publicidad
¿Se acaba el tiempo de juego en el kindergarden? (CC BY)

Los niños de kindergarten ya no tienen tiempo para jugar. ¿Por qué esto es importante?

Los niños de kindergarten ya no tienen tiempo para jugar. ¿Por qué esto es importante?

Las investigaciones han demostrado que ofrecerle a los niños actividades de aprendizaje basadas en el juego y enfocadas en ellos los ayudan a crecer académica, social y emocionalmente. El descanso en particular ayuda a los niños a recuperar su atención para aprender más y mejor en el colegio.

¿Se acaba el tiempo de juego en el kindergarden? (CC BY)
¿Se acaba el tiempo de juego en el kindergarden? (CC BY)

Ser estudiante de kindergarten hoy es muy diferente a como era hace 20 años. De hecho, se parece más al primer grado.

Read this article in English on The Conversation

Algunos investigadores han demostrado que los niños de cinco años pasan más tiempo en actividades de aprendizaje académico organizadas por los maestros que en oportunidades de aprendizaje basadas en el juego que facilitan las investigaciones iniciadas por los niños y fomentan el desarrollo social entre sus compañeros.

Como ex maestro de kindergarten, padre de tres niñas que han pasado por el kinder recientemente, y como investigador y maestro especializado en educación temprana, el kindergarten ha sido parte de mi vida adulta durante casi 20 años.

Como padre, he visto cómo los proyectos dirigidos por los estudiantes, las mesas sensoriales (que incluyen arena o agua) y zonas para hacer obras de teatro han sido reemplazadas con periodos de tiempo estrictos de instrucción guiada por los maestros, centros de escritura y listas de palabras que los niños deben memorizar. Y como investigador, descubrí, junto con mi colega Yi Chin Lan, que los profesores de niños pequeños esperan que ellos tengan conocimiento académico, habilidades sociales y la capacidad de controlarse cuando entran al kindergarten.

Entonces, ¿por qué es esto importante?

Puro trabajo y nada de juego

En primer lugar, veamos cómo funciona un kindergarten hoy en día.

publicidad

Como parte de mi investigación, he entrevistado a una amplia gama de partes interesadas directamente en el kindergarten – niños, maestros, padres – sobre lo que piensan que es el kinder y lo que debería ser. Durante las entrevistas, les muestro un cortometraje de 23 minutos que hice el año pasado sobre un día típico en un aula de un kindergarten público.

El aula que filmé tenía 22 niños de kindergarten y un maestro. Estuvieron juntos durante casi toda la jornada escolar. Durante ese tiempo, realizaron aproximadamente 15 actividades académicas diferentes, que incluyeron ejercicios de palabras, practicar palabras que se usan frecuentemente, leer en silencio y luego a un compañero, contar hasta 100 de 1 en 1, de 5 en 5 y de 10 en 10, practicar sumas simples, contar dinero, completar actividades científicas sobre seres vivos y llevar diarios en diversas ocasiones. No hubo descanso hasta la última hora del día, y duró solamente unos 15 minutos.

¿Exámen para aprender? (CC BY-NC-ND)
¿Exámen para aprender? (CC BY-NC-ND)

Para los niños entre los cinco y seis años, ésta es una cantidad de trabajo enorme. Los maestros también están bajo presión para cubrir el material.

“Nos presionan a mí y a los niños para que tengamos un mejor desempeño académico”, dijo la maestra, a quien entrevisté para el cortometraje, cuando le pregunté por qué cubría tanto material en tan pocas horas.

Así que, aunque la maestra admitió que el trabajo de los niños de kinder era muchísimo, también dijo que ella no podía hacer nada por cambiar esa situación.

Se le exigía que evaluara a sus estudiantes de forma continua, no sólo para su propia instrucción, sino también para varios exámenes, tales como informes trimestrales, evaluaciones de lectura de la escuela, y evaluaciones de matemáticas y alfabetización basadas en el distrito, así como evaluaciones de alfabetización ordenadas por el estado.

A su vez, cuando le pregunté a los alumnos de kinder qué estaban aprendiendo, sus respuestas reflejaron dos cosas: uno, estaban aprendiendo a seguir reglas; dos, el aprendizaje era solo para pasar al siguiente grado y finalmente encontrar un trabajo.

Casi todos ellos me dijeron que querían más tiempo para jugar. “Desearía tener más descansos”, me dijo uno de los niños.

Estos resultados reflejan los hallazgos de los investigadores Daphna Bassok, Scott Latham y Anna Rorem de que el kindergarten ahora se enfoca en la instrucción de alfabetización y de matemáticas. También hace eco a las declaraciones de otros maestros de kindergarten de que los niños están siendo preparados para exámenes de alta exigencia incluso desde el kinder.

Así es cómo el juego ayuda a los niños

Las investigaciones han demostrado consistentemente que ofrecerle a los niños actividades de aprendizaje basadas en el juego y enfocadas en ellos los ayudan a crecer académica, social y emocionalmente. El descanso en particular ayuda a los niños a recuperar su atención para el aprendizaje en el aula.

Concentrarse en las reglas puede disminuir la disposición de los niños a enfrentar riesgos académicos y su curiosidad, así como obstaculizar su autoconfianza y su motivación como alumnos –lo cual puede impactar negativamente en su rendimiento en la escuela y en la vida posterior.

publicidad

Darles a los niños la oportunidad de jugar y participar en actividades prácticas de aprendizaje les ayuda a asimilar información nueva, así como a comparar y contrastar lo que está aprendiendo con lo que ya saben.

Niños aprendiendo a través del juego (CC BY)
Niños aprendiendo a través del juego (CC BY)

También les brinda la oportunidad de interactuar con sus semejantes en un entorno natural y solucionar los problemas por sí mismos. Por último, les permite a los niños de kindergarten entender sus experiencias emocionales dentro y fuera de la escuela.

Así que los niños que piden más tiempo para jugar no están tratando de trabajar menos. Ellos saben que tienen que trabajar en la escuela. Más bien, están pidiendo una oportunidad para recargarse así como para ser ellos mismos.

Como me dijo otro niño de kindergarten que participó en mi estudio, “aprendemos cosas que tenemos que aprender, porque si no aprendemos cosas, entonces no sabemos nada”.

Aprendiendo explorando

Por lo tanto, ¿qué podemos hacer para ayudar a los niños de kindergarten?

publicidad

No se deben eliminar las actividades académicas en el kindergarten, por supuesto. Todas las partes interesadas con las que he hablado hasta este punto, incluso los niños, entienden y reconocen que los niños de kinder necesitan aprender habilidades académicas para que puedan tener éxito en la escuela.

Sin embargo, la libertad de exploración es lo que está ausente.

“El aprendizaje libre y exploratorio sido reemplazado con el método de ‘siéntate, concéntrate, aprende, y cumple y tal vez puedas tener tiempo para jugar más tarde’”, señaló una maestra de kindergarten que filmé.

Las autoridades, los sistemas escolares y las escuelas mismas deben reconocer que las normas y exámenes que exigen han alterado el aula de kindergarten de forma importante.

Las familias necesitan ser más proactivas también. Ellos pueden ayudar a los maestros de sus hijos siendo sus defensores y así lograr un enfoque más equilibrado de la instrucción.

Los niños de kindergarten merecen experiencias de aprendizaje en la escuela que nutran su desarrollo, así como sus deseos de aprender y de interactuar con otros. Esto los ayudará a ver la escuela como un lugar que los ayudará a ellos y a sus amigos a ser mejores personas.

*Christopher Brown es profesor de Instrucción y Currículo en Educación de la Temprana Edad de la Universidad de Texas en Austin

The Conversation
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad