null: nullpx
Muertes

Su médico le aseguró que estaba sano y se murió de cáncer: acusan de homicidio a doctor que daba diagnósticos erróneos

Las autoridades federales acusan al doctor Robert Morris Levy de homicidio involuntario en relación con el fallecimiento de tres personas que estuvieron bajo su cuidado en un hospital para veteranos en el estado de Arkansas. También alegan que mintió sobre sus pruebas de consumo de alcohol y drogas.
22 Ago 2019 – 1:48 PM EDT

La Fiscalía federal interpuso tres cargos de homicidio involuntario contra un patólogo de Arkansas que supuestamente ocasionó la muerte de tres pacientes veteranos de las Fuerzas Armadas en ese estado, ya que presentó reportes médicos “incorrectos y engañosos”.

Aunque una de las personas bajo su cuidado tenía cáncer de próstata, el doctor le afirmó que estaba completamente sano y por eso aquel no siguió un tratamiento médico adecuado, según la acusación interpuesta en el Distrito Oeste de Arkansas del Departamento de Justicia (DOJ).

Robert Morris Levy, de 53 años, era jefe de Servicios Médicos de Laboratorio y Patología en el centro médico para veteranos de Fayetteville, en Arkansas. En 2016 lo suspendieron un par de meses por trabajar bajo los efectos del alcohol y lo recontrataron porque completó un programa de sobriedad.

Pero una investigación federal descubrió que cuando Levy regresó a trabajar presentó a su empleador reportes toxicológicos alterados entre junio de 2017 y hasta su despido en 2018. Para evitar que detectaran su engaño, Levy ingirió la sustancia química 2-metil-2-butanol (2M-2B), que permite a una persona burlar las pruebas de consumo de alcohol y drogas, de acuerdo con los fiscales.

Debido a esa adicción él desempeñó su trabajo de manera inapropiada. La denuncia penal señala que el doctor no solo dio información errónea a sus pacientes, sino que en por lo menos dos ocasiones falsificó los registros médicos para indicar que otro patólogo había estado de acuerdo con su diagnóstico.

“La acusación alega que los diagnósticos incorrectos y engañosos de Levy causaron la muerte de tres veteranos”, advierte un comunicado del Departamento de Justicia.

“Estos cargos envían una señal clara de que cualquier persona encargada del cuidado de los veteranos será llamada a rendir cuentas si los ponen en riesgo por trabajar estando incapacitados o por otra mala conducta”, declaró Michael Missal, inspector general del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA).


Más de 3,000 diagnósticos equivocados

El patólogo también enfrenta 12 cargos de fraude electrónico, otros 12 de fraude postal y 4 más de hacer declaraciones falsas en ciertos asuntos.

La investigación que durante 18 meses realizó el Departamento de Asuntos de Veteranos revisó más de 30,000 casos bajo la supervisión de Levy. Así encontró 3,029 errores o diagnósticos equivocados. El reporte concluye que este especialista pudo haber provocado al menos 15 muertes, algunas por cáncer.

El veterano Michael McCoy era un sargento retirado del Ejército de EEUU y fue atendido por Levy. Su esposa, Kathy, dijo en una entrevista con la cadena CBS que él fue en 2014 al centro médico para veteranos de Fayetteville por un fuerte dolor en la pierna.

“Tenía un dolor constante. Llegó al punto que no podía caminar", dijo McCoy a ese medio y subrayó que Levy le dio un diagnóstico equivocado a su marido. "Seguían diciendo que era artritis".

Michael McCoy tenía un coágulo de sangre en la pierna y falleció a finales de 2018, dijo su viuda.

El abogado de Levy, Darren O'Quinn, dijo a la cadena CNN que su cliente es inocente y reclamó que su conducta ha sido objeto de “declaraciones erróneas” en los medios de comunicación. “Una acusación formal es solo una acusación y estamos revisando las acusaciones y recolectando evidencia”, declaró el litigante, quien subrayó que “vigorosamente” defenderá al médico.

Levy recibió en 1997 una licencia médica en el estado de Mississippi. En 2005 fue contratado por el centro médico para veteranos de Fayetteville.

En 2015 fue entrevistado por un panel administrativo de investigación por reportes de que trabajó bajo la influencia del alcohol. Levy negó las acusaciones, pero un año después confirmaron que estuvo borracho en horario de labores.

Como resultado, las autoridades suspendieron su licencia y él finalmente reconoció que se debió “a una conducta no profesional relacionada con un alto contenido de alcohol en la sangre mientras estaba de servicio”. En julio de 2016, el patólogo ingresó voluntariamente a un programa de sobriedad de tres meses que completó en octubre de ese mismo año.

También firmó un acuerdo con la Junta de Licencias Médicas del estado de Mississippi en el cual prometió “abstenerse por completo del consumo de (…) alcohol y otras sustancias que alteran el estado de ánimo” y someterse a exámenes toxicológicos rutinarios. En el mismo aceptó que si no lo cumplía al pie de la letra sería despedido inmediatamente por el VA y perdería su licencia médica.

Estas medidas le permitieron ejercer nuevamente la medicina y volvió al centro de Fayetteville en octubre de 2016. Dos años después lo echaron por no cumplir su palabra y seguir bebiendo.

Si es declarado culpable de todos los cargos, Levy enfrenta una sentencia de hasta 524 años de prisión y una multa de 7.75 millones de dólares.

En fotos: ¿Cómo se llegó a una crisis de salud pública tan grande por los opioides en EEUU?

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MuertesSaludJuicios VeteranosEnfermedades
Publicidad