Crímenes

Revelan intercambio de mensajes entre príncipe heredero saudita y ayudante que supervisó el asesinato de Khashoggi

La CIA ha calificado en sus evaluaciones de que Mohammed bin Salman estuvo involucrado en el asesinato con "confianza media-alta", y en privado, los funcionarios han dicho que es inconcebible que el príncipe, que ejerce la autoridad total sobre el gobierno, no haya podido saber nada de eso”.
2 Dic 2018 – 11:36 AM EST

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman (MBS, como se le coonce tambien) intercambió mensajes con un ayudante que presuntamente supervisó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, desaparecido en el consulado saudita en Estambul, Turquía, el 2 de octubre y cuyo cuerpo sigue sin aparecer.

En las horas previas y posteriores a la muerte de Khashoggi, MBS y un asesor de alto nivel que supuestamente supervisó el asesinato intercambiaron múltiples mensajes, según personas familiarizadas con el asunto, reportó este domingo el diario The Washington Post.

El diario agregó que las comunicaciones entre los dos hombres constituyen una “nueva pieza de evidencia” que vincula al príncipe heredero del trono de Arabia Saudita con el asesinato de Khashoggi, un antiguo miembro del palacio que se convirtió en crítico prominente, y que también colaboró como columnista de The Washington Post.


Reporte de la CIA

Un reporte previo de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) incluyó la existencia de los mensajes entre MBS y el ayudante. El informe clasificado señala que es probable que el príncipe heredero haya ordenado la muerte de Khashoggi, “una opinión que los funcionarios de la agencia han compartido con miembros del Congreso y la Casa Blanca”, dijo el Post.

MBS intercambió los mensajes el 2 de octubre con Saud al-Qahtani, uno de sus colaboradores más cercanos y un partidario público feroz que ha mantenido una lista negra de aquellos que considera desleales al reino, añade el reporte.

El contenido de los mensajes, y la forma en que tomaron los mensajes, no se conocía, de acuerdo con personas familiarizadas con el asunto, señala el diario.


Al menos 11 mensajes

El sábado el diario The Wall Street Journal (WSJ) reportó por primera vez que Mohammed bin Salman “había enviado al menos 11 mensajes a Qahtani antes y después del asesinato”.

La CIA calificó en su evaluación de que Mohammed estuvo involucrado en el asesinato con "confianza media-alta", y en privado, los funcionarios han dicho que es inconcebible que el príncipe, que ejerce la autoridad total sobre el gobierno, no haya podido saber nada de eso”, dice el Post.

El Post había ha descrito previamente a los funcionarios diciendo que la CIA tenía una gran confianza en su evaluación.

Un funcionario familiarizado con las conclusiones de la CIA le dijo al diario que "la posición aceptada es que no hay forma de que esto suceda sin que él (MBS) lo sepa o esté involucrado".

La CIA se negó a hacer comentarios, y fuentes del periódico indicaron que la agencia no ha encontrado ninguna pieza de evidencia que vincule de manera irrefutable a Mohammed directamente con el asesinato del periodista.


La postura de Trump

Este domingo funcionarios del gobierno de Donald Trump enfatizaron la importancia de que Estados Unidos mantenga una relación cercana con Arabia Saudita. El reino ha reconocido que sus agentes mataron a Khashoggi, pero dice que la operación no fue autorizada por el príncipe heredero y fue llevada a cabo por actores deshonestos.

"He leído todos los datos de inteligencia que están en poder del gobierno de Estados Unidos", dijo el secretario de Estado Mike Pompeo en una entrevista con CNN el sábado, "y cuando se hace, cuando completa ese análisis, no hay información directa” (…) Pruebas que lo vinculen con el asesinato de Jamal Khashoggi".

Pompeo, además, se negó a comentar sobre la evaluación clasificada de la CIA y dijo que Estados Unidos estaba trabajando estrechamente con Arabia Saudita en los principales problemas de política exterior, incluido Afganistán, y que el reino era un contrapeso regional vital para Irán.

La relación entre el reino árabe y Washington "ha importado durante 70 años en las administraciones tanto republicana como demócrata", dijo Pompeo, quien anteriormente se desempeñó como director de la CIA. "Sigue siendo una relación importante, y nuestro objetivo es mantener esa relación con el Reino de Arabia Saudita", reporta el Post.


Pieza clave

Qahtani se ha convertido en un jugador clave en el asesinato de Khashoggi y en un vínculo convincente con el príncipe.

Una evaluación de la CIA revela que Maher Mutreb había supervisado el crimen y llamó a Qahtani desde el interior del consulado para informarle que Khashoggi estaba muerto, informó el Post previamente.

Mutreb, un oficial de seguridad que a menudo estaba al lado del príncipe heredero se ve en las imágenes de una cámara de seguridad que entran y salen del consulado el día en que Khashoggi fue asesinado. El cuerpo del periodista habría sido descuartizado y desaparecido.

El Post dijo además que la comunidad de inteligencia estadounidense “también tiene intercepciones de comunicaciones antes de que Khashoggi fuera asesinado, lo que demuestra que MBS había ordenado una operación para atraerlo a Arabia Saudita.

Los amigos de Khashoggi han dicho que Qahtani llamó al periodista y aumentó el potencial de su trabajo para el príncipe heredero si terminaba su exilio autoimpuesto en Virginia y regresaba a su país natal.

Las comunicaciones que los Estados Unidos interceptaron en julio muestran que Mohammed había preguntado a altos funcionarios de la inteligencia saudita sobre el estado de un plan para atraer a Khashoggi a Arabia Saudita, según un funcionario de inteligencia.

El papel de Trump

Trump, que ha recibido información sobre los hallazgos de la CIA, ha sido equívoco al culpar al príncipe heredero, quien trabaja en estrecha colaboración con el yerno del presidente y asesor sénior Jared Kushner sobre los problemas del Medio Oriente.

"¡Tal vez lo hizo o quizás no!", Dijo Trump en un comunicado el mes pasado, agregando que los verdaderos culpables podrían nunca ser conocidos.

Trump, cuyo primer viaje como presidente fue a Arabia Saudita, es un firme defensor de la relación estratégica con el reino árabe y el beneficio para la economía estadounidense, tras un contrato por la compra de armas valorado en 110,000 millones de dólares en un período de 10 años.

Imágenes: estos periodistas han sido asesinados en México

Loading
Cargando galería
Publicidad