos lo mismo de McCain", agregó Falcón.

Su organización pertenece a One Arizona, una coalición de 14 organizaciones que tiene la meta de registrar a 75,000 nuevos votantes latinos en todo el estado con su campaña Viva the Vote. A la fecha ya van en 40,000 y andan en una cruzada contrarreloj: el voto anticipado en este estado comienza el 8 de octubre.

“El senador Flake tiene derecho a tener su opinión, pero una cosa es un candidato fuera de contienda y otra es la visión de quienes estamos en la campaña, tenemos los números y conocemos las intenciones de voto”, dijo a Univision Robert Graham, presidente del Partido Republicano en Arizona, quien se mostró confiado en que su colectividad ganará el estado.

“47% de los republicanos votaron por Trump en las primarias y entonces tenía muchos contendores. Que haya voces disidentes no quiere decir que la mayoría del partido no esté con Trump”.

Graham asegura que ya han abierto 19 oficinas a lo largo del estado y que sus esfuerzos de recaudación de fondos llegaron a los 3 millones de dólares para lo que queda del ciclo electoral. En su opinión, eso los pone “en gran ventaja frente a Hillary Clinton, quien ha prometido desplegar una gran fuerza en Arizona que hasta ahora no hemos visto”.

Desde la campaña de Clinton insisten en que el Partido Demócrata aumentó el presupuesto para la recta final en el estado, en una cifra de cientos de miles de dólares, aunque sin precisar cuánto.

Sheila Healy, directora ejecutiva de esa colectividad en Phoenix aseguró que tienen la mira puesta en el voto latino. " Sabemos cuán importante es para ganar este estado y cuán ofendidos están los hispanos con las propuestas de Trump".

Lea también:

Más contenido de tu interés