null: nullpx
Policía

El doble abrazo que marcó el extraño cierre del juicio de condena a la exagente policial de Dallas

La audiencia condenatoria de Amber Guyger fue catalogada como inusual por quienes la presenciaron. La familia de la víctima estuvo dividida entre el hermano de Botham Jean, que dijo en la corte que la había perdonado, y el resto de los allegados del fallecido que quedaron decepcionados por la condena de 10 años de prisión para la exagente.
3 Oct 2019 – 5:31 PM EDT

Los fiscales habían pedido para la expolicía de Dallas Amber Guyger una condena de 28 años, la edad que su víctima, Botham Jean, estaría cumpliendo si ella no lo hubiera asesinado de un disparo en su propio apartamento. Pero el jurado le dio 10 años de prisión y la familia del joven negro y quienes los apoyaban fuera de la sala de la corte consideraron la sentencia como una "cachetada en la cara".

Dentro del recinto se vivió una inusual escena. El hermano menor de Jean, Brandt —quien su familia había descrito como el que más sufrió tras el tiroteo— le habló directamente a la expolicía: "No quiero decirte dos veces o por centésima vez todo lo que nos has arrebatado. Creo que tú lo sabes. Tampoco quiero que vayas a prisión. Te deseo lo mejor porque sé que eso sería exactamente lo que Botham hubiera querido", le dijo. "Te amo como persona y no te deseo nada malo", agregó desde el podio y luego le preguntó a la jueza Tammy Kemp: "¿Puedo darle un abrazo (a Guyger)?". Ella lo autorizó.

Guyger y Jean se abrazaron al frente del salón muy fuerte y por algunos segundos, ambos lloraban. En la sala se escuchaban también sollozos de otras personas. Luego, Kemp, quien presidió el caso, descendió del podio secándose las lágrimas y abrazó a cada miembro de la familia Jean. También se dirigió a Guyger en lo que fue considerado otro momento emotivo, le entregó una Biblia y la abrazó.

Los sentimientos en el lugar estaban divididos. La madre de la víctima, Allison Jean, dijo a los medios tras la condena que "10 años en prisión son 10 años para que ella (la policía) reflexione y para que haga cambios en su vida", pero agregó que Dallas aún tiene mucho por hacer para prevenir futuros tiroteos como el que acabó con la vida de su hijo.

Changa Higgins, miembro de la coalición de que vigila a la Policía Comunitaria de Dallas, aseguró que aunque el veredicto de culpabilidad dio esperanza a las personas, la extensión de la condena acabó con todo. "Toda esta mierda del perdón no la entiendo", dijo a la web Texas Tribune al referirse al abrazo entre Brandt y la exagente. "No obtuvieron justicia, pero al mismo tiempo esa es su prerrogativa".

Así fue la inusual conclusión del este caso que atrapó la atención nacional debido a los numerosos incidentes de abuso policial de parte de agentes blancos contra personas negras.


Los hechos ocurrieron el 6 de septiembre de 2018. Por la noche y después de un largo turno, Guyger dijo que iba entrando a su propio apartamento en el tercer piso y confundió a Jean con un ladrón y le disparó en el pecho, temiendo por su vida. Lo mató. La realidad es que la exagente había entrado a la casa del joven, en el cuarto piso, mientras él se encontraba sentado en su sofá comiéndose un tazón de helado. El jurado rechazó esta semana la versión de la mujer y esta semana la acusó por el asesinato.

Bajo las leyes de Texas, los miembros del jurado, 12 en total, son quienes deciden la sentencia. Ya habían rechazado el argumento de que ella disparó en defensa propia, lo que podría haber puesto su condena en un rango de dos a 20 años. En su lugar, ellos decidieron bajar el rango de tiempo que podría tener el castigo, llevándolo a entre cinco y 99 años. Y este miércoles finalmente dictaron sentencia de 10 años al hallarla culpable por el asesinato de Jean.

El profesor de la escuela de Leyes del Sur de Texas, Kenneth Williams, dijo a The Washington Post que imaginaba que al ser una oficial de policía y a pesar de que la hallaron culpable, "podría haber algunos miembros del jurado que pudieran haber sentido empatía por ella".

Para el abogado de la familia Jean, Lee Merritt, la sentencia solo dio muestras de que el sistema de justicia no funciona al tratar injustamente a las personas de color: "El sistema de justicia completo es desproporcionadamente cruel con los negros y excepcionalmente benevolente cuando se trata de mujeres blancas", escribió en su cuenta de Twitter.

Luego retuiteó varios trinos de Kristen Clarke, directora ejecutiva del Comité de Abogados por los Derechos Civiles, quien comparó la condena de 10 años para Guyger por haber asesinado a una persona con varios casos de personas negras, entre ellos el de un hombre condenado a cárcel de por vida por vender crack o el de un adolescente de 16 años que pasó 14 años en prisión por un crimen que no cometió.

En fotos: La insólita muerte de Botham Jean, baleado por una oficial en su propio apartamento

Loading
Cargando galería
Publicidad