null: nullpx
Elecciones 2016

Esa gran mina de oro que es California para Donald Trump

Grandes y pequeños donantes están alimentando las arcas del magnate en su carrera por la presidencia. La mayor parte de estos fondos vienen del estado demócrata por excelencia.
15 Ago 2016 – 06:37 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Los ricos de los Ángeles quieren a Donald Trump en la presidencia. Entre ellos un puñado de agentes de bienes raíces, funcionarios públicos, pequeños empresarios y retirados que viven a lo largo del extenso estado de California.

El candidato republicano ha venido haciendo una agresiva campaña de recaudación de fondos desde que terminó la Convención Republicana, la penúltima semana de julio, y los resultados son sorprendentes: en solo julio logró recoger $82 millones en conjunto con el Comité Nacional Republicano (RNC, por sus siglas en inglés), según cifras entregadas por su campaña.

De acuerdo a lo reportado hasta Junio ante la Comisión Federal de Elecciones por el magnate, de esa suma $36 millones fueron recolectados en donaciones individuales y un poco más de $2 millones provienen de 5,116 donantes en California, un estado cuyos 55 votos electorales se da por descontado que irán a parar a la campaña del Partido Demócrata.


Haz click en cada punto geográfico para ver el total de dinero donado por cada ciudad a Donald Trump. Fuente: Followthemoney.org

“No estoy seguro de que mi aporte haga mucho pero ya no quiero que mi Estado siga siendo comunista”, dijo a Univisión Noticias, John Kountz, un hombre de 82 años retirado en Laguna Beach, quien es uno de los más entusiastas donantes del magnate. Kountz aportó $9,150 a la campaña de Trump según el portal Follow the Money, que rastrea y archiva las contribuciones de todo tipo de donantes en 50 estados. En las primarias, Kountz donó $2,700 a Ted Cruz.

El partidario republicano no quiso discutir la cifra en sí pues, según la ley, las donaciones individuales no pueden superar los $5,400 en total ($2,700 por cada elección, primarias y general).

Por esta razón la comisión electoral envió una carta al tesorero de Trump para pedirle la corrección de los datos o la devolución de donaciones, para lo que el nominado tiene el plazo de un mes si no quiere enfrentar una auditoría. Estas minucias no tienen eco en Kounts, republicano de toda la vida, quien no quiere “ver el país en manos de Clinton”.

“Ella representa la oligarquía y nos ha hecho perder muchas libertades. El señor Trump podría romper con el control comunista que hay en California donde todo es subsidiado, el gas, la electricidad, etc. Muchos oportunistas viven de eso”, dijo Kounts.

Kounts añora los tiempos en que el republicano Pete Wilson era gobernador de California (1991-1999), “cuando todavía teníamos nuestros derechos más básicos. California ha aprobado muchas leyes de control de armas y Trump los podría restituir”.


Entre los aportantes de Trump, además de retirados, la mayoría está compuesta por agentes de bienes raíces, trabajadores del sector de Informática y funcionarios públicos, quienes se concentran en Los Ángeles, San Diego, Newport Beach, Beverly Hills, Long Beach y San Francisco.

La meta: 1 billón de dólares

Un poco más de $450,000 del total de estas donaciones fueron transferidas del Fondo Trump Victory, un comité de recaudación de dinero en el que participan la campaña de Trump, el Comité Nacional Republicano (RNC por sus siglas en inglés) y 11 estados, entre ellos California.

La meta de estos influyentes donantes conservadores es recaudar más de $1 billón para Trump. En California las caras visibles de ese esfuerzo son los millonarios Thomas Barrack, quien es uno de los asesores económicos de Trump y Donald Bren, uno de los hombres más ricos en la industria de bienes raíces. Ambos fueron contactados por Univision pero sus oficinas dijeron que no estaban disponibles para entrevistas.

De acuerdo a Mike Madrid, estratega latino republicano en California, no es sorprendente que la mayor cantidad de contribuciones para Trump sean del estado, ya que por tamaño "es el más grande y rico del país". Lo que en su opinión sí muestran las cifras es que los donantes son más activos en la campaña presidencial que en la local.

"Aunque el dinero no sea para ganar California, eso no quiere decir que las donaciones no puedan hacer la diferencia para fortalecer la campaña en otros estados claves".

California dejó de ser un estado competitivo desde las elecciones generales de 1998: ningún candidato demócrata compitiendo en primarias o presidenciales desde entonces, ha perdido aquí los votos electorales.

El estado es considerado uno de los más progresistas en la aprobación de leyes contrarias a la agenda republicana: hay más medidas para el control de armas, hay ciudades santuario, y los inmigrantes indocumentados adquieren cada vez más derechos como el acceso a cobertura médica y a licencias de conducción.

Sin embargo, y pese al dinero emergente de Sillicon Valley, los gigantes de la industria tecnológica no parecen interesados en apoyar ninguna de estas agendas. O por lo menos, han sido mucho menos entusiastas en este ciclo presidencial que en anteriores.

De acuerdo a un análisis hecho por la firma de datos Crowdpac para Reuters, la campaña de Trump ha recibido menos del 6% de lo que el republicano Mitt Romney había recolectado entre los donantes de la industria de la tecnología a este punto en la carrera de 2012, es decir menos de $200,000. No es raro que los emprendedores de este polo tecnológico no quieran a un candidato que se ha ido lanza en ristre contra empresas como Apple, pidiéndoles que fabriquen sus productos enteramente en Estados Unidos.

Para Hillary Clinton, pese a la reciente promesa de la CEO de Hewlett Packard, Meg Whitman, de recaudar dinero para su campaña, las cifras tampoco son halagadoras. Según el mismo análisis, a pesar de haber recogido 25 veces más dinero que Trump en este sector, un poco más de $3 millones, esto representa menos de la mitad de lo que el presidente Barack Obama había recolectado hace cuatro años.

Campaña agresiva

Lo que muestran las cifras de Trump es que las donaciones tuvieron un aumento estrepitoso en los meses recientes de mayo y junio si se tiene en cuenta todo lo que se recogió desde junio de 2015, inmediatamente después de que Trump anunció que competiría por la candidatura del Partido Republicano a la presidencia.


Aunque semejante inyección de dinero fue una buena noticia para Trump y puso al magnate casi a la par de Clinton, quien recogió 90 millones en Julio, la semana pasada unos 75 miembros de su partido enviaron una misiva al jefe de su comité nacional, Reince Priebus, pidiéndole que detenga el financiamiento de su campaña y que en cambio, destine esos recursos a los republicanos que compiten en las legislativas.

"Solo si trasladamos de inmediato todos los recursos del RNC a disposición de las vulnerables carreras al Senado y la Cámara, impediremos que el GOP (Viejo Partido) se ahogue con el ancla amarrada a su cuello que representa Trump", dice el borrador de la misiva obtenida por el sitio web Politico.

"Que el RNC esté haciendo mayor esfuerzo por apoyar las campañas locales, es muy anormal en un ciclo presidencial. El Comité Nacional Demócrata ha estado apoyando a Clinton mucho antes de su nominación", anotó el analista Madrid.

La publicación de una serie de e-mails hackeados al máximo órgano demócrata, mostró la aparente falta de neutralidad de la organización en favor de Clinton y en contra de Bernie Sanders, lo que provocó la renuncia de su presidenta Debbie Wasserman Schultz, entre otros altos funcionarios.

Finalmente, lo que también demuestran los datos en California es que no hay una significante contribución de donantes latinos en esta campaña y en palabras de Madrid eso se debe a que "no hay un empoderamiento real de la clase de latinos emprendedores u hombres de negocios, que pudiera hacer la diferencia a la hora de las contribuciones".

Para la comunidad hispana en California, la más grande del país, tampoco es un tema menor el discurso antiinmigrante de Donald Trump.

Lea también:

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés