null: nullpx
Acoso Cibernético

“Les cambió la vida y la de todo el vecindario”: arrestan a un hombre en Hawaii por acoso cibernético contra una familia de Utah

Estiman que entre agosto de 2018 y marzo de 2019 más de 500 personas llegaron hasta su casa para ofrecer productos y servicios de todo tipo, desde plomería o reparaciones hasta prostitución y drogas. Habían sido dirigidos a esa dirección a través de páginas de internet. La policía no ha revelado el motivo del acoso, pero dijeron que las víctimas no fueron aleatorias.
29 Nov 2019 – 07:17 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
La familia colocó un cartel en la puerta de la vivienda para avisar a las personas que llegaban a ofrecerles servicios que se trataba de un fraude. Crédito: (Laura Seitz/The Deseret News via AP)

Loren Okamura, un hombre de 44 años, fue arrestado en Hawaii, acusado de ser el artífice de una elaborada campaña de acoso cibernético contra una mujer de Utah y su padre durante varios meses.

Según la familia, entre agosto de 2018 y marzo de 2019 más de 500 personas llegaron a su casa en North Salt Lake para ofrecer servicios de plomería, reparaciones y venta de productos de todo tipo, dirigidas a esa dirección a través de páginas de internet.

Algunas de las visitas, vendedores de droga y proxenetas, revelaron incluso que el acosador publicó la dirección de la familia en Craiglist indicando que el propietario quería “drogas y prostitutas a domicilio”.

El sospechoso enfrenta dos cargos de acoso cibernético, otros dos por transportar a un individuo para ejercer la prostitución y un cargo de amenazas interestatales, según muestran los documentos de la corte, citados por la cadena CNN.

El fiscal federal John Huber, al frente del caso, se negó a proporcionar información con respecto a los cargos contra Okamura por 'transporte para ejercer prostitución'. En el texto de la acusación solo dice que en junio y julio de 2018 el sospechoso habría transportado a la mujer de la familia denunciante a Hawaii con la intención de que ella “se dedicara a la prostitución".

Con respecto al cargo de amenaza, al hombre se le acusa de enviarle mensajes amenazadores, como un correo electrónico en el que le advierte: “Duerme con un ojo abierto y mantente vigilando por encima del hombro, perra loca, vamos por ti y tu tonto papi y loca mami [sic]".

Según la acusación, Okamura, quien también le advirtió a la mujer: "deberías suicidarte y hacerle un favor a tu familia", le dejó numerosos mensajes de audio en su buzón de voz en enero de 2019, a un ritmo de varios mensajes por día.

Tras estas primeras amenazas la familia logró interponer una orden judicial de acoso civil en Utah, así como una orden de cese y desistimiento, pero a pesar de ello el presunto acosador continuó molestándolos.

Hasta el momento la policía no ha revelado el motivo de esta intimidación contra la familia, pero el fiscal del caso comunicó a la prensa que no fueron víctimas aleatorias. La familia, o al menos alguno de sus miembros, conocía al acosador y el padre de la mujer dijo en la televisión hawaiana que sabía por qué ellos habían sido marcados por el sospechoso, pero que no quería dar detalles hasta que hubiera pasado el juicio.

El acoso ha afectado a todo el vecindario

"Es realmente un acoso extremo", dijo Huber. "Debo decir que lo que hizo de este un caso importante para Utah es que una familia fue atormentada con cientos de incidentes y una conducta que realmente cambió su vida e incluso la de su propio vecindario, por lo que la victimización se expandió más allá de una persona o un hogar hasta un vecindario entero. No vamos a dejar que eso siga ocurriendo".

El acecho llegó a volverse tan intenso que la familia instaló un letrero amarillo frente a su casa en el que podía leerse:

Si se le ha pedido que brinde algún servicio en esta dirección como remolque de automóviles, reparación de viviendas, cerrajería, plomería, entrega de alimentos o cualquier otra cosa, llame a la policía de North Salt Lake. Todos somos víctimas de esta estafa.


Vivían con las puertas cerradas y con frecuencia un carro de la policía patrullaba la zona o se parqueaba directamente frente a la entrada de la vivienda, según han informado los medios locales.

El sargento Jeffrey Plank, de la unidad de ciberdelincuencia del Departamento de Seguridad Pública de Utah, viajó a Hawaii la semana pasada y trabajó con agentes de la oficina del FBI en Honolulu para arrestar a Okamura, cuya localizacón tomó unas 15 horas, según dijo el sargento, ya que el sospechoso no tenía una dirección permanente ni un empleo fijo y además usaba una aplicación telefónica para falsificar su ubicación.

Finalmente el hombre fue detenido en un supermercado y este miércoles tuvo una primera audiencia de detención en Honolulu pero, según la prensa local, renunció a su derecho a una audiencia en Hawai y optó por tenerla en Utah.

Por el momento permanece detenido sin fianza bajo custodia del Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos, pues la Oficina del Defensor Público de Honolulu, que debe representarlo, se encontraba cerrada por el festivo de Acción de Gracias. La fiscalía ha pedido que permanezca detenido hasta que sea trasladado a Utah para ser juzgado.

Mira también:

Cargando Video...
Educación primero: Consejos para evitar el acoso cibernético o ‘ciberbullying’

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés