null: nullpx
Elecciones 2016

Cómo la candidata de los 'verdes' quiere aprovechar la frustración de los seguidores de Bernie Sanders

Jill Stein hace campaña estos días en Filadelfia con la esperanza de tomar el testigo del senador y pescar en sus redes a los desencantados con el líder demócrata.
26 Jul 2016 – 7:04 PM EDT

FILADELFIA, PENNSYLVANIA -- Una candidata apareció este martes en el centro de Filadelfia para devolverles la ilusión a los desencantados seguidores de Bernie Sanders que aún tenían mal cuerpo tras el discurso de su líder la noche antes en la Convención Demócrata. Y no, esa candidata no fue Hillary Clinton.

Jill Stein se subió en la tarde a un escenario bajo el sol abrasador y les prometió a unos 2,000 simpatizantes de Sanders que la agenda del senador sigue viva, el día después de que éste les pidiera votar por Clinton para evitar que el republicano Donald Trump llegue a la Casa Blanca.

"Este no es el final, es el principio", les dijo alentándoles quien será candidata presidencial del Partido Verde. Mientras miembros del partido habían repartido carteles del partido y los seguidores de Sanders levantaban sus nuevos estandartes con entusiasmo: "Rechaza el mal menor. Lucha por el bien mayor", se leía en algunos.

"Jill y no Hill", era el nuevo grito de guerra de los desafectos.


Ecosocialistas

Stein tiene planeado hacer campaña toda la semana en Filadelfia con el fin de beneficiarse de la desobediencia de los seguidores contra su líder. Sanders ha intentado controlar el éxodo de sus votantes, pidiendo el voto por Clinton sin recurrir a medias tintas, defendiéndola como la mejor opción contra el republicano Donald Trump. Pero la respuesta insumisa de sus delegados fue este lunes un sonoro abucheo.

Para muchos aquí la decisión del senador es incomprensible después de la filtración el viernes de comunicaciones entre los líderes demócratas que demuestra que el partido obró en su contra durante la primaria.

Muchos en el bando del senador dicen aquí que hubieran preferido que Sanders aceptara la oferta de la ecologista para correr en noviembre como el nominado de ese partido a la presidencia. Creen que esa habría sido una opción más lógica porque ven a este partido como el más afín a sus ideas.

Los 'verdes' defienden muchas de las ideas progresistas de Sanders, haciendo énfasis en la culpa del capitalismo por el cambio climático.

Proponen un salario mínimo de $15 por hora, una reforma migratoria integral o universidades públicas gratuitas, pero van incluso más a la izquierda que el senador, pidiendo la desmilitarización de la policía, un perdón de las deuda universitaria y una reducción drástica del presupuesto militar.

En estos días es difícil encontrar a un seguidor de Sanders en Filadelfia que diga abiertamente que votará por Clinton. Algunos como los hermanos John y James Williams dicen que prefieren a Trump porque Clinton les parece "más peligrosa porque será más efectiva".

"Si llega a presidente Trump no podrá hacer nada porque todo el mundo se opondrá a él, pero ella conseguirá salirse con la suya", explica John, después de haber escuchado el discurso de Stein en Filadelfia.

Pero las encuestas indican que Clinton tiene más apoyo del que parece.

Una de CNN/ORC publicada este lunes pero realizada antes de la filtración, indica que un 64% de quienes votaron por Sanders en primarias dicen que votarán posiblemente por Clinton en la elección general.

La encuesta muestra que el candidato del Partido Libertario Gary Johnson y el republicano Donald Trump son opciones preferidas a Stein por los desertores. A Johnson le piensan votar un 14% de votantes de Sanders, a Trump un 11% y a la candidata un 6%.

Stein se ve perjudicada por su poco reconocimiento y los pocos fondos de los que dispone este pequeño partido que alcanzó su mayor logro en el año 2000 cuando el activista Ralph Nader recibió 2,4 millones de votos.

Cuando los sondeos incluyen a los candidatos independientes, Stein obtiene entre un 3% y un 5% de los votos.

En los últimos meses, el Partido Verde ha recibido más atención gracias a la impopularidad de los candidatos de los dos principales partidos. Sus líderes dicen que lo han notado en el número de nuevos miembros por todo el país y el número de seguidores en redes sociales. "Estamos creciendo rapidísimo", le dice a Univision Luanne Kozma, representante del Comité Nacional.

Kozma, que hizo la transición del Partido Demócrata al Verde hace seis años, repartía este martes el periódico del partido entre los seguidores de Sanders en el centro de Filadelfia: "Fui toda mi vida una demócrata y creo que ahora muchos tienen el mismo conflicto de identidad que yo tuve, pero espero que nos descubran".


Lea también:

Más contenido de tu interés