null: nullpx
Elecciones 2016

El voto escondido de las mujeres blancas que le dio la victoria a Trump

La candidata demócrata - y los pronósticos y análisis - se fiaban de que las mujeres rechazaran rotundamente la demostrada misoginia del candidato republicano. No fue así. Así se vieron los números.
12 Nov 2016 – 10:44 AM EST

El triunfo de Hillary Clinton que no llegó dependía de la llamada Coalición Clinton. Así como había una Coalición Obama de grupos cruciales que impulsaron al presidente a la Casa Blanca en 2008 y 2012 - los afroamericanos, las mujeres y los millennials - Clinton tenía la suya: los latinos, las mujeres y grupos como esos mismos afroamericanos y demócratas blancos de clase trabajadora, heredados de Obama y de su esposo el expresidente Bill Clinton.

Varias cosas se quedaron cortas para que Clinton fallara en el intento, pero una de las más sorpresivas fueron las mujeres, en particular las mujeres blancas. La mayoría votaron por su rival Donald Trump, apesar de su amplio record denigrando a las mujeres, en público y en privado, y de ser acusado de acoso sexual por al menos una docena de mujeres.

Clinton se bancaba en que todo esto fuera tan repulsivo a las mujeres, (algunas cifras apuntan a que una de seis sufre abuso sexual en su vida) que no tendrían más remedio que votar por ella. Y de hecho las encuestas mostraban esto. Así se vería el mapa si solo las mujeres votaran, basado en una encuesta de 29,300 votantes días antes de la elección: una victoria rotunda para Clinton con 438 votos electorales.


Pero, según reporta el National Journal, aunque "70% de los votantes dijeron que el trato de Trump hacia las mujeres les perturbaba, Clinton se llevó una pieza más pequeña del voto femenino que la que se llevó Obama".



Y no es que las mujeres no lo hayan rechazado, simplemente no lo hicieron en suficiente cantidad. Clare Malone del blog de predicciones políticas FiveThirtyEight (que, vale la pena aclarar, no acertó esta vez) dice que "las encuestas preliminares a boca de urna muestran que aunque Clinton ganó el voto de las mujeres por 12 puntos (y Trump ganó el voto masculino por la misma diferencia, una brecha de género histórica), Clinton perdió el voto de las mujeres blancas, y no logró ganarse los votos de las mujeres sin educación universitaria en los estados que la hubieran podido haber impulsado a la victoria".


Las mujeres latinas (68%) y negras (94%) en cambio sí votaron en su mayoría por Clinton.

En Michigan, de igual manera, Trump ganó el voto de las mujeres blancas, al igual que el de los hombres blancos, y "su apoyo por él fue mayor que el de las mujeres con educación universitaria por Clinton", según Malone. Ella ganó con ese grupo por 10 puntos, pero en estados como Michigan las mujeres blancas con educación universitaria son tan solo 20% del electorado. No eran suficientes como para hacer una diferencia.

Lo que nos muestra esto es que las mujeres blancas, sobre todo en los estados de clase trabajadora, votaron de acuerdo con su estatus socioeconómico y su raza y no tanto por su género.

Sea por feminismo o sea por machismo, quedó claro que las mujeres no se basaron en el género a la hora de escoger su voto.


Lea también:



Más contenido de tu interés