Selección México

Investigan a una pareja en México por matar a su sobrino y esconder sus restos dentro de un refrigerador

El menor de cuatro años había sido reportado como desaparecido desde el mes de noviembre, luego de que sus propios tíos relataron que un grupo de hombres lo había raptado.
20 Mar 2019 – 2:36 PM EDT

CIUDAD DE MÉXICO.-Las autoridades del céntrico estado mexicano de Morelos hallaron el cuerpo calcinado de un niño de 4 años dentro de un refrigerador, en el municipio de Jiutepec. De acuerdo con las primeras investigaciones de la fiscalía local, el tío del menor es el principal sospechoso del asesinato, tras propinarle una serie de golpes y después calcinar y esconder su cuerpo.

Fue el pasado martes cuando elementos de la Fiscalía General del Estado de Morelos (FGE) y de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) recibieron una llamada de auxilio para avisar que en el interior de un refrigerador se encontraba el cuerpo de un niño que había sido reportado como desaparecido desde noviembre de 2018.

“Durante la diligencia ministerial, los elementos de la Coordinación de Servicios Periciales abrieron el refrigerador en cuyo interior se localizaron un total de seis bolsas en capas, conteniendo el cuerpo sin vida de un menor, con características fisionómicas pertenecientes al sexo masculino”, según detalló la fiscalía en un comunicado.



De acuerdo con la Fiscalía General de Morelos, en septiembre de 2018, la madre del menor dejó a sus dos hijos, entre ellos el menor asesinado, bajo el cuidado de su hermana Karina Guadalupe, quien vivía junto con su pareja, Arturo, y dos menores de edad más.

Durante ese tiempo, los dos menores fueron golpeados por su tío, por lo que, durante uno de esos episodios de violencia el niño de 4 años murió a causa de las contusiones provocadas. Las autoridades señalan que, para ocultar su crimen, la pareja prendió fuego al cuerpo del menor en el patio de su casa y después lo escondieron en un refrigerador.

Semanas después, cuando la mujer volvió por los niños, la pareja inventó que cuando sus hijos y sus sobrinos caminaban por la calle, “habían sido interceptados por tres sujetos, quienes se llevaron consigo al menor de 4 años”.

Sin embargo, el hermano de la víctima, de 5 años de edad, contó a su abuela materna que su tío Arturo le había pegado a su hermanito, lo que le provocó sangrado por la boca y oído, y luego sus tíos le prendieron fuego en el patio de la casa.

Al conocer los hechos, la abuela presentó la denuncia e inició la investigación. Aunque la pareja fue detenida, durante las últimas semanas se negaron a decir dónde se encontraba el cadáver del niño.

En el mes de enero, previo a su detención, los tíos de la víctima encargaron a un vecino un refrigerador, con el argumento de que se cambiarían de domicilio y que posteriormente lo recogerían.

Debido a que la pareja no regresó a reclamar el electrodoméstico, que estaba herméticamente cerrado, el vecino lo conservó en el patio de la vivienda.

Ante las altas temperaturas de los últimos días, el refrigerador comenzó a emanar un olor fétido y el vecino prefirió solicitar el apoyo de la Fiscalía.

El cuerpo del menor fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense y con las pruebas y periciales obtenidas, la Fiscalía continuará el proceso judicial en contra de los tíos menor.

Los tres menores quedaron bajo el resguardo de la abuela materna y permanecen en atención psicológica.

La violencia sigue rompiendo récords en México en 2018 (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad