Elecciones 2016

Hillary Clinton aprovecha la desunión entre republicanos para reclutarlos

La campaña demócrata posiciona a Trump como un candidato peligroso que no es apto para ser Comandante en Jefe para seducir a los votantes de la derecha. Pero ¿qué dirán los votantes de Bernie Sanders?
10 Ago 2016 – 6:13 PM EDT

En los últimos meses, numerosos republicanos e independientes de alto nivel han respaldado públicamente a Hillary Clinton. Ahora “Juntos por Los Estados Unidos” (Together for America), lanzado por la campaña de la candidata demócrata, busca multiplicar este apoyo de la derecha.

Trump Comandante en Jefe

En un anuncio hecho público este martes, la campaña de Clinton hizo hincapié en que su candidata está mejor preparada para ser Comandante en Jefe que su rival republicano.

La posicionan como una candidata más “estable” frente al temperamento “peligroso” de Donald Trump y los efectos nefastos que podría tener al trabajar desde el Despacho Oval del presidente o el Situation Room, la sala de la Casa Blanca desde donde el presidente se conecta con líderes internacionales y recibe información sensible de inteligencia nacional.

Este anuncio viene solo a una semana desde que el mismo presidente Obama anunciara en una rueda de prensa en la Casa Blanca, que Trump no está apto para gobernar y en la que numerosos expertos en seguridad denunciaran su oposición a un Trump Comandante en Jefe.

Así para cautivar el voto de los republicanos, la campaña de Hillary Clinton aprovecha la lluvia de quejas contra Donald Trump y el miedo que muchos han expresado de que el magnate pueda llegar a tener las claves del botón nuclear.

Esta estrategia la conoce bien el mismo Trump quien desde la Convención Republicana en Ohio el mes pasado apeló a los votantes de Bernie Sanders, intentando aprovechar las grietas en el Partido Demócrata, agravadas por la filtración en Wikileaks, que revelaban los intentos del partido para dañar su imagen.

Latinos entre los republicanos que apoyan a Clinton

Entre las 50 personalidades republicanas e independientes que han anunciado públicamente su respaldo por la candidata demócrata hasta la fecha figuran tres antiguos ministros, seis miembros actuales o anteriores del congreso, seis antiguos embajadores, cinco antiguos líderes de las fuerzas armadas, casi 20 funcionarios republicanos de alto nivel y numerosos hombres de negocios y líderes comunitarios.

Uno de las adhesiones más recientes es el antiguo director de Inteligencia Nacional John Negroponte. Otro es Carlos Gutiérrez, Secretario de Comercio bajo el gobierno de George W. Bush quién confirmó su respaldo con estas palabras: “Apoyo a Hillary Clinton porque tiene un carácter estable y la experiencia para ser presidenta. Ha demostrado su compromiso por fortalecer la relaciones con Cuba, por la reforma migratoria y el papel de los EEUU en la economía global.”

También se suma el antiguo alcalde independiente de Nueva York, Michael Bloomberg, quien le dio un respaldo efusivo a Clinton desde la Convención Demócrata en Filadelfia: “Elijamos una persona sana y competente con experiencia internacional” dijo entonces. “Trump es una opción arriesgada, imprudente y radical y no podemos arriesgarnos a elegir esta opción” agregó entonces.

Al intentar seducir a la derecha mientras que todavía no ha resuelto como mantener a los votantes de izquierdas de Bernie Sanders, Clinton tiene un margen fino para maniobrar. Esta nueva campaña sin duda no gustará a los votantes del Senador de Vermont quienes la acusan de ser una candidata centrista que responde a los intereses de Wall Street.

Lea más:


Más contenido de tu interés