publicidad
El nuevo jefe de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, ofreció una amplia rueda de prensa este lunes 23 de enero.

Secretario de prensa insiste en ofrecer datos equivocados sobre audiencia de la inauguración de Trump

Secretario de prensa insiste en ofrecer datos equivocados sobre audiencia de la inauguración de Trump

Aunque Sean Spicer repitió que es "incuestionable" que Trump tuvo la mayor audiencia de la historia, las mediciones que se conocen lo contradicen.

El nuevo jefe de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, ofreció una ampl...
El nuevo jefe de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, ofreció una amplia rueda de prensa este lunes 23 de enero.

Aunque corrigió algunos de los puntos controversiales de su comparecencia del sábado, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, insistió este lunes en que la juramentación de Donald Trump fue la de mayor audiencia de la historia.

Spicer aceptó que el sábado dio datos incorrectos sobre la movilización de personas en el Metro de Washington, D.C., pero recalcó que no mintió sobre la audiencia de la inauguración de Trump, alegando que entre la audiencia televisiva de casi 31 millones, y quienes siguieron el evento por transmisiones en vivo de Internet, se superó la marca histórica de la inauguración de Ronald Reagan en 1981.

publicidad

“Es incuestionable. Y no veo números que lo disputen”

El Secretario de Prensa alegó que unos 16 millones de personas siguieron la juramentación de Trump tan sólo en el portal de CNN, y que esa cifra, junto a la audiencia de 12 canales de televisión que transmitieron el evento en vivo, se superan los 41 millones que vieron a Reagan convertirse en presidente hace 36 años.

Spicer, sin embargo, utiliza cifras incorrectas para medir audiencia. CNN informó el sábado que, ciertamente, su portal tuvo 16.9 millones de ingresos totales a la aplicación en vivo, pero que en su punto máximo, había 2.3 millones de conexiones en simultáneo, durante el discurso de Trump. Es decir que el número más apropiado para añadir a la audiencia televisiva sería de 2.3 millones, y no 16.9 millones.

A su vez, el Washington Times reporta que la empresa Akamai Technologies, especializada en videos digitales, midió 4.6 millones de personas en total siguiendo la transmisión en vivo de la juramentación.

Estas cifras dejarían a la inauguración de Trump todavía lejos de los 41 millones de Reagan, e incluso por debajo de los 37 millones de personas que siguieron la llegada al poder de Obama en 2009.

En esa ocasión, además, la misma empresa Akamai informó que el pico de usuarios en Internet fue de 5.4 millones, y que CNN llegó a tener en un momento más de un millón de personas siguiendo la transmisión en vivo, d e acuerdo a The Guardian.

Veredicto

Puede que Spicer no lo sepa, o que siga haciéndolo a propósito, pero decir que la inauguración de Trump haya sido la de más audiencia de la historia es mentira. De hecho, los datos que se tienen disponibles siguen apuntando a que la ceremonia quedó por debajo, al menos, de las juramentaciones de Reagan y Obama.

Los números que se tienen de audiencia televisiva, más los de Internet, sumados a quienes acudieron en persona al National Mall ( entre 250,000 y 700,000 personas), darían al discurso inaugural de Trump una audiencia de poco menos de 37 millones de personas. A Obama lo vieron por televisión 37 millones, más entre 1 y 5.4 millones por Internet y un aproximado de 1.8 millones de personas presentes en el Mall, lo que da, como mínimo, 40 millones. Reagan tuvo 41 millones de televidentes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad