null: nullpx
Elecciones 2016

La promesa que Jorge Ramos le arrancó a Hillary Clinton

Hasta ahora la candidata se había limitado a prometer que les ofrecería asistencia jurídica
10 Mar 2016 – 10:01 PM EST

Por Fernando Peinado @FernandoPeinado desde Miami, Florida

La exsecretaria de Estado Hillary Clinton prometió por primera vez este miércoles no deportar niños indocumentados.

"No deportaré niños. Tampoco quiero deportar a familiares", respondió Clinton a Jorge Ramos, el moderador del debate demócrata organizado por Univision en Miami.

Su tajante respuesta solo llegó después de que Ramos le preguntara por cuarta vez si iba a parar las deportaciones de niños, demandado un sí o un no.


De esta forma, Clinton va más allá de la posición que había adoptado hasta ahora. En el foro Brown and Black organizado por Fusion en Iowa el pasado mes de enero, Clinton dijo en respuesta a esa misma pregunta de Ramos que era complicado dar algo más que un sí o no.

Clinton sí dijo entonces que ofrecería asistencia jurídica a esos niños.

En el debate demócrata de Univision, Clinton reiteró esa postura en la primera pregunta de Ramos, quien claramente le interrogó sobre si detendría las deportaciones.

Ramos luego le inquirió si pretendía continuar con la política de deportaciones del presidente Barack Obama, quien ha sido apodado "el deportador en jefe" por organizaciones activistas. Desde 2009, la administración de Obama ha expulsado a 2.5 millones de personas.

Entonces Clinton aclaró que en el foro de enero en Iowa se refería a niños buscando asilo, no a los indocumentados que se encuentran ya en territorio estadounidense. Añadió que su "prioridad es deportar criminales violentos, terroristas y cualquiera que amenace nuestra seguridad".

"Así que no tengo la misma política que la administración actual. Creo que es importante que avancemos hacia una reforma integral de inmigración, pero que al mismo tiempo detengamos las redadas, paremos los rodeos y dejemos deportar a la gente que está viviendo aquí, siguiendo con sus vidas, haciendo sus trabajos y ésa es mi prioridad".

Crisis en Centroamérica

La candidata había sido objeto de ataques por parte de su rival Bernie Sanders porque en el verano de 2014 apoyó la deportación de niños indocumentados que escapaban de una crisis de violencia en Centroamérica.

Clinton había dicho que era necesario enviar un mensaje claro a los países de esa región para que no enviaran a niños a un viaje tan peligroso.

Sanders sí había dicho anteriormente que no deportaría a los niños procedentes de países aquejados por violencia.

Sobre la respuesta de Clinton en el debate, Sanders dijo que era insuficiente.

"No creo que la secretaria haya contestado por completo a su pregunta y creo que la prueba puede estar en el pudding", dijo el senador.

En el debate, Sanders reiteró su promesa, diciendo que está de acuerdo con el presidente Barack Obama en numerosos asuntos, pero "que se equivoca en el asunto de las deportaciones".

Al término del evento, miembros de la campaña de Clinton argumentaron en conversación con Univision Noticias que la candidata no hizo una promesa nueva, sino que aclaró su postura.

"A nuestra candidata le encanta explicar sus políticas. Ella está muy enfocada en los detalles políticos y es la primera vez que le piden que diga sí o no y respondió con un claro no", dijo Amanda Rentería, directora nacional de política.

Más contenido de tu interés