null: nullpx
Elecciones 2016

Hillary Clinton aprovecha el rechazo juvenil a Trump para movilizar a los 'millennials'

La campaña de la candidata demócrata necesita captar el voto de los 'millennials' que tanto favoreció a su rival de las primarias Bernie Sanders y su mejor herramienta parece estar en el rechazo que sienten por su rival republicano.
19 Sep 2016 – 5:07 PM EDT

Bernie Sanders y yo hemos trabajado juntos en un plan” dijo este lunes Hillary Clinton frente a un público de jóvenes estudiantes en Temple University, Filadelfia. Con esa referencia esperaba cautivar el voto joven que tanto favoreció a su antiguo rival demócrata.

Pero Hillary Clinton no está llegándole bien a los jóvenes. Y frente a una participación electoral de los jóvenes tradicionalmente baja en Estados Unidos, el reto de seducirlos para que vayan a las urnas puede ser difícil de enfrentar.

La campaña de Clinton es consciente de ello. En un comunicado este lunes, su directora de comunicaciones Jennifer Palmieri dijo que “la generación de los millennials representa un grupo clave” y “está claro que la campaña debe hacer más para ganar su voto”.

Recuerdos de Bernie Sanders

Para ello, la campaña de Clinton ha movilizado el respaldo de Bernie Sanders y Elizabeth Warren, senadores por Vermont y Massachussetts respectivamente, que tienen éxito entre los jóvenes por su postura más liberal. Estos últimos hicieron campaña a favor de la candidata demócrata el fin de semana pasado en Ohio, uno de los estados clave o péndulo, que suelen definir las elecciones.

Pero el hecho que Bernie Sanders lanzara su nuevo movimiento “ Nuestra Revolución” hace apenas un mes puede haber removido recuerdos agridulces entre sus seguidores de su derrota ante Hillary Clinton, tras la polémica revelación por parte de Wikileaks que el partido demócrata hubiera favorecido a Clinton por encima de Sanders.

De hecho muchos 'millennials' desencantados amenazan con no votar en noviembre o por votar por terceros como el libertario Gary Johnson o Jill Stein del partido verde.

Uno de ellos es el joven afroamericano Carlos McKnight, estudiante de ciencias políticas en Washington, quien asegura que votará por Jill Stein: “Clinton no tiene un pasado progresista. Su historial demuestra su hipocresía. No apoyó el matrimonio gay hasta que se pusiera de moda. Dice que está a favor del medioambiente pero no ha rechazado el fracking y Bill Clinton apoyó legislación que le ha hecho daño a las minorías.”

Desconfianza hacia Clinton, terror a Trump

Consciente que muchos votantes jóvenes desconfían de ella, Clinton intentó hacerle frente y ganar legitimidad entre los jóvenes indecisos en su discurso en Filadelfia este lunes.

“Aunque estén totalmente en contra de Donald Trump, es posible que tengan preguntas acerca de mí (...) Entiendo eso”, dijo.

“Ustedes quieren votar a favor de alguien, no en contra”, dijo a los estudiantes de Temple University, reflejando el sentimiento de muchos jovenes.

Robert Rexach, un joven de 33 años de Puerto Rico que respaldó a Bernie Sanders en la primaria parece representar ese sentimiento de resignación.

“No estoy votando por [Clinton] porque me guste. No me gusta. Estoy votando por ella porque, a diferencia de Trump, no me asusta una presidencia de Hillary Clinton. Pero una presidencia de Trump me aterra. Haré todo lo que pueda para que Donald Trump no gane la presidencia, aunque tenga que hacer campaña como voluntario y donar a la campaña [de Clinton]”, dijo.

Los Obamas gustan a los jóvenes

Para seducir a los jóvenes, Clinton también cuenta con el respaldo de dos aliados de peso: Barack y Michelle Obama. Este ultimo logró cautivar el voto joven en el 2008 a través de su campaña “Sí se puede” por medio de la movilización de grupos de base en redes sociales.

66% de los votantes de 18 a 29 años votaron por Obama en el 2008 según el Centro de Investigación Pew, citando datos de NBC News.

Por su parte Michelle Obama, madre de dos hijas de 15 y 18 años, ha sabido insertarse en el mundo pop, apareciendo en el programa de la exitosa Ellen de Generes.

En su discurso ante jóvenes universitarios en Virginia este viernes, la Primera Dama recalcó que el voto joven fue fundamental para la llegada a la presidencia de su marido, quién también hizo campaña a favor de la campaña demócrata en Filadelfia hace una semaana.

De estos aliados, tendrá que depender Hillary Clinton si quiere ganarse a unos jóvenes atrapados entre el idealismo y la apatía, sobre todo que representan un porcentaje aún mayor del electorado que en años anteriores.

Lea más:

Más contenido de tu interés