null: nullpx
Elecciones 2016

Con una avalancha en caucus de Washington, Alaska y Hawaii Sanders mantiene abierto un camino a la victoria

Los impresionantes triunfos que logró el senador en los caucus del sábado relanzan su campaña, que corría el riesgo de entrar en declive frente a Hillary Clinton
27 Mar 2016 – 10:55 PM EDT

Por: Carlos Chirinos @carl_chirinos, Editor Político de Univision Noticias

El aplastante triunfo de Bernie Sanders este sábado en Hawaii, Washington y Alaska le sirve para muchas cosas muy importantes al senador, menos para acortar significativamente la ventaja que le lleva Hillary Clinton.

No hay que desdeñar las victorias y mucho menos el impresionante margen de más del 50% que le sacó Sanders a Clinton, pero hay que contextualizarlas.

Antes que nada, son un triunfo que su campaña necesitaba para mantener la moral alta entre sus simpatizantes, quienes pueden empezar a preocuparse al ver como lenta pero sostenidamente se amplía la diferencia entre ambos aspirantes demócratas.

La ventaja de Clinton quizá no se reduzca en mucho después de este sábado electoral, pero la gran diferencia de votos obtenida por el senador de Vermont le niega a la exsecretaria de Estado la posibilidad de inflar mucho más su conteo de delegados.

Ganar con un promedio del 74% de los votos en esos estados suena impresionante, pero la verdad es que el senador todavía debe esforzarse mucho para alcanzar a Clinton, quien casi lo duplica en número de delegados que en julio seleccionarán al nominado presidencial en la convención demócrata.

La buena noticia para él y los suyos, es que el paseo que dio por la costa oeste le permite seguir acariciando esa posibilidad.


Calendario de las primarias 2016 en EEUU
    • DELEGADOS
    • Republicanos
      • Trump
        0
      • Cruz
        0
      • Rubio
        0
      • Kasich
        0
      • Carson
        0
      1,237*
      Republicanos DELEGADOS
      Trump 0
      Cruz 0
      Rubio 0
      Kasich 0
      Carson 0
      Delegados necesarios para ganar
      la nominación republicana
      1,237
      *Delegados necesarios para ganar la nominación
    • Demócratas
      • Clinton
        0
      • Sanders
        0
      2,383*
      Demócratas DELEGADOS
      Clinton 0
      Sanders 0
      Delegados necesarios para ganar
      la nominación republicana
      2,383


La costa izquierda

Aunque no había sondeos de opinión ni en Alaska ni en Washington –pese a que este último otorga 101 delegados, el décimo en importancia en el país- era de esperar que Sanders tuviera un buen desempeño en la región y en el archipiélago.

No en vano algunos la llaman a la costa oeste del país la costa izquierda (left coast) por el talante liberal de la mayoría de quienes habitan en la franja de California, Oregón y Washington.

Seattle, la mayor ciudad de Washington, es una de las más liberales de Estados Unidos, pionera en la legalización de la marihuana, en despenalización del aborto y pronto será una de las ciudades con el salario mínimo más alto del país.

Todos son temas cercanos a Bernie y a sus simpatizantes, como demostraba cada rugido entusiasta que se producía entre los asistentes cuando eran nombrados en el discurso de victoria que ofreció la noche del sábado desde Wisconsin.

Ya Hillary perdió en 2008 en ese electorado liberal frente a Barack Obama, cuando el entonces joven senador de Illinois vendía un revolucionario “Cambio en el que se puede creer” (Ahora Sanders promete un “Futuro en el creer”)

Los temidos superdelegados

El resultado del sábado le permite a Sanders espantar o al menos neutralizar el fantasma de la supremacía en superdelagados de la que goza Clinton, que para algunos inclina injustamente la balanza en favor de la exprimera dama y que a otros da una sensación de batalla perdida frente al establishment del partido Demócrata.

Pero en Washington 9 de los 17 superdelegados del estado están con Clinton. Ninguno con Sanders, hasta ahora. Y eso no pareció tener influencia alguna en el resultado.

En Hawaii también la exprimera dama tenía el respaldo del establishment pero tampoco allí eso se tradujo en votos.

De alguna manera eso también refuerza el sentido de movimiento popular y revolucionario que Sanders le quiere dar a su campaña, contra las élites de los partidos, además de contra el conciliábulo entre Wall Street, las corporaciones y la política en Washington DC.

Con todo eso en la bolsa, Sanders enfila ahora hacia Wisconsin, donde la cita electoral será el martes 5 de abril. Y más allá, hacia los grandes estados como Nueva York, California, Nueva Jersey o Pensilvania

Los 86 delegados que ofrece ese estado son, en palabras de Sanders, “un camino a la victoria”.

Los fondos necesarios

Lo más refrescante para la campaña del senador es que, por regla general, éxitos así de sonoros suelen verse seguidos por buenas jornadas en lo que a recaudación de fondos se refiere.

Y eso le vendrá bien a la campaña del senador, quien aunque ha gastado casi tanto como su contrincante, tiene menos dinero en el banco para mantener su esfuerzo proselitista.

Para fines de marzo Sanders disponía de unos US$ 17 millones, tras gastar más de US$ 122 millones desde el inicio de su campaña, según datos de la Comisión Federal de Elecciones.

Clinton ha gastado unos US$ 147 millones, pero tiene un colchón de US$ 74 millones disponibles (de esos más de la mitad de SuperPACs que la apoyan, algo con lo que no cuenta su rival)

El oxígeno de los caucus del oeste le permite a Sanders redoblar sus esfuerzos de recaudación de dinero centrado en las contribuciones de pequeños donantes, ciudadanos particulares, quienes en su gran mayoría no han llegado al tope de US$ 2,700 que marca la ley.

Con el éxito que ha logrado la aventura de Sanders, que el año pasado parecía a muchos quijotesca, es seguro que más de uno de aquellos donantes de la primera hora esté dispuesto a sacar la cartera para apoyar una campaña que ya no luce perdida de antemano como presagiaban algunos.

Lea también:

Más contenido de tu interés