null: nullpx
Asesinatos

Piden pena de muerte para los asesinos de Khashoggi mientras buscan exculpar a la corona saudita del caso

Washington sancionó a 17 saudíes relacionados con la muerte del periodista, incluyendo a Saud al Qahtani, uno de los principales asesores del príncipe heredero Mohamed bin Salman.
15 Nov 2018 – 11:47 AM EST

Las autoridades de Arabia Saudita pedirán la pena de muerte para cinco de los 11 sospechosos acusados por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, informaron este jueves.

Khashoggi, un hombre cercano a la corona saudita que se volvió una de las voces más críticas de la política de ese país, fue asesinado en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía, el pasado 2 de octubre.

Su cuerpo fue desmembrado y retirado del edificio y se desconoce el paradero de sus restos. El fiscal adjunto y portavoz Shalaan al-Shalaan dijo a la prensa que, tras una lucha, el periodista murió por una inyección letal.

El crimen causó indignación a nivel mundial y una crisis política en el reino.

Shalaan añadió que el columnista de The Washington Post fue asesinado en medio de 'negociaciones' por su regreso a Arabia Saudita. Dijo que el jefe del equipo negociador enviado a Estambul ordenó el asesinato.

Un alto funcionario del gobierno identificó al jefe como Maher Mutreb, un asesor de gobierno que ha aparecido en fotografías con el príncipe Mohammed en visitas oficiales a Estados Unidos y Europa.


En cuanto a la corona saudita, que es señalada por muchos como actor principal en este caso, los voceros y autoridades tratan de distanciarla del crimen. Cuando se le preguntó si el príncipe heredero, Mohammed bin Salman, tuvo algún papel en el asesinato, el vocero dijo que él "no tenía ningún conocimiento".

El presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, aseguró que la orden provino del más alto nivel de liderazgo de Arabia Saudita, pero probablemente no del rey Salman, poniendo el foco de atención en su heredero, el príncipe Mohammed, de 33 años.

Sanciones de Washington

El presidente Donald Trump, ha variado sus posturas desde poner en duda que la corona hubiera estado involucrada hasta sugerir que la responsabilidad última es del príncipe.

Precisamente, este jueves Washington sancionó a 17 saudíes relacionados con la muerte del periodista, incluyendo a Saud al Qahtani, uno de los principales asesores del príncipe heredero Mohamed bin Salman.

El Departamento del Tesoro estadounidense aseguró en un comunicado que todos los sancionados "formaron parte de los planes y la ejecución" de la operación que terminó con el asesinato de Khashoggi.

Arabia Saudita inicialmente negó cualquier conocimiento de la desaparición de Khashoggi pero con el paso de los días fue ofreciendo explicaciones contradictorias.

De hecho, algunos detalles proporcionados este jueves nuevamente contradecían las versiones anteriores, ya que hasta ahora no se mencionaba el uso de inyección letal.

Pena capital

El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, dijo que las medidas anunciadas por la oficina del fiscal de Arabia Saudita eran "positivas, pero insuficientes" y repitió la demanda de que el equipo de 15 hombres acusados sea juzgado en Turquía.

"El fiscal ha solicitado la pena de muerte para cinco personas que están acusadas de ordenar y cometer el crimen y sentencias apropiadas para las otras personas acusadas", dijo Shalaan, sin aclarar cuáles serían tales sentencias.

Dijo que 11 sospechosos han sido acusados y serán remitidos a los tribunales, mientras que las investigaciones con más sospechosos continuarán.


Se ha impuesto una prohibición de viajar a un exasesor principal del príncipe heredero, Saud al-Qahtani, mientras continúan las investigaciones sobre su papel en el crimen, explicó Shalaan.

A semanas del asesinato, Turquía está manteniendo la presión sobre el Príncipe Mohammed y ha publicado una serie de pruebas que socavaron las primeras negaciones de Arabia Saudita de su presunta participación.

Turquía dice que tiene grabaciones relacionadas con el asesinato que ha compartido con los aliados occidentales. Erdogan dijo que las grabaciones son "espantosas".

Shalaan se negó a confirmar o negar si las autoridades saudíes escucharon las grabaciones. Dijo que el reino le pidió a Turquía que compartiera testimonios de testigos y que entregara los teléfonos de Khashoggi.


Adiós a los periodistas ecuatorianos asesinados en Colombia por rebeldes disidentes de las FARC

Loading
Cargando galería
Publicidad