null: nullpx
Elecciones 2016

El frente #NeverTrump agoniza pero no se da por vencido

Luego de la dura derrota que sufrieron en el Comité de Reglas, los delegados anti Trump insisten en que es su derecho votar a conciencia y que así lo harán al menos en las elecciones generales.
15 Jul 2016 – 1:43 PM EDT

Una arrasadora diferencia de 87 votos a favor y 12 en contra en el Comité de Reglas de la Convención Republicana, enterró la posibilidad de liberar delegados para que no fueran obligados a votar por el magnate Donald Trump, sino por el candidato de su preferencia.

Entre los 112 delegados de esté comité, los fieles partidarios del virtual nominado e incluso quienes se resignaron a su candidatura fueron mayoría, y acabaron con la iniciativa de la delegada por Colorado Kendal Unruh, una conservadora que se define a sí misma como anti-establecimiento y que es profesora de “Gobierno” en el Jim Elliot School, una escuela cristiana en Englewood.

"El derecho a la conciencia no es algo que decidimos como una idea cool... es un regalo de Dios, hace parte del sistema de la democracia estadounidense, es por lo que no podemos forzar a un doctor a que haga un aborto", dijo Unruh, partidaria de Ted Cruz, al inicio de su intervención ante el comité.

Unruh creó la coalición “Free the Delegates” que no se resigna a ver a Trump como candidato de su partido. Tras la votación de este jueves, el movimiento se tomó las redes sociales recordando el espíritu que los congregó: nunca votar por Trump. "Eso no va a cambiar, independientemente de lo que se haga en la Convención Republicana".

Unruh también desistió de incluir un “informe de minorías”, que bajo las reglas de la Convención solo necesita 28 votos para que todos los delegados voten en pleno por esta enmienda, argumentando presiones y amenazas sobre el proceso.

"Bajo la normativa actual, los delegados pueden votar a conciencia", dijo Unruh este viernes a Abc News. "El Plan B es que los delegados se apropien de este derecho inherente".



“Free the delegates” es en realidad el Super PAC detrás de una iniciativa que agrupa a otras como #NeverTrump, #AnythingButTrump, #DumpTrump, Delegates unbound y Delegaterevolt.com, todos con el mismo propósito: impedir que el magnate Donald Trump se quede con la presidencia pues no lo consideran un “verdadero conservador”.

Según le dijo Unruh al Colorado Independent, a la fecha han recogido 3 millones de dólares para empujar su propósito, aunque según lo registrado en la Comisión Federal de Elecciones, los dos principales Comités de Acción Política detrás de la iniciativa apenas superan el medio millón: Courageous Conservatives recogió $359,113 y Never Means Never $306,759.

No importa quién reemplace a Trump

“Independientemente de a quien apoyamos en las primarias, como republicanos creemos que Donald Trump no es la opción correcta para América. Quien lo reemplace no nos importa, siempre y cuando Trump no sea el nominado”, aseguró a Univision Noticias James Lamb, fundador y vocero de Delegate Revolt con sede en Miami, quien trabajó en la campaña de Marco Rubio como recaudador de fondos.

Aunque Lamb no es delegado, logró recolectar a través de su página más de 1200 firmas para refutar la enmienda del delegado de Oregon, Solomon Yue, quien quería que cualquier reforma a las reglas aprobada en este comité, solo entrara en vigencia hasta 2020. La enmienda Yue también fue rechazada en Cleveland.

“Trump ha cambiado su afiliación partidista cinco veces en los últimos 25 años, no lo consideramos un republicano, sus dichos y acciones demuestran que no representa nuestros valores. Es una persona indecente y vulgar que es anti minorías, misógino y está empeñado en devolver este país a 1950 cuando el movimiento de libertades civiles no existía”, agregó Lamb.


Los partidarios del movimiento #NeverTrump desconfían de las estadísticas según las cuales el 44% del voto republicano está con el virtual nominado, pues aseguran que en las primarias abiertas votaron no solo miembros de su partido, sino también demócratas, libertarios e independientes.

“La ley de los delegados comprometidos es inconstitucional", dijo a Univision Jarrod White, uno de los 58 delegados de Arizona quien es partidario de Cruz. "Ya un juez falló en Virginia: un estado no puede decirle a una delegación cómo dirigir sus negocios. El Partido es una institución privada y sus miembros deberían podar votar libremente”,

El pasado lunes, un juez federal de Virginia falló a favor del delegado Carroll Correll, quien argumentó que plegarse al ganador de las primarias de su estado, en este caso Trump, violaba sus derechos consagrados en la Primera Enmienda.

“Aquí hay dos ideologías distintas en juego: una conservadora y constitucional y otra progresista populista encarnada en Trump. Si no hay una segunda ronda de votos con candidatos adicionales como Ted cruz, Mike Pence, Scott Walker, Marco Rubio (...), votaremos en blanco en las generales pero nunca por Trump”, añadió White.

Diez convenciones negociadas

El esfuerzo de "Free the delegates” logró reclutar a 40 coordinadores regionales en 27 estados luego de realizar tres teleconferencias moderadas por la delegada por Colorado, Regina Thompson, la más reciente de ellas el 5 de julio. Sin embargo, su entusiasmo no fue suficiente para llegar al escenario de una convención negociada que hizo tanto ruido en los últimos meses.

Algunos republicanos, incluido el gobernador John Kasich, recordaron que su partido ha tenido 10 convenciones negociadas en la historia, en las cuales siete veces el nominado no resultó ser quien había ganado el mayor número de delegados en las primarias. Pero el más reciente de esos ejemplos sucedió en 1976 cuando Gerald Ford le ganó a Ronald Reagan y desde entonces muchas reglas respecto a primarias y caucuses han cambiado.

“Si no podemos evitar que Trump sea el nominado, al menos que esta rebelión signifique sacudirlo un poco para que adopte políticas más afines a nuestro movimiento conservador”, opinó por su parte Artemio Muniz, delegado alterno de Texas.

Para convertirse en candidato oficial del partido Republicano, Trump debe recibir la mayoría de votos de los 2,472 delegados, es decir 1,237.

Tras la derrota de la cláusula de conciencia de los #NeverTrump es muy posible que éste se corone como nominado y que el último acto de rebeldía que les quede a sus opositores sea lo que ya discuten como su protesta en noviembre: dejar en blanco la casilla de presidente en las generales, o incluso escribir allí el nombre de Ronald Reagan.

Lea también:

Más contenido de tu interés