null: nullpx
Elecciones 2016

Bernie Sanders entra en el Oeste arrasando caucus de Idaho y Utah

El senador ganó dos de los tres estados en disputa, y aunque perdió Arizona muestra cierta fortaleza
23 Mar 2016 – 3:06 AM EDT

Por Fernando Peinado @FernandoPeinado desde Salt Lake City, Utah

Bernie Sanders está tratando de convencer a los escépticos asegurándoles que su "ruta a la Casa Blanca pasa por el Oeste" y este martes les dio una primera prueba.

El senador por Vermont ganó claramente los caucus de Utah y Idaho por delante de su rival Hillary Clinton, quien le derrotó con contundencia en el estado vecino de Arizona, también en el Oeste.

En Idaho, Sanders recibió un 78% de sufragios; en Utah su triunfo era claro desde bien pronto: con un 15% de los votos contados, Sanders tenía un 74% de apoyo.

Su victoria se debe en gran parte a que Sanders jugaba en el caso de Utah y Idaho en estados con un perfil demográfico favorable.

Utah es el estado más joven del país, con una media de edad de 30.2 años, en parte por su alta tasa de fertilidad, influida por una cultura mormona que promueve las familias grandes. En Idaho, la media de edad, 34 años, es también menor a la media nacional.



Además, las minorías no tienen gran peso. Aunque la población hispana de Utah ha crecido hasta el 13%. Los blancos no hispanos son una clara mayoría -8 de cada 10 personas, según el censo. En Idaho, los blancos no hispanos suponen un 82.8% del censo.

Margen "impresionante"

Pero aunque se sabía que contaba con ventaja, no se esperaba que Sanders se impusiera de manera tan aplastante.

"El margen de victoria es impresionante", le dijo a Univision Noticias Chris Karpowitz, politólogo de Brigham Young University con sede en Utah, en conversación telefónica sobre el resultado en ese estado.

Karpowitz destaca que el candidato pasó más tiempo que Clinton en el estado lo que generó energía adicional.

Mientras que Sanders celebró en la última semana dos eventos de campaña multitudinarios en Salt Lake City, Clinton solo envió a subalternos como su hija Chelsea Clinton.

Otro profesor de Brigham Young University, Ignacio García, destaca que en los últimos años la corriente más progresista ha ganado fuerza en el Partido Demócrata de Utah.

"Los demócratas de Utah trataron durante mucho tiempo de ganar el voto mormón pero en años recientes ha aceptado que no puede ganar disfrazándose de republicano", le dice García a Univisison Noticias.

Parte de ese cambio viene representado por la demócrata Jackie Biskupski, la primera alcaldesa abiertamente lesbiana de Salt Lake City, elegida en noviembre.



Utah y Idaho tienen adjudicados 33 y 23 delegados respectivamente para la Convención Nacional Demócrata. Su reparto se hará de manera proporcional entre Sanders y Clinton.

Ahora, la campaña demócrata entra en una nueva fase en la que predominarán las votaciones en los estados de la costa Oeste.

Sanders ya tiene las miras puestas en esta región. Pasó la noche del martes en California, donde celebró un evento en San Diego.

El sábado, los demócratas están llamados al voto en Washington, Hawaii y Alaska.

En adelante, será interesante ver si las victorias de Sanders en Utah y Idaho se traducirán en buenos resultados en el resto de la costa oeste, incluidos estados con mayor presencia de latinos como California.

Más de la cobertura electoral de Univision

Más contenido de tu interés