Cumbres Internacionales

Dirigentes del G7 definieron el crecimiento mundial como “prioridad urgente”

Los dirigentes del G7 "reiteraron su compromiso de cara a utilizar todos los instrumentos de política económica -monetaria, presupuestaria y estructural- individual y colectivamente".
27 May 2016 – 12:48 AM EDT


Al término de una cumbre de dos días en Japón, los dirigentes del G7 definieron el crecimiento mundial como "prioridad urgente".

"El crecimiento mundial es nuestra prioridad urgente", afirmaron en su declaración final los jefes de Estado y Gobierno de los siete países industrializados reunidos en Ise-Shima, pequeña localidad costera del centro del archipiélago.

Estimando que "el crecimiento mundial sigue siendo moderado y está por debajo de su potencial mientras que persiste el riesgo de un crecimiento débil", los dirigentes del G7 "reiteraron su compromiso de cara a utilizar todos los instrumentos de política económica -monetaria, presupuestaria y estructural- individual y colectivamente".

Sobre las reformas de fondo de sus sociedades y economías, los siete países se comprometieron a "seguir con las reformas estructurales para reforzar el crecimiento, la productividad y el potencial de producción y dar ejemplo respondiendo a los desafíos estructurales".

Los líderes advierten del empeoramiento de la situación económica global debido a factores como la "debilidad de la demanda y los problemas económicos sin resolver", así como a otros "no económicos" como "la escalada de conflictos geopolíticos, el terrorismos o los flujos de refugiados".

Asimismo, señalan que la eventual salida de Reino Unido de la Unión Europea "revertiría la tendencia hacia un mayor comercio global", y supondría "riesgos para la creación de empleo y para el crecimiento", en alusión a la consulta sobre la permanencia en el club comunitario que este país celebra el próximo 23 de junio.

"Hemos reforzado la resistencia de nuestras economías para evitar caer en otras crisis, y con este fin nos comprometemos a incrementar los esfuerzos para afrontar la actual situación económica tomando todas las políticas adecuadas en el momento preciso", añade la declaración.

En línea con lo acordado por los ministros de Finanzas del G7 durante la reunión que celebraron el fin de semana pasado en Sendai, la declaración señala la necesidad de "usar todas las herramientas políticas disponibles -monetarias, fiscales y estructurales- de forma individual y colectiva".

Los líderes defienden en particular " políticas fiscales y de gasto público tan favorables al crecimiento como sea posible, incluyendo dar la prioridad al gasto a favor de inversiones de alta calidad".

Señalan áreas concretas como " el medio ambiente, la energía, la economía digital, el desarrollo de recursos humanos, la educación, la ciencia y la tecnología".

Asimismo, insisten en la necesidad de "avanzar en reformas estructurales para reforzar el crecimiento y la productividad", y añaden que "las reformas en el mercado laboral siguen siendo necesarias en algunas de nuestras economías".

Entre otros puntos, destacan la necesidad de "mejorar la participación laboral de las mujeres, los jóvenes y las personas mayores", así como de "mejorar la calidad del empleo".

Más contenido de tu interés