null: nullpx
Guerras

El Ejército iraquí enfrenta obstáculos ante resistencia del Estado Islámico en territorio de Mosul

El teniente coronel Muhanad al-Timimi declaró que las complicadas defensas erigidas por el Estad Islámico (ISIS) y la presencia de civiles están frenando la ofensiva.
6 Nov 2016 – 12:02 PM EST

Las fuerzas iraquíes combatían este domingo por tercer día consecutivo a los yihadistas en el interior de Mosul, mientras los civiles arriesgaban sus vidas, esquivando bombas y francotiradores, para abandonar la ciudad, así como una serie de atentados en otras partes del país dejaban por lo menos 20 muertos.

El teniente coronel Muhanad al-Timimi declaró que las complicadas defensas erigidas por el Estad Islámico (ISIS) y la presencia de civiles están frenando la ofensiva.

La presencia de civiles hace difícil que las fuerzas iraquíes logren que se les apruebe los pedidos de respaldo aéreo de la coalición proestadounidense. Las fuerzas especiales iraquíes están entre las unidades más preparadas del país, pero casi siempre dependen de respaldo aéreo.

Las fuerzas iraquíes entraron a Mosul inicialmente el martes. El viernes se adentraron más a la ciudad pero hasta ahora han avanzado sólo un kilómetro. En el sur Mosul las fuerzas iraquíes están a 20 kilómetros del centro de la ciudad.

"Hay muchos civiles y estamos tratando de protegerlos", declaró al-Timimi. "Esta es una de las batallas más difíciles que hemos enfrentado hasta ahora".

Algunos civiles han huido de la zona de combate mientras que otros están siendo retenidos por el Estado Islámico como escudos humanos.

Los extremistas capturaron la ciudad en el 2014 y han tenido mucho tiempo para levantar fortificaciones. Trincheras y barreras han convertido a la ciudad en un laberinto, y enormes muros de concreto impiden el paso a ciertas áreas.

El Estado Islámico cavó trincheras que están llenas de agua y tienen gran cantidad de atacantes suicidas y carros-bomba", expresó al-Timimi.


Aunque el grupo yihadista trató de defenderse el sábado, empujando a las fuerzas iraquíes en el vecindario de Gogjali, donde las tropas habían incursionado en la ciudad en sí tras dos semanas de combates en la periferia.

Entretanto un atacante suicida embistió un vehículo lleno de explosivos contra un puesto policial el domingo en la mañana en la provincia de Saladín, matando a por lo menos nueve personas.

Cinco alumnas, una mujer y tres policías fallecieron en el ataque a la entrada de Tikrit, la capital de la provincia, dijo el portavoz Ali al-Hamdani. Añadió que 25 personas resultaron heridas.

Poco después al-Hamdani informó que un ataque contra peregrinos chiís al norte de Bagdad mató a por lo menos 11 personas. Ese ataque ocurrió en la ciudad de Samarra, a 95 kilómetros al norte de Bagdad, hogar de un importante templo chií.

Al-Hamdani dijo que el atacante estacionó una ambulancia cargada de explosivos en un estacionamiento y fue a donde estaban los peregrinos, que se habían bajado de sus autobuses camino al templo a unos 500 metros de distancia. Primero detonó el vehículo y luego a sí mismo.

Entre los muertos hay por lo menos cuatro iraníes. Unas 100 personas resultaron heridas, agregó.



RELACIONADOS:Guerras ISISMundo
Publicidad