Elecciones 2016

Clinton apunta a Arizona y Georgia, estados republicanos que el 'efecto Trump' podría volver demócratas

La campaña de la candidata demócrata destinará más recursos a estos estados, donde la contienda electoral, por la presidencia y el Senado, luce reñida. En Arizona, el voto hispano puede ayudar a inclinar la balanza hacia su lado.
10 Ago 2016 – 12:11 AM EDT

La aspirante demócrata Hillary Clinton abrirá su cofre electoral para aumentar sus posibilidades en Arizona y Georgia, dos estados que han sido feudo republicano en los últimos 20 años y donde las últimas encuestas auguran una carrera presidencial reñida.

Ruben Gallego, congresista demócrata de Arizona, confirmó a Univision Noticias que recibió una llamada de la campaña de Clinton esta semana para avisarle que destinarán más recursos en el estado, donde el alto número de votantes latinos puede ayudar a inclinar la balanza. “Cada vez que hablo con ellos les digo que Arizona tiene el potencial para ganar”, afirmó.

El Partido Demócrata de Georgia recibió un aviso similar. “Esperamos trabajar con la campaña de Clinton en los próximos meses en Georgia y estamos muy entusiasmados con su interés por el estado”, dijo Rebecca DeHart, directora ejecutiva del partido en el estado, en un correo enviado a Univision Noticias.

La campaña no especificó en ninguno de los dos casos el monto de los fondos que transferirá a las arcas locales. Pero la inyección de dinero es una novedad para los dos estados, que llevan tiempo sin ser un campo de batalla electoral peleado por los demócratas.

Mitt Romney ganó Arizona cuatro años atrás con un 54% del voto. La última vez que los demócratas ganaron allí fue en 1996, de la mano de Bill Clinton. En el caso de Georgia fue incluso antes, en 1992.

Los demócratas ven ahora una posibilidad de ampliar sus horizontes en estos estados. Real Clear Politics, que hace un promedio diario de los resultados de encuestas recientes, muestra un empate técnico entre Clinton y su rival republicano, Donald Trump, en estas zonas.


El ‘efecto Trump’ en Arizona

En Arizona, el discurso antiinmigrante de Trump y su promesa de construir un muro en la frontera con México ha movilizado a los hispanos, según activistas que trabajan en el terreno.

“En los 10 años que llevamos presentes en Arizona, no hemos visto un nivel similar de votantes hispanos registrándose para una campaña presidencial”, dijo a Univision Noticias Eduardo Sainz, director estatal de Mi Familia Vota, una organización sin fines de lucro con oficinas en seis estados.

Según Sainz, desde comienzos de año han registrado a 20,000 votantes latinos en colaboración con otros grupos. “Vemos que estas elecciones son cruciales para nuestras comunidades, especialmente por el ‘efecto Trump’. Vemos que la gente se quiere registrar para votar y que el señor Trump no llegue a la presidencia”.

La irrupción de Trump en la carrera electoral se suma a la presencia de otra figura que lleva años amedrantando a los hispanos de Arizona: el alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio.

Arpaio, que enfrenta una difícil campaña de reelección para su séptimo mandato, es conocido por sus políticas antiinmigrantes y por acumular demandas en su contra. El alguacil de 84 años, un ardiente partidario de Trump, fue uno de los oradores en la Convención Republicana de julio.

“En Arizona ya sabemos qué ocurre cuando alguien como Donald Trump llega al poder, ya hemos tenido suficientes años con el sheriff Joe Arpaio”, dijo el congresista Ruben Gallego. “La comunidad latina no dejará que Trump llegue a la presidencia, es muy peligroso”.


Otra carrera peleada, la del Senado

Según Gallego, los hispanos también pueden dar un impulso a otra carrera en Arizona, la del Senado. La diputada demócrata Ann Kirkpatrick quiere destronar al veterano republicano John McCain, quien busca su sexto mandato como senador.

El promedio de encuestas de Real Clear Politics muestra a McCain con una ventaja del 5.5% frente a Kirkpatrick, quien cuenta con muchos menos fondos de campaña.

McCain se resignó a apoyar a Donald Trump hace unos meses y ha intentado marcar distancia con el magnate republicano, criticándolo con dureza por sus comentarios contra la familia del soldado musulmán caído en Irak.

Su respaldo a Trump, por más tibio que sea, lo aleja de los votantes hispanos en este estado del suroeste del país. Sin embargo, es un mal necesario para el senador, según Richard Herrera, analista político de la Universidad Estatal de Arizona.

“Creo que McCain no está de acuerdo con Trump en una serie de temas, pero el núcleo de la base republicana valora mucho la lealtad partidaria (…) y él quiere mostrar esa lealtad”, dijo Herrera. “Cuánto durará eso no lo sé, Donald Trumo podría hacer o decir alguna otra cosa que lleve a McCain a retirar su apoyo, es posible”.

El panorama para Clinton y Trump en Arizona y Georgia

El ‘efecto antiTrump’ no garantiza que Clinton conquiste Arizona. La candidata demócrata deberá movilizar un electorado que tiende a ir menos a las urnas que otros grupos de votantes como los blancos y los negros.

Según Herrera, Clinton “deberá captar casi el 90% del voto hispano” para que la diferencia se haga notar en Arizona, donde los latinos representan el 22% de los votantes elegibles.

Donald Trump, por su parte, ganó las primarias republicanas en Arizona con un 47%, casi el doble de lo que se llevó el senador Ted Cruz, que quedó en segundo lugar.

Pero en la elección presidencial general enfrenta un desafío: le será muy difícil captar el voto de los independientes, que si bien tienden a votar por los republicanos suelen ser más moderados. Y eso es un problema en Arizona, donde representan cerca del 37% de los votantes registrados, explicó el analista político.

En Georgia, donde los hispanos representan el 4.1% de los votantes elegibles, Clinton lleva una ventaja del 1.8% frente a Trump, según Real Clear Politics, un poco más que en Arizona, donde su contrincante republicano tiene un 0.3% más.

El Partido Demócrata de Georgia dijo a Univision Noticias que ha “logrado reducir la brecha a lo largo de varios ciclos electorales, y esto ha impulsado a los demócratas a ser más competitivos” en el estado.

Lea más:


Más contenido de tu interés