Elecciones 2016

El día que las acusaciones de racismo dominaron la campaña

En su discurso en Nevada Hillary Clinton hizo un intento por vincular la candidatura de Donald Trump con subgrupos de extremismo racial de derecha, lo que la campaña del candidato republicano llamó "repugnante", devolviéndole la acusación de intolerancia racial a ella.
25 Ago 2016 – 4:05 PM EDT

La candidata demócrata Hillary Clinton acusó a Donald Trump en un discurso en Reno, Nevada, de "darle un megáfono" a los subgrupos de derecha que se basan en el prejuicio racial y religioso, lanzando al candidato uno de sus ataques más pesados hasta el momento en la campaña.

Clinton aseguró que "un elemento marginal" racista, el Alt-Right, está apoderándose del Partido Republicano, ejemplificado en la reciente contratación de Steve Bannon, el CEO de la publicación Breitbart News, como jefe de campaña. Breitbart News, como la nominada republicana lo hizo notar, publica regularmente artículos sobre teorías de conspiración, y temas de superioridad racial.

"La fusión de facto merger de Breitbart y la campaña de Trump representa un logro sin precedentes para el Alt-Right", sentenció la candidata.

Clinton también advirtió sobre las relaciones de Trump, en referencia al presidente ruso Vladimir Putin y a Nigel Farage, el líder derechista británico que la víspera participó en un evento del republicano en Missisippi.

"Trump ha construido su campaña sobre el prejuicio y la paranoia. Está volviendo de amplia aceptación grupos de odio", dijo Clinton a su audiencia. "Sus políticas serían el prejuicio puesto en prática".

La campaña de Clinton también publicó este jueves un anuncio televisivo en el que vincula a Trump con lideres y exlideres del Ku Klux Klan, como David Duke, y de nacionalistas blancos que han hablado favorablemente de Trump, su candidatura, y lo que su enorme exito significa para sus movimientos.

Tras la publicación del video, la campaña de Trump se pronunció indignada en contra del anuncio en un comunicado en su página web:

"Hillary Clinton y su campaña llegaron a un nuevo punto bajo asqueroso al publicar un video vinculando a la campaña de Trump con imagenes raciales horrorosas. Este tipo de retórica y repulsiva publicidad es repugnante y está completamente más allá de los limites. Le hago un llamado a Hillary Clinton y a su campaña de denunciar este video, ya que este acto enfermante no tiene ningún lugar en nuestro mundo", lee el comunicado firmado por el Pastor Mark Burns, un televangelista de raza negra que apoya a Trump y ha hablado en varios de sus actos de campaña.

Poco antes de las palabras de Clinton, en un discurso que ofreció la tarde del jueves en New Hampshire, Trump continuó denunciando a la campaña de la demócrata por, según él, pintarlo a él y a todos sus seguidores con la misma brocha del racismo.

"A Clinton le debería dar vergüenza", denunció Trump. "(Clinton) va a tratar de acusar a esta campaña y a todos ustedes ... de ser racistas, lo cual no somos".

El empresario desde entonces ha intentado darle un giro a los ataques de Clinton y pagarle con la misma moneda. Denunció a la candidata y a los demócratas por haber provocado la pobreza, desempleo y violencia que se vive en algunas comunidades donde viven latinos y personas de raza negra.

Y aunque no lo hizo en el discurso de New Hampshire, el día anterior, en Jackson, Missisippi, llamó a Clinton "bigot", o intolerante, palabra que en inglés tiende a usarse como sinónimo de 'racista'.

Los voceros del movimiento Alt-Right tambien se pronunciaron respecto a este intercambio entre los dos candidatos.

La revista American Renaissance, una publicación que según el Southern Poverty Law Center "promueve estudios e investigaciones pseudocientificas que claman mostrar la inferioridad de los negros frente a los blancos", ofreció un comunicado en su página en respuesta a las acusaciones de Clinton. En este, American Renaissance se define como una organización que "promueve la raza blanca" y que "rechaza la idea de que las razas son equivalentes".

En su comunicado del jueves apunta que Clinton "recurrió a uno de los trucos más deshonestos de la izquierda" al tratar de vincular a un candidato republicano con elementos racistas peligrosos.

"No aseguramos que Donald Trump sea parte del Alt Right o que sea un defensor de la gente blanca... Sin embargo, al promover políticas que ponen a Estados Unidos primero, demorará nuestro declive y tal vez faciltará el camino para un Renacimiento Americano en el que la verdad sobre la raza ya no sea tabú".

Lea más:


Más contenido de tu interés