publicidad
Candidato republicano Donald Trump

¿Podrá un Trump presidente hacer lo que promete como candidato?

¿Podrá un Trump presidente hacer lo que promete como candidato?

Analizamos qué tan fácil sería para el magnate cumplir algunas de sus más polémicas propuestas, en caso de que llegara a la Casa Blanca

Candidato republicano Donald Trump
Candidato republicano Donald Trump

El precandidato presidencial republicano Donald Trump ha lanzado todo tipo de propuestas pregonando lo que va hacer y dejar de hacer como presidente, algunas han movilizado gran rechazo en la opinión pública.

La última polémica se desató con su planteamiento de no dejar entrara a Estados Unidos musulmanes hasta que se sepa “qué está pasando” con el fenómeno del extremismo de grupos que dicen estar inspirados en el Islam.

Sus iniciativas han sido condenadas, pero también aplaudidas por quienes le mantienen a la cabeza de las encuestas a pocas semanas de que empiece el proceso de elecciones primarias para determinar la nominación presidencial republicana.

¿Qué tan viables son? ¿Podría un presidente Trump implementar las iniciativas que ha pregonado durante su campaña?

Bloquear la entrada de musulmanes a Estados Unidos

Trump propuso este lunes “un completo y total cierre a la entrada de musulmanes a Estados Unidos”. 

“Creo que esta propuesta sin precedentes violaría nuestra Constitución. La cláusula sobre la religión de la Primera Enmienda y las cláusulas sobre igualdad y el proceso legal de la Quinta Enmienda”, explicó Laurence Tribe profesor de la escuela de leyes de la Universidad de Harvard. 

Según Tribe, además de estar en conflicto con la Constitución, la propuesta de Trump de usar la religión como arma de discriminación en política de inmigración resultaría “imposible de administrar y sería una forma ‘estúpida’ de participar en el juego de los terroristas”, dijo a MSNBC. 

publicidad

Las leyes de inmigración también podrían prohibir la implementación de esta iniciativa. 

En 1980 el Congreso aprobó una ley que protege a los refugiados que “temen persecución religiosa”. 

Construir un muro con México

“Voy a construir un gran, gran muro en nuestra frontera sur y voy asegurarme de que México pague por ese muro”, dijo al lanzar su candidatura en julio pasado.

Cuando Trump habla de construir un muro recibe muchos aplausos y el entusiasmo de sus seguidores, pero construir cualquier barrera a lo largo de 1,933 millas (3,110 km), no es nada fácil, y ya se ha intentado.  

"La mayoría silenciosa está con Trump", es una de las frases del magnate
"La mayoría silenciosa está con Trump", es una de las frases del magnate


Durante la presidencia de George W. Bush (2001-2009) había un plan para instalar una reja a lo largo de esa frontera. Luego de completar 640 millas, a un costo de entre $2,8 a $3,9 millones por milla, el plan fue cancelado por falta de fondos. 

Hoy en día el muro costaría aun más, estima Marc Rosenblum, director asociado del programa de política migratoria de EEUU, del Instituto Político de Migración, una organización con sede en Washington. 

Rosenblum explicó a CNBC que las áreas del muro en las 1,300 millas que faltan por construir son las más difíciles, y podrían costar 16 millones por milla sin contar el costo de comprar la tierra y el mantenimiento de la valla. 

La parte que falta por construir incluye el desierto de Sonora, el más caliente de Norteamérica, donde las temperaturas superan los 120 grados Fahrenheit (48.8 ºC). 

Además, la idea de alzar un muro físico parece pasada de moda en una era en que el Departamento de Seguridad Nacional utiliza drones, cámaras infrarrojas  y barreras virtuales para sus operaciones. 

Que México pague el muro

Pero el elevado precio no parece ser un problema para Trump, ya que “México” pagaría el costo del muro.

Como México ha dicho que no va a pagar esta cuenta, Trump propone confiscar las remesas “de salarios ilegales” que se envían desde Estados Unidos hacia su vecino del sur. 

El primer reto es diferenciar el origen de las remesas, lo cual es virtualmente imposible. 

Hay precedentes de las autoridades buscando controlar las remesas, pero los resultados no necesariamente favorecen a Trump.

Lea también: Remesas, lo que Trump quiere confiscar y Latinoamérica necesita para crecer

El fiscal de Arizona Terry Goddard demandó a la empresa de envío de dinero Western Union buscando confiscar fondos de cuentas sospechosas de estar ligadas al narcotráfico. 

La empresa alegó que las autoridades no tenían la autoridad legal de violar la privacidad de sus clientes y su argumento fue respaldado por la corte suprema de Arizona en el 2009.

Es muy improbable que estas corporaciones multimillonarias acepten que cualquier presidente atente contra sus ganancias sin dar batalla.

Dos años para deportar indocumentados

Mientras se construye el “gran muro” de Trump, el empresario ha propuesto deportar a más de 11 millones de indocumentados en un periodo de 18 a 24 meses. 

publicidad

Aunque Trump, al igual que anteriores presidentes, tendría la autoridad de administrar el sistema de deportaciones bajo el Departamento de Seguridad Nacional, en términos prácticos su propuesta parece imposible. 

Para cumplir su meta, Trump tendría que deportar a más de 309 mil personas al día o 12 mil por hora. 

La promesa de Trump es "hacer grandioso de nuevo a Estados Unidos"
La promesa de Trump es "hacer grandioso de nuevo a Estados Unidos"

Según un informe del American Action Forum, esta deportación masiva costaría de $400 mil  millones a $600 mil millones de dólares. Además, para lograrse se tendría que “capturar, detener, procesar legalmente y transportar cada inmigrante, uno por uno”. 

La investigación agrega que esto disminuiría la fuerza laboral del país y reduciría el PIB en más de $1.6 billones. 

Lea también: 8 datos que convierten en casi imposible la deportación masiva propuesta por Trump

Otros señalan que, además del costo, la idea de una fuerza policial buscando arrestar indocumentados de casa en casa por todo el país sería un desastre y en contra de los valores de la nación. 

publicidad

“Es imposible implementar este plan sin ser inhumano. El concepto es inhumano”, dijo el expresidente de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración, David Leopold, a The Huffington Post.

Nacer en Estados Unidos y no ser ciudadano

Donald Trump no sólo propone deportar a los que están ilegalmente en el país, sino además retirarles la ciudadanía a los niños nacidos en Estados Unidos de padres indocumentados.

Su propuesta no específica si los dos padres tienen que ser indocumentados o solo uno, pero para implementar esta política tendría que cambiar la Constitución del país. 

Según el profesor de derecho Michael Ramsey, de la Universidad de San Diego, la enmienda 14 de la Constitución es clara en dar la ciudadanía a todos las personas “nacidas o naturalizadas en Estados Unidos y sujetas a su jurisdicción”. 

Ramsey argumentó en una columna publicada en el “Originalism Blog”, que así como la ley de Estados Unidos se aplica a todos los que están en el país, las garantías de la Constitución también. 

Si Trump quisiera cambiar la Constitución para lograr esta propuesta, tendría varios obstáculos que superar. 

Lea también: Falsedades sobre México en nuevo libro de Donald Trump

Cualquier cambio a la Constitución requiere una votación favorable de dos tercios de ambas cámaras del Congreso y la ratificación de tres cuartos de los 50 estados. Lograr esta armonía en un Washington políticamente divido, sería un gran reto. 

publicidad

Desde su ratificación hasta el 2014 se han propuesto más de 11,623 enmiendas a la Constitución, y solo 27 han sido ratificadas. 

El más reciente cambio, la enmienda 27 –sobre los cambios en los salarios de los congresistas–, fue sometido para aprobación en 1789 y se aprobó en 1992: el proceso duró 202 años, 7 meses y 12 días. 

Relacionado
Candidato republicano Donald Trump
La “burbuja” de Trump no se desinfla
Trump se consolida como el candidato más viable para ganar las presidenciales y gobernar a Estados Unidos
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad