publicidad
Martin O'Malley cena con familia indocumentada

El aspirante presidencial Martin O'Malley almuerza con familia indocumentada

El aspirante presidencial Martin O'Malley almuerza con familia indocumentada

Los Ramírez recibieron al demócrata en su hogar en Texas para hablar sobre inmigración.

Martin O'Malley cena con familia indocumentada
Martin O'Malley cena con familia indocumentada

Por Melvin Félix @mj_felix

El demócrata Martin O'Malley se convirtió este jueves en el primer -y hasta ahora el único- aspirante presidencial en aceptar el reto de sentarse a la mesa con una familia indocumentada como parte de su campaña.
La familia Ramírez recibió al exgobernador de Maryland en su hogar en Austin, Texas, como parte de una campaña que busca reflejar el lado humano del tema de la inmigración. 

"Comimos chilaquiles y frijoles refritos con papas", dijo María Ramírez, una de las hijas de la familia mexicana.

El almuerzo fue parte de  la iniciativa #DAPADinner, en la que los aspirantes demócratas y republicanos a la presidencia han sido invitados a escuchar los puntos de vista de padres elegibles al programa de  Acción Diferida para Padres de Ciudadanos Estadounidenses y Residentes Permanentes Legales (DAPA),  impulsado por el presidente Obama como acción ejecutiva en 2014.

O'Malley conversó con la familia de Guanajuato sobre los temas que le afectarían en los próximos cuatro años, en especial el futuro de esa medida migratoria, que permitiría a Manuel Ramírez y su esposa Adriana Campos quedarse en el país con sus cinco hijos y con su nieta. "Hablamos sobre cómo llegamos cruzando la frontera, y cómo vivimos aquí. Cómo pasamos la vida en miedo de deportación y sin oportunidades que tienen las personas que nacieron aquí", dijo María.

publicidad


Uno de los temas principales fue DAPA, la medida que daría a sus padres permiso para vivir y trabajar temporalmente en EEUU, ya que han vivido en el país desde el 1 de enero de 2010 y no tienen antecedentes criminales. Manuel y Adriana son elegibles para DAPA gracias a su hija Abigail, quien es ciudadana estadounidense.

María dice que también le contó a O'Malley sobre las dificultades de costear los permisos de DACA, otra medida migratoria que permite a jóvenes inmigrantes quedarse en EEUU y estudiar en la universidad. 

"Somos cuatro muchachos indocumentados en la familia, y son como $2,000 que sacamos de nuestros ahorros", dice.

También le habló del reto de la discriminación que enfrentan jóvenes como ella.

"En la escuela nos llamaban ilegales", dice la joven de 22 años, que estudia antropología y estudios de Latinoamérica en la Universidad de Texas. 

La campaña #DAPADinner busca apoyar a la medida migratoria, que  ha sido bloqueada por meses luego de que un grupo de 26 estados impulsara una demanda en su contra, argumentando que se extiende más allá de los poderes ejecutivos del presidente. 

Un juez en Texas le dio la razón al grupo en febrero, y decidió bloquear temporalmente la iniciativa de Obama.
El pasado lunes, una corte apelativa en Nueva Orleans sostuvo el fallo de ese juez, y ahora la decisión será apelada ante el Tribunal Supremo, según  anunció el martes el Departamento de Justicia.

Entre los grupos que ayudaron a organizar el almuerzo se encuentran America's VoiceWorkers Defense in Action PACUnited We Dream Action y el Center for Community Change Action/Fair Immigration Reform Movement.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad