Elecciones 2016

Antes de querer 'hacer grandioso a Detroit de nuevo', Trump quería dejarlo en la quiebra

El nominado republicano habló sobre sus planes para la economía nacional desde Detroit, una ciudad que ha sufrido tanto la prosperidad como la quiebra. Las posiciones de Trump respecto a la ciudad han sido igual de variadas a lo largo de los años.
8 Ago 2016 – 4:52 PM EDT

Donald Trump llegó este lunes a Detroit a hablar de cómo su gobierno va a hacer grandiosa de nuevo a la ciudad que fuera el orgullo de la industria automotriz estadounidense, aunque hasta hace poco hubiera preferido "dejarla que se fuera a la quiebra".

Hace menos de un año, en agosto de 2015, Trump dijo en una rueda de prensa previa a un mitin en Michigan: "Lo hubieras podido haber dejado que se fuera a la quiebra (a Detroit), francamente, y que se reconstruyera solo, y mucha gente sentía que así debía pasar. O lo hubieras podido haber hecho como pasó. Yo lo hubiera hecho de cualquiera de las dos maneras".

En julio de 2013, Detroit presentó la declaración de bancarrota más grande de la historia de Estados Unidos, con una deuda de casi $20 mil millones, después de haberse declarado en estado de "emergencia económica". La ciudad, que hace decadas fue una cuna de prosperidad gracias al boom de la industria automotriz, comenzó a decaer a medida que la industria manufacturera estadounidense fue dando paso a paises emergentes como India, China y el sureste asiático.

Un giro (in)esperado

Ahora que el candidato se prepara para darle más peso a sus propuestas ecónomicas y darle un giro a una campaña maltratada por sus declaraciones combativas y por encuestas en caída, tendrá que responder a las volubles posiciones que ha mantenido el pasado.

Esas, sin embargo, no han sido sus únicas posiciones en el tema. Antes de criticar las "desastrosas políticas de Obama" las apoyaba, como lo hizo con el rescate de la industria automótriz. En 2008, cuando se presentó la idea del rescate a la industria automotriz Trump la apoyó, presagiando la retórica que después rescataría para su campaña presidencial.

"Hay que salvar a la industría automotriz en este país. General Motors puede ser grandioso de nuevo. Ford puede ser grandioso de nuevo. Y Chrysler puede ser grandioso", dijo en una entrevista con CNBC en septiembre de 2008.

En su discurso en Detroit Trump no tocó el tema del rescate, pero sí habló sobre la reducción de impuestos, libre comercio y generación de empleos en medio de constantes interrupciones de manifestantes, 10 durante un discurso de 55 minutos.

Lea más:


Más contenido de tu interés