Elecciones 2016

Donald Trump gana las primarias, rebaja el tono y lee su discurso en teleprompter

El multimillonario presume del gran impacto de su campaña en las urnas de votación. ¿Es realmente el republicano más votado de la historia?
8 Jun 2016 – 2:07 AM EDT

La noche del martes Donald Trump se apuntó grandes victorias. Ganó en todos los estados que celebraron primarias, algo que se esperaba, al ser el único que compite en la carrera republicana. Pero fueron también victorias menos lustrosas debido a las críticas que desde el partido republicano le hicieron por comentarios considerados racistas contra un juez de origen hispano.

Trump esta vez no fue el hombre ruidoso, histriónico y provocador que domina la escena y los medios a su antojo. Esta vez leyó su discurso en teleprompter desde la sede principal de su campaña en Westchester, Nueva York.

El magnate inmobiliario afirmó que su campaña ha asegurado el mayor número de votos populares en temporada de primarias de la historia estadounidense.

"Juntos hemos logrado lo que nadie pensó que sería posible nunca... Esta noche hemos cerrado un capítulo en la historia para abrir otro: nuestra campaña ha ganado más votos en primarias que ningún otro candidato republicano", dijo Trump.

Tiene razón, en cierta medida.

Con sus triunfos en California, Nueva Jersey, Nuevo Mexico, las Dakotas y Montana, Trump suma un total de 12,789,219 de votos en todo lo que va de primarias electorales, según el portal Real Clear Politics.

El récord lo tenía el expresidente George W. Bush con 10,8 millones de votos alcanzados en su campaña del 2000.

Pero hay un detalle capcioso: una de las principales razones por las que el magnate inmobiliario ha ganado más votos que nadie es porque este año muchos más votantes acudieron a las urnas, algo de lo que Trump ha dado así mismo el crédito como una consecuencia del efecto de su campaña.

Un análisis del periódico The Washington Post publicado en abril, en el que se estudiaron los resultados de todas las competencias presidenciales desde 1952, muestra que en términos porcentuales, el empresario no obtuvo un apoyo tan fuerte como dice.

Según el sondeo, alrededor de dos tercios de la población apta para votar en el 2000 votó por W. Bush Bush, mientras que por lo menos un tercio del potenciales votantes en el 2016 votaron por Trump.

Desde 1950 la población estadounidense se ha duplicado, y la primarias electorales han adquirido más importancia en el proceso presidencial

A Trump también le ayudó que este año otros 16 competidores le dieron batalla y dispersaron los votos de sus detractores, pues una competencia como la del lado demócrata, en la que solo participaban dos aspirantes desde el inicio hubiese sido más apretada.

Esto por su puesto se ha visto intensificado desde que Ted Cruz y John Kasich abandonaron la carrera en abril, cuando los votos de los seguidores de esos candidatos pasaron a Trump, y el de los republicanos que quieren votar contra Hillary Clinton, virtual nominada demócrata.

Según el estudio, pese a que Trump si ha recibido el mayor número de votos, también es el candidato con menos porcentaje de votos por población desde 1968. Esto podría servir para medir el clima electoral para la competencia de noviembre.

Lea también:

Más contenido de tu interés