null: nullpx
Elecciones 2016

Desestiman investigación contra Trump por incitar a la violencia en Carolina del Norte

Las palabras del magnate en sus eventos de campaña parecen cobrarle factura
14 Mar 2016 – 7:25 PM EDT

Las autoridades de Carolina del Norte desestimaron este lunes los cargos contra el líder de la nominación republicana, Donald Trump, por incitar a la violencia en uno de sus mitines de la semana pasada.

En un comunicado difundido la noche del lunes por la policía del condado de Cumberland, el jefe del cuerpo, Earl Butler, aseguró que las pruebas presentadas no cumplen con los requisitos de la ley estatal para sustentar una condena, por lo que dieron por terminada la indagación contra el republicano.

Trump estaba siendo investigado por presuntamente “incitar” con su discurso al episodio violento de la semana pasada en Fayetteville, Carolina del Norte, en el que uno de sus seguidores golpeó a un manifestante durante un mitin político del magnate.

El cargo de "incitar a una revuelta" es un delito menor, que se define como "cualquier persona que intencionalmente incite o insta a otra para participar en un disturbio".

"Viejos tiempos"

El pasado jueves, Franklin McGraw, un hombre de 78 años, fue arrestado tras darle un puñetazo en el rostro a un detractor afroamericano que protestaba contra Trump en uno de sus eventos políticos.

El presunto perpetrador del golpe enfrenta cargos de asalto y desorden público, pero la policía agregó el cargo de “comunicación de amenaza”, después de encontrar un video de la noche del incidente, en el que el acusado expresaba sentirse contento de haber golpeado al manifestante y amenazó: “La próxima vez que lo veamos tendremos que matarlo”.

Mientras ocurría la manifestación, Trump le decía a su público “¿ven? En los viejos tiempos esto no solía suceder, porque solían tratarlos muy duro… Nos hemos vuelto débiles”.

Tras la explosión de violencia callejera el viernes pasado en Chicago, en la que estuvieron involucrados tanto detractores como seguidores de Trump, el multimillonario está bajo el ojo público por su retórica pendenciera en sus eventos de campaña y su posible relación con los brotes de violencia.



No es la primera vez

Lo que ocurrió en Carolina del Norte no es un ejemplo aislado.

En la víspera de los caucus de Iowa en pasado febrero, mientras daba un discurso de campaña, Trump advirtió: "Es posible que haya alguien con tomates en la audiencia", y entonces exhortó a su público: "Si ves a alguien preparándose para lanzar un tomate, reviéntalo a golpes. Hablo en serio, reviéntalo a golpes y te prometo que yo me encargaré de pagar los gastos legales”.



Antes de eso, el multimillonario ya había instruido a su cuerpo de seguridad para usar la fuerza contra un afroamericano que protestó en un evento de campaña en Birmingham, Alabama, el pasado noviembre.

“Aplíquenle una descarga con el taser”, fueron las instrucciones del empresario. “Sáquenlo de aquí, sáquenlo de aquí ¡Échenlo!”, agregó.

El manifestante fue expulsado a empujones del evento por la policía, mientras los seguidores de Trump le gritaban “lárgate de aquí”, “denle una descarga eléctrica con el taser”.

Al día siguiente de los altercados el multimillonario declaró en una entrevista telefónica con la cadena de noticias FOX News que “tal vez se le debió dar una paliza (al manifestante), porque fue absolutamente asqueroso lo que hizo”.

Lea también:

Más contenido de tu interés