null: nullpx
Actos Delictivos

Recetaban opioides a cambio de sexo y dinero: decenas de profesionales de la salud son acusados en EEUU

Una trama en la que están implicadas 60 personas sería responsable de la entrega de unas 350,000 recetas de opiáceos y más de 32 millones de pastillas, en lo que se ha calificado como la operación de aplicación de las leyes de prescripción de opioides más grande de la historia.
18 Abr 2019 – 6:00 AM EDT

La corte federal de Cincinnati presentó una acusación este miércoles contra 60 personas, incluidos 31 médicos, siete farmacéuticos, ocho enfermeros y un dentista, por cargos que van desde la distribución ilegal de sustancias o el fraude para su obtención y podrían derivar en sentencias de hasta 50 años de prisión.

La mayoría de los profesionales implicados prescribían opioides a cambio de dinero y/o sexo y operaban en los estados de Ohio, Kentucky, Tennessee, Alabama y West Viriginia, (además de un caso en Pensilvania y otro en Luisiana); en general estados que encabezan la lista en la epidemia de opiáceos y de muertes por sobredosis al año en el país.

La fiscalía estima que esta trama sería responsable de la entrega de 350,000 recetas de opioides y más de 32 millones de pastillas y oficiales la han calificado como la operación de aplicación de las leyes de prescripción de opioides más grande de la historia.

Narcotraficantes de batas blancas

La trama expuesta este miércoles abarca casos muy diversos, desde un dentista que extraía piezas innecesariamente a sus pacientes para justificar la prescripción de analgésicos, médicos que simplemente entregaban formularios de recetas en blanco, firmadas, o el de un doctor que expedía prescripciones deliberadamente a sus amigos en Facebook. Algunos actuaban de forma individual, otros tejían redes con sus compañeros.

Según la fiscalía, uno de los doctores acusados prescribió de una vez más sustancias controladas que ningún otro en Ohio, y en ese mismo estado, una farmacia de Dayton fue acusada de dispensar más de 1.75 millones de pastillas.

Otro doctor en Alabama, reza la acusación, “reclutaba a prostitutas y otras mujeres jóvenes con las cuales mantenía relaciones sexuales” para convertirlas en sus pacientes y le frecuentaban personas que consumían, además, heroína, metanfetamina, cocaína y marihuana; alega una denuncia penal que asegura que agentes de la policía se habían presenciado en su casa en varias ocasiones por sobredosis y otras quejas.

Destaca también el caso del mediático “Rock Doc”, autodenominación del enfermero practicante de 43 años Jeffrey Young, conocido por su participación en un reality show sobre su clínica en Jackson. Young enfrenta cargos federales de narcotráfico, acusado de cambiar drogas por sexo.

Según publicó el diario local Tennessean, Young recetó específicamente alrededor de 1.4 millones de píldoras adictivas y 1,500 parches de fentanilo en un lapso de aproximadamente tres años y como pago por esas drogas aceptaba sexo o acciones que dieran "notoriedad" a su marca "Rock Doc". También se alega que en alguna ocasión el propio Young consultó pacientes bajo los efectos del alcohol o las drogas.

Al menos otro médico de Tennessee está vinculado directamente con la muerte de una persona por abuso de esas sustancias.

La acusación presentada este miércoles reporta que en varios casos, la cantidad de drogas prescritas al mismo paciente en períodos cortos permitiría que éstos pudieran estar consumiendo hasta 15 pastillas al día.

Robert Duncan, fiscal del este de Kentucky, calificó a los médicos involucrados como "narcotraficantes de bata blanca".

La crisis de drogas más mortal de la historia y sus cómplices

En Estados Unidos, más de 70,000 muertes en el año 2017 se atribuyeron a sobredosis de drogas, de las cuales aproximadamente un cuarto fueron causadas por opiáceos prescritos por profesionales de la salud.

Un reportaje de ese mismo año del diario digital español El Confidencial cita una investigación que alega que desde 1999 las ventas de opioides en Estados Unidos se han cuadruplicado, y según datos de 2012, estas sustancias figuran en la mitad de las recetas para tratar el dolor en el país. Médicos aseguran que la tercera parte de las personas a las que se les prescriben opioides durante un mes continúan consumiéndolos un año después.

Una investigación de Associated Press y el Centro de Integridad Pública citada por El Confidencial reveló que los fabricantes de opiáceos se gastaron “ 880 millones de dólares entre 2006 y 2015 en presión política y donaciones para colocar sus productos en todo el país. Una cantidad ocho veces superior a la del poderoso 'lobby' de las armas y 200 veces más que las organizaciones dedicadas a lo contrario, a limitar el consumo de pastillas”.

Ante las acusaciones presentadas este miércoles por la corte federal de Cincinnati el fiscal general de EEUU, William Barr, declaró que "la epidemia de opioides es la crisis de drogas más mortal en la historia de Estados Unidos, y la región de Appalachia ha sufrido consecuencias como ninguna otra".

Mira también:

En fotos: ¿Cómo se llegó a una crisis de salud pública tan grande por los opioides en EEUU?

Loading
Cargando galería
Publicidad