Criminalidad y Justicia

CNDH accede a necropsias de seis de los ocho muertos tras enfrentamiento en Oaxaca

El funcionario detalló que debido a la desconfianza de la población de Nochixtlán, al inicio fue complicado investigar los hechos
27 Jun 2016 – 11:55 AM EDT

La Comisión Nacional de Derechos Humanos informó que tuvo acceso a seis necropsias de los ocho fallecidos el pasado domingo en Nochixtlán durante un enfrentamiento entre maestros y simpatizantes contra policías en el sureño estado de Oaxaca.

En una entrevista televisiva, el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, señaló que se han recabado 215 testimoniales de pobladores y elementos de la policía que fueron lesionados. También realizaron acompañamiento a familiares que se desplazaron y facilitaron la liberación de periodistas retenidos.

"Estamos trabajando intensamente desde las primeras horas de lo acontecido en Nochixtlán para integrar el expediente, documentar e investigar si la intervención de la Policía Federal se dio conforme a protocolos. Reprobamos la pérdida de vidas", dijo González Pérez.

El funcionario detalló que debido a la desconfianza de la población de Nochixtlán, al inicio fue complicado investigar los hechos, pero después les permitieron realizar su trabajo.

Sobre las necropsias a las que tuvo acceso señalo que se encuentran en el proceso de integración de la indagatoria para saber qué elementos balísticos privaron de la vida a estas personas, corroborarlo con trayectorias así como la posición de la víctima y el victimario.

Este lunes integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) sostendrán una segunda reunión con el gobierno mexicano en el que esperan que se den muestras de sensibilidad política.

La mesa de diálogo se estableció el pasado miércoles luego de la muerte de al menos ocho personas, según cifras oficiales, en un choque entre maestros y simpatizantes con policías en el sureño estado de Oaxaca.

Dicha violencia empujó a un diálogo entre la CNTE y funcionarios de alto nivel, si bien el secretario de Educación, Aurelio Nuño, ha remarcado en varias ocasiones que la reforma educativa no se modificará.

"Exigimos tres puntos. Derogación de la reforma, la construcción de un nuevo modelo educativo donde todos participemos y la reparación de todos los daños causados", explicó el secretario de la CNTE en la Ciudad de México.

Ello incluye liberar a presos políticos, reparación del años a los familiares de los fallecidos y devolver el trabajo a aquellos maestros que han sido cesados, remarcó.

La CNTE, que tiene mayor fuerza en Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero, los estados más pobres del país, se opone frontalmente a la reforma, que estableció la evaluación continua del personal docente y puso fin a añejos privilegios sindicales.

Tiene unos 200.000 afiliados en el país, 80.000 de ellos en Oaxaca, y fue en este estado donde en julio del pasado año perdieron buena parte de su poder cuando se les quitó el control que tenían del Instituto Estatal de Educación Pública (Ieepo).

Lea:


RELACIONADOS:Criminalidad y Justicia
Publicidad