null: nullpx
Elecciones 2016

El escándalo de donación ilegal a la fiscal general de Florida que le complica la campaña a Donald Trump

Un grupo de monitoreo político presentó este miércoles una denuncia al IRS para que se investigue al candidato republicano por una contribución de su fundación que violaría las leyes electorales. La donación además devela un posible quid pro quo de parte de la campaña para evitar que la fiscal investigara el caso de la Universidad Trump.
8 Sep 2016 – 8:02 PM EDT

La donación ilegal de fondos para la campaña de la fiscal general de Florida Pam Bondi amenaza con reactivar el caso que el candidato republicano Donald Trump y su desaparecida Universidad, actualmente bajo investigación en tribunales estadounidenses.

Ahora un grupo de monitoreo político presentó este miércoles una denuncia al IRS (siglas en inglés del Servicio de Recaudación de Impuestos) para que se investigue a Trump por una contribución de su fundación que violaría las leyes electorales federales.

La donación además, según el grupo, CREW, devela un posible conflicto de intereses: que, en otras palabras, la campaña de Trump le pagó a Bondi para evitar que la fiscal investigara por acusaciones de fraude a la Universidad Trump.

Jordan Leibowitz, vocero de CREW, le dijo a Univision Noticias que no es la primera vez que el grupo hace una petición similar para que se investigue a la campaña de Trump y al candidato por alegaciones de donaciones ilegales o inapropiadas.

Desde marzo han hecho cuatro peticiones distintas: una para que se investigue a Bondi por recibir el dinero, otra para que se investigue a Trump por donarlo, otra respecto a acusaciones de que la Fundación Trump usó fondos para financiar la campaña de Trump, lo cual es ilegal, y esta última demanda contra Trump mismo y contra su fundación por donar dinero de esta a un grupo que apoya a Bondi.

CREW tiene dos propósitos con esta demanda, dice Leibowitz. Uno, armar un caso que sea lo suficientemente sólido en contra de Trump y su fundación, y dos, mandar un mensaje a Trump y a los políticos que se lancen en campaña de que "hay gente que los está observando, que no se pueden salir con este tipo de jugadas, que nos vamos a enterar y le vamos a dejar saber a la gente".

De acuerdo a la agencia de noticias AP Bondi solicitó una donación del candidato personalmente en la misma época en que su oficina, la fiscalía, analizaba si iba a investigar acusaciones de fraude de parte de la Universidad Trump.

Trump donó 25,000 doláres a un grupo que apoyaba la reelección de Bondi llamado And Justice for All, o 'Y Justicia Para Todos', en español, en septiembre de 2013, cuatro días después de que la oficina de Bondi anunciara que estaba considerando unirse a la investigación de la Universidad Trump.

Después de que recibieran el cheque, la fiscalía de Florida decidió no investigar el caso.

Aunque en estos casos es muy difícil probar que hubo un quid pro quo a ciencia cierta el orden de los hechos sin duda luce mal para ambas partes.

Ni la campaña de Trump ni la oficina de Bondi respondieron a preguntas de Univision via email, pero Kellyanne Connway, directora de campaña del candidato republicano le dijo a Bloomberg Politics que fue pura coincidencia que el cheque hubiera sido enviado al mismo tiempo que Bondi debatía si investigar o no.

"Lo que yo sé es que el Señor Trump y la fiscal general Bondi nunca discutieron para nada el asunto de la Universidad Trump, él acostumbra donar a candidatos republicanos por todo el país".

Bondi fue una de las primeras funcionarias electas de Florida, un estado clave en las próximas presidenciales, que mostró su respaldo a Trump y habló a favor del empresario durante la Convención Nacional Republicana el pasado julio en Cleveland, Ohio.

La Fundación Trump cometió además otras irregularidades -que atribuyeron a "un error sin mala intención"- al no declarar en la declaración de impuestos la donación a la campaña de Bondi como una contribución política. Una fundación sin ánimo de lucro, como la de Trump tiene prohibido por ley hacer contribuciones políticas.

Pero además, la Fundación Trump reportó la donación por error a una organización de caridad de Kansas que tenía un nombre similar al comité de Bondi. La campaña de Trump dijo que había sido un error inocente del que no estaban concientes hasta que vieron el repotaje del Post y la demanda de CREW.

Lo que hace de esta polémica aún más relevante --sino irónica-- es que la campaña que usualmente recibe este tipo de acusaciones es la de Clinton.

Asi, la campaña de la candidata ha aprovechado para atacar a Trump y así mismo tratar de redireccionar la embestida bajo la que los Clintons usualmente se ven sumidos respecto a su propia fundación y las acusasciones de que Hillary Clinton la usó para dar y cobrar favores políticos mientras manejaba el Departamento de Estado.

El expresidente Bill Clinton, al hacer campaña por su esposa este lunes en Orlando, Florida, arremetió contra el nominado republicano: “(Trump) atacó mi fundación. Él usa el dinero de su fundación para sobornar a su fiscal general".

Trump por su lado, durante un evento de campaña este lunes en Ohio, negó que hubiera habido alguna conducta inapropiada.

"Nunca hablé con ella sobre ello, nunca", dijo el candidato.


Lea más:


Más contenido de tu interés