Elecciones 2016

Este republicano se retiró de la lista de vicepresidentes de Trump, pero quiere ser su secretario de Estado

El senador Bob Corker anunció que no será compañero de fórmula del virtual nominado republicano, a la mañana siguiente de su intervención estelar como telonero de Trump. Sin embargo él sigue queriendo entrar en su círculo.
6 Jul 2016 – 4:31 PM EDT

No todo el mundo quiere ser vicepresidente de Trump.

Este miércoles el senador Bob Corker de Tennessee se retiró de la lista de posibles vicepresidentes del virtual nominado republicano Donald Trump, a pesar de ser uno de los finalistas.

"No es para mí, ni yo soy para ellos", dijo Corker a CNN. "Es un puesto altamente político, y ese no es el tipo de persona que soy".

Pero aunque Corker no quiere ser compañero de fórmula de Trump, sí quiere seguir en su círculo, de ser posible como su secretario de Estado, segun le dijo en entrevista a CNN.

En la lista, entre otros, se encuentran el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, la senadora por Iowa Joni Ernst, dos generales, y hasta el miércoles, el senador Corker.

¿Qué le hizo cambiar de parecer a Corker? Su reunión y primera aparición pública con el magnate pudo haber sido un factor en su decisión. El día anterior, este martes en la mañana, Corker se reunió con el magnate en la Trump Tower en Nueva York, y en la tarde hizo campaña con el empresario en Raleigh, Carolina del Norte.

"Es un buen tipo. Una buena persona", dijo Trump en agradecimiento a Corker, quien había pasado los últimos minutos halagando al empresario como un honorable patriota y hombre de familia. Pero Trump no ofreció más detalles respecto al senador.

Varios en los medios notaron como la aparición parecía no haber sido preparada, y como Corker parecía no saber qué decir o hacer.

La voz de la experiencia internacional

Mucho sabemos de Trump, pero de Corker se sabe poco, ya que hasta ahora no ha estado en la luz pública nacional. ¿Quién es el breve telonero de Trump que podría tener el cargo más alto en relaciones internacionales de la nación?

Corker es un senador de 63 años quien fue alcalde de Chattanooga, Tennessee, de 2001 a 2005. Su mandato en la ciudad fue exitoso por varios estandares, como una reducción significativa del crimen en general, y en particular del crimen violento.

Después de lanzarse sin exito al Senado una primera vez, fue elegido senador por Tennessee en 2007, donde es presidente del Comité de Relaciones Internacionales. Por este rol, porque comunica una estabilidad que a veces le falta a Donald Trump, podría ayudar con votantes más moderados, según analistas.

En los últimos años Corker se ha convertido en una figura central en las relaciones de los republicanos con la administración Obama y su papel fue importante en las negociaciones para el tratado nuclear con Irán. Durante este proceso Corker ofreció una propuesta para que el Congreso revisara y votara respecto al tratado, pero la administración se opuso a ella.

De empresario a empresario

El senador construyó su fortuna, avaluada en más de $19 millones, de manera parecida al magnate republicano, a través de los bienes raíces. En 2014 Corker fue catalogado como uno de los miembros más ricos del Congreso.

Como Trump, Corker no está libre de controversia: el senador se ha visto involucrado en indagatorias por su fortuna y sus inversiones, ya que las compañías en las que invierte son las que también donaron a su campaña para el Senado desde 2005.

Cuestión de química

Una de las claves para escoger un compañero de fórmula es la química, dentro y fuera del escenario, y quizá por esto Corker cayó en cuenta que tenían cosas en común pero que no había conexión.

Un republicano le describió la relación entre Trump y Corker al periódico The Washington Post como "fuerte y natural" aunque no "la más cercana". El tiempo que pasaron juntos los dos republicanos en la Trump Tower y el mitin del martes en la mañana fueron vitales para probar eso.

Tanto como compañero de fórmula como en la labor de secretario de Estado es importante que Corker puede trabajar con otros en el Congreso, que cuenta con experiencia y conocimiento, tanto política como empresarial.

Y, lo que es vital, que no opacará a Trump, un requerimiento básico para el trabajo. Sin embargo Corker quizá sea "muy bajo en energía" como le gusta a Trump calificar a sus rivales, incluso para Trump,


Lea más:


Más contenido de tu interés